Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 22 de junio de 2018

Teología de los números

Para comprender por qué es una teología debo aclarar que tiene un sentido pitagórico, y también, mi comprensión de Dios

El primogénito de la creación es el número 1, que es el ser, y el 0 es sólo una concepción mental de que no está manifestada la existencia para ese espectro de realidad

El 1 puede unirse a otro 1 y así unir fuerzas para algo nuevo en coexistencia (1+1=2), o pueden unir fuerzas para un bien común en unificación de existencias (1+1=1)

Sólo se nos enseña en matemáticas el concepto de coexistencia, no de valor ontológico, así pues, tratar de forzar una relación sentimental con alguien que no te quiere, resulta en 1+0=0; pero si hay una sinergia, esa meta en común puede ser tan fuerte que logra manifestarse en un nuevo ser: 1+1=3 (ser padres), el cual también es válido si ponemos 2 = 3 = 1, donde 2 es la coexistencia de fuerzas, 3 es el traer un nuevo ser, y 1 es la unidad de la familia

De donde se saca que todos los números son en realidad el 1 junto a todos los demás 1; pero cada quien con un propósito diferente

En un conjunto {-ꝏ, ... -3, -2, -1, 0, 1, 2, 3, ..., ꝏ}, donde cualquiera de sus elementos no jale parejo con el grupo, el valor de todo se vuelve un 0 = 0, porque no funcionan las cosas; pero si todos jalan parejos y hacen que todo funcione, entonces 0 (que es la suma de todos los elementos) = 1

De igual manera, el 1 es omnipresente en todos lados:
(X)(1)=X, por lo que 5 = 5x1 (no se ve pero ahí está)
De igual forma para las potencias y divisiones, lo que nos demuestra que hay planos más allá aunque no los veamos o sintamos

Es por eso que llamo a esto teología de los números, porque mediante números nos damos cuenta de que hay un ser supremo, el ser (1) y con esto se llega a la misma conclusión a la que llegó Pitágoras hace tiempo: todo se reduce a un número

viernes, 15 de junio de 2018

Verdades incómodas sobre los lectores

Esto posiblemente duela a muchos; pero es lo que he visto

La verdad es que los lectores no leen porque sean más inteligentes. Se creen más inteligentes. Los lectores no leen porque quieran disfrutar otros mundos, vivir aventuras o gozar con la belleza literaria. Quieren escapar de su realidad

Los lectores voraces no son tan diferentes de los adictos, o de los que se la pasan en el celular todo el tiempo, o viendo televisión durante horas. Son la misma gata sólo que revolcada de manera diferente

La gran mayoría son personas que no encajan en grupos y deciden aislarse negando su realidad con los primeros mundos o primeras aventuras que encuentran. Muestra de ello es simple, leen lo que los demás leen. Compran el libro que las librerías les dicen que deben comprar. Tienen que tener toda la colección del mismo autor aunque no todas sus obras les gusten. Tienen que leer y van a leer lo que el mercado les dicte. En ese sentido, no son diferentes a nadie, ni mucho menos de aquellos que se acaban la cajetilla y abren otra, o de aquellos que se acaban una temporada y siguen con otra

Cierto, es impresionante la cantidad de libros que leen en países de primer mundo... igual su taza de suicidios

Cierto, se oye bien decir que leíste decenas de libros en un año o a que en tu corta edad ya llevas "x" cantidad de libros leídos... cantidad no significa, entiéndanlo, calidad

Además, muchos lectores se van por la fácil, libros que repiten una y otra vez la misma fórmula sencilla. ¿Por qué no aceptan retos? ¿Es que acaso son mentiras lo que se dice de que leer fortalece la mente? Pues no, no es mentira; pero también atrofia si no sales de tu zona cómoda

viernes, 8 de junio de 2018

Leer: tiempo contra interés

Invité a una crítica de arte, al ver que también reseñaba libros, a que me diera una crítica de mis libros, su respuesta fue, y cito directamente del correo que me envió:
"leer no es un asunto de "interés" es de tiempo, no puedo dar un dictamen o crítica, no tengo el tiempo suficiente para eso"

Si no tiene tiempo para hacer lo que se dedica, que es hacer críticas de arte, ¿para qué tendrá tiempo? Bueno, eso no me incumbe; pero sí me puso a pensar en algo muy importante. ¿Realmente leer es cuestión de tiempo y no de interés? (Nótese que son mutuamente excluyentes)

Creo que es más que obvio que quien tiene interés, se busca un tiempo; pero bien es cierto que si no tienes ni los medios para hacerte de ese tiempo, difícil será lograr la meta de leer, así que sí, son mutuamente excluyentes. Quien tiene tiempo, puede no tener interés de leer, o sí tenerlo. Quien tiene interés de leer, puede o no tener tiempo para hacerlo. Así que pasemos al siguiente nivel, ¿tenemos tiempo para leer?

La respuesta la encontraremos agarrando una calculadora y un cronómetro, ¿para qué? Para contar todo el tiempo que pasamos en las redes sociales. Para contar todo el tiempo que pasamos jugando (en la computadora, en el celular; pero jugando). Para contar todo el tiempo que invertimos en ver series y películas. Para contar el tiempo que invertimos en hacernos tarugos, ya sea solos o acompañados

Entonces nos daremos cuenta de que no es que haga falta tiempo, es que además, falta interés. Mejor admitan que no quieren leer y se acabó

viernes, 1 de junio de 2018

Sshh... se leen... ¿palomitas? Bajo la misma estrella

De esos momentos en los que me quedé con ganas de leer algo no profundo y que me sirviera para distraerme y desentumir la mente, gracias a mi esposa leí el libro de John Green

Honestamente no está mal, se nota que le puso mucho cariño y esfuerzo en el proceso de desarrollar la idea y la trama. Tiene detalles chuscos y es de lectura fácil, por lo que me queda claro el por qué ganó la simpatía de los lectores y, sin duda, fue un éxito de ventas

Creo que el único punto negativo sería que está inmerso en el empuje que hubo respecto al cáncer, que se aprovecharon muchos mercadólogos para vender el concepto del enfermo terminal que vive una aventura maravillosa. Quizá si le hubiera puesto, no sé, SIDA, lepra, ébola, hubiera estado perfecto... pero bueno, creo que también gran parte de que la gente encontrara el libro es que estaba dentro de la onda de choque que esa enfermedad causó a la moda

Respecto al libro, lo que puedo decir es que ni lo intentaron. La adaptación quedó muy por debajo de las expectativas no sólo básicas de llevar un libro a la pantalla, sino de hacer que la película, por sí sola, tuviera la solidez necesaria para amarrar al público y lograr una conexión con sus personajes o la historia

Quedó mucho al aire debido a la necesidad de no salir del tiempo que la media comercial de una película dominguera exige. No es necesario leer el libro para darte cuenta de que la película carece de algo, no está bien cocinada, no está firme, está a medio cuajar

Por esto, y de manera contundente, el libro se lleva la victoria de calle, y la película... ojalá la vuelvan a hacer porque esta les quedó cruda

viernes, 25 de mayo de 2018

Sshh... se leen... ¿palomitas? Aullido

Este libro lo leí en su idioma original (inglés), porque consideré que era mucho mejor leerlo en su versión original ya que es el libro que dio origen a una de las películas que más he disfrutado

La película de 1981 y el libro de Gary Brandner no tienen mucho en común, más bien podía hasta decirse que sólo algunos nombres y ciertas escenas fueron basadas en el libro original, por lo que hablar de una adaptación y de qué fue mejor, si el libro o la película, resulta imposible, ya que podemos hablar de dos tramas totalmente diferentes

En la película, más violenta, los hombres lobo son una mezcla perfecta de las anatomías de ambas especies. En el libro, son lobos gigantes

En la película, sabes que hay hombres lobo desde el inicio. En el libro, tienes que avanzar 1/3 parte para medio darte a la sospecha

La fotografía, así como los efectos especiales fueron espectaculares para su tiempo, incluso puede decirse que la transformación de Eddie Quist es una de las mejores de todos los tiempos a pesar de ser muy lenta, que es de lo que más se queja la gente... yo me quejaba de niño (la vi a los 4 años)

Si me preguntan cuál es mejor, indudablemente el libro. Desde el principio hay acción, y sabes que va a acabar todo mal; pero es por morbo que sigues viendo. Además de que son los mejores hombres lobo de toda la historia

El libro, es lento, gasta muchos capítulos en crear un suspenso que al final termina demasiado rápido, casi pareciera que Gary estuvo apurado en terminarlo, dejando algunas cosas en el cliché y no en la sucesión lógica

La película tiene, a mi parecer, estos puntos malos: Poco tiempo en cámara para los hombres lobo, la escena final deja mucho qué desear, y hubieran hecho algo mejor para fundamentar que la chica se queda durante toda la transformación (no sé, quizá que quede atorada, o que Eddie la haya lastimado, porque sí, es una transformación de 3 minutos, así que da tiempo para hacer algo)

Aún así, una excelente película para un libro un tanto sin sabor