Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 30 de marzo de 2012

El mundo según Sujeili Saberhagen

Otro cuento mío (que por cierto, me originó muchos problemas con psicólogos y psiquiatras, porque los inútiles no podían comprender mi genialidad)


"Una vez más el despertador suena. Lo apago. Recibo unas últimas caricias de mi almohada y me levanto. Voy al tocador y sin verme en el espejo me peino y me retoco el maquillaje. Abro mi guardarropa y pienso la ropa que voy a usar. Agarro un pantalón, unas botas, una camiseta de Dark Tranquillity y mi chamarra. Agarro mi mochila y sin abrir mi ventana ni arreglar mi cama me dirijo a la escuela

La gente al verme se asusta. Me siento bien conmigo misma. Me gusta que me teman, porque si me temen no me atacan

Pido la parada al camión y está repleto, mejor espero otro. Me falta algo. Saco de mi mochila mis discos, ¿Cuál pondré, Lacrimosa, Dark Tranquillity, Geasa, Korn, Testament...? ¡Ese! Me pongo mis audífonos y subo el volumen a todo lo que da. Ya viene otro camión y en ese sí quepo. Pido la parada, me subo y pago. Me siento junto a la ventana. Me gusta ver cómo pasan las cosas tan rápido cuando el camión avanza. Me pongo a pensar en lo que me dijo mi hermano sobre el tiempo. No existe el presente, pues cuando es presente ya es pasado y cuando anhelas el futuro ya es presente; pero ya se hizo pasado y ya no le entendí. Miro mis muñecas llenas de cicatrices. ¡Cómo me gustaría saber en qué fallé! ¿Por qué se cerraron mis heridas? Las acaricio. Su superficie es casi sensual. No se siente tan bien como cuando pasé el cuchillo por sobre ellas; pero se sigue sintiendo bien. Recorro con mis dedos índices desde su inicio hasta su fin. Lento, muy lento, disfrutándolas. Son muy largas. Llegan de lado a lado. Vuelvo a voltear a la ventana y doy un suspiro de ilusión por mi anhelada muerte

Ya casi estoy en la escuela. Pido la parada. Bajo del camión y entro directo a mi salón. Me siento al fondo (Como siempre) y agarro un libro de mi mochila... ¡No es mío! ¡Es de mi hermano! Adentro tiene un papel. Lo leo. Dice: "Cosita, para cuando te sientas sola. Te quiero." ¿De qué tratará el libro? Lo abro y son fotos. La primera que vi fue cuando mi hermano me tenía en sus brazos en mi cumpleaños noveno. Aún no tenía esa gigantesca cicatriz en el rostro que me hicieron cuando me violaron a los trece años. Paso lentamente mi dedo índice sobre la  muy profunda hendidura que va de arriba de mi ojo izquierdo hasta abajo de mi ojo derecho y mientras hago eso me acuerdo de ese momento en que un imbécil abusó de mí. La superficie, que nunca cerró bien por una infección, no se siente tan sensual como las de mis muñecas; pero se siente bien. La música de Testament no me deja pensar en el momento en que... bueno... ¿Para qué volver a mencionarlo?

Apenas acabo de tocar mi marca y me sale una lágrima que cae sobre la foto. Extraño a mi hermano. Me duele no ser virgen. Me duele también que mis padres no me comprendan. Unas compañeras se burlan al verme sufrir. No aguanto las ganas de llorar. Me siento tan sola. Tan sola. Mi hermano está en Roma. Lo extraño. Ya no soporto el llanto y me tapo la cara con un cuaderno. Lloro en silencio mientras me acuerdo de cuando bailé un vals con mi hermano. Mis papás dijeron que fue mi culpa el que me hayan violado y no me quisieron hacer mi fiesta de quince años. Mi hermano bailó conmigo mi vals en mi cuarto. Creo que no paré de bailar con él durante más de dos horas

No me entero que ya había empezado la clase sino hasta que el maestro me preguntó si estaba muy interesante mi lectura. Me quito los audífonos y me seco las lágrimas para contestarle, sin quitarme el cuaderno de la cara, que sí. Me quita el cuaderno del rostro y me manda con el director. Voy con él y me recibe con mal semblante. "¿Qué te crees tú?" (Me pregunta) "¿Qué acaso no sabes que aquí hay reglas?" Y le contesto: "¿No sabe que hay diez mandamientos? ¿Los obedece?" Me manda de regreso a mi casa

Ya está lloviendo y como me encanta la lluvia, me regreso a pie. Como el agua tiene empapado mi rostro nadie se da cuenta que estoy llorando. Todos los puentes peatonales me seducen para que me tire por ellos; pero tengo mucho sueño como para matarme (¡Vaya respuesta!)

Llego a mi casa. Mi mamá me da una bofetada y un sermón. Me baño y me pongo mi pijama. Me recuesto y tomo una carta que recibí apenas hace tres días. Es de mi hermano. La carta dice: "Sé cuánto sufres. Ya no sigas así. Piensa bien que no fue tu culpa. Mi florecita primaveral, te amo, no te quiero ver sufrir. Ahí te envío este rosario para que en esos momentos reces y verás que se te aclararán muchas cosas..." y la carta sigue con ese tipo de frases. Agarro mi diario y le doy una repasada a todo lo que he escrito. ¡Vaya si escribo muchas cosas sobre la muerte! Pero más me sorprende que escribo "Mi hermano" demasiadas veces ¿Cuántas veces pensaré en mi hermano sin darme cuenta?

En ese momento suena el teléfono y contesto pensando que puede ser mi hermano. No. Es mi novio. "¿Sujeili? ¿Quieres ir a un homenaje que se le va a hacer a The Cure en el Hard Rock, hoy, a las diez de la noche?" Me pregunta Damián y le contesto: "Espera, deja pido permiso. ¡Mamá..." Ni siquiera me deja hablar cuando me contesta que no, que sea lo que sea no. "Listo, pasa por mí a las nueve." Cuelgo después de que nos mandamos besos y empiezo a planear todo para salirme con la mía (Como si fuera muy difícil simplemente agarrar mis cosas e irme, para el caso que me hacen)

Son las once de la mañana. Me encierro en mi cuarto y saco una jeringa. Le pongo 300 unidades de morfina y me inyecto en una vena que vi en mi mano (No sé si es ahí; pero así me drogo) Me recuesto y me duermo

No he comido nada en todo el día y apenas me desperté a tiempo para vestirme y salir a esperar a Damián. Son las ocho y media. Mi novio llega en su auto (No sé de autos; pero es muy bonito y de color negro), nos saludamos y vamos al Hard Rock. Le cuento mis problemas y él como si nada. Sé bien que no me ama, que está conmigo por las ganas que tiene de tener sexo conmigo. No me importa. Sigo hablando hasta que me interrumpe diciendo: "Ya llegamos." Me seco las lágrimas y entramos

Ya ha empezado todo. Damián me da unas pastillas. Sí, sé qué son. Las tomo con un poco de brandy y al poco rato me hacen efecto. El cómo estuvo el ambiente no lo sé. Ni sé qué hice ni lo que no hice (Pero eso sí, la música es genial, al menos la poca que comprendí)

Por la poca razón que me queda me doy cuenta que Damián me lleva a un baño y trata de hacerme suya. En ese momento sé que está mal; pero con tal de sentirme apreciada, trato de acceder.
No puedo. Sus manos sobre mi cuerpo me recuerdan ese terrible momento que sufrí a los trece años. Rechazo el cuerpo de Damián y se enoja porque siempre es lo mismo. Se va furioso. Me parece ver algo en el suelo. Sus llaves. Las llaves de su auto. Las tomo. Salgo del baño. Damián está buscando entre su ropa algo, seguramente sus llaves. Me vale. Salgo y me llevo su auto

La droga no me ayuda a pensar. Me pitan. Me insultan. Seguramente no estoy manejando bien (¡Qué razonamiento tan genial!) Veo la aguja que marca la velocidad. Dos seguido del cuatro y no sé que más de kilómetros por hora. Bien. Ahora el chiste es saber en qué dirección. Demasiado tarde. Choco con sabrá Dios qué y me desmayo

No sentí los tres días que estuve en coma. Despierto y me doy cuenta que tengo oxígeno conectado. Muchas cosas raras más están en mi cuerpo, de las cuales reconozco el collarín, el yeso en mis piernas y el suero. La mano derecha está sobre mi vientre y la izquierda no la encontré. Trato de encontrarla siguiendo mi brazo; pero ¿Cuál brazo? No está mi brazo izquierdo. Cierro el ojo derecho. Sí veo con el izquierdo. Cierro el ojo izquierdo. Sí veo con el derecho. Trato de mover los dedos de los pies. Sí puedo. Trato de mover la mano que me queda. Sí puedo. Trato de hablar. No me sale la voz. Tengo frío. Tengo miedo

Llega un doctor y me hago la dormida. Oigo (¡Oigo!) al doctor, le dice a la enfermera que era una lástima, pues soy la octava persona que llega en este estado o peor al hospital. Ninguna de las personas ha sobrevivido. No me dan esperanzas debido a tanta droga que tengo dentro del cuerpo. Si me ponen algún medicamento me puede venir un colapso, un infarto o un paro respiratorio y que por eso no pudieron combatir mi gangrena en el brazo izquierdo

La enfermera le dice al doctor que mi ritmo cardíaco es muy inestable. A veces está apenas arriba de 10 y que otras está casi llegando a 500. Dice que es un milagro que aún viva. Un corazón normal no aguanta esos cambios tan bruscos y menos esos niveles. El doctor le contesta que de seguro Dios me quiere viva para algo

Se van. Medito lo que mencionaron sobre mí. ¿Será cierto? Me pregunto ¿Y si no lo es, entonces por qué sigo viva? Me salen lágrimas y me aguanto las ganas de llorar porque me duele. Al parecer tengo algunas costillas rotas. Siete personas antes de mí han estado igual o peor que yo y han muerto sin consuelo. No quiero que me pase eso. No quiero... ... ... No me siento bien. Me entra más miedo y más frío. Algo está mal. Muy mal. Trato de voltear a los aparatos... No puedo... No alcanzo a ver... Trato de gritar... La voz no me sale... Aunque me duele intento con todas mis fuerzas... Me debilito más.... No... Por favor... Ahora ya no quiero... Ya no... Ahora que le he encontrado sentido a mi vida... No ahora... Por favor... Por favor... Por favor... No... No... No... Por favor... No... Ya no... Ya no... Ya no... Por favor... Mi... corazón... ... La... má... quina... ha... ce... ru... i... do... Lle... ga... el... do... cto... r... Qu... Qui... ero... vi... vir... Qui... e... ro... a... yu... d... dar... a... lo... sssss... qu... qu... que... es... tannnn... i... g... ggu... allll... o... p... pppe... orrr... que... yyyyo... Qu... Qui... e... rrrooo... vvviii... vviiiirrrr... Mmeee... a... cccuu... eerrr... dddooo... ddeelll... cccooonnn... sseee.. jjj... oooo... ddee... mmiii... hherr... ma... nnoo.. y... y... y... dddiiggoo... Ddd... iii... ooo... sss... ttt... eee... sss... aaa... lll... vvv... eee... MMM... aaa... rrr... ííí... aaaaaaaaaaaaaa...................................................................... "

viernes, 23 de marzo de 2012

El valor de la vida

Otro cuento mío


"Ha entrado un chico al salón de clases. Sus ropas demuestran un considerable uso; pero no dejan de estar presentables. No hay que juzgarlo de codo. Él perdió a su familia cuando era un bebé, pasó su infancia y adolescencia en orfelinatos, en donde ninguna familia se interesó en él. De alguna manera se hizo de estudios y logró entrar a la carrera como el más alto de la lista de admisión. Justo debajo de la chica que entró después de él

Ella parece una muñeca de porcelana, parece que no rompe un plato y que si la ves feo se puede resquebrajar

Él, con sólo verla, la odia. Cree que es de esas chicas que por bonitas se salen siempre con la suya. Ella sólo tiene que abrir ese botón de rosa que tiene por boca para que el universo se tuerza a satisfacer su necesidad sin dar ningún pero. En cambio, a él, le negaron la beca. 10,000 aspirantes y a él le negaron la beca. El motivo que le dieron fue que llevó tarde su trámite; pero no, él fue el primero, de hecho. La realidad es que no se la dieron por ser huérfano; pero como la ley prohíbe la discriminación, la versión oficial es esa que he escrito. Tuvo que pedir un trabajo pero sólo le dieron el de tiempo completo en un lugar a 2 horas de su universidad

Pero él se equivoca en su juicio sobre la muchacha. Ella sí es de esas que cuando Dios hace algo, lo hace pensando en ella, de las que todo mundo quiere consentirla y darle obsequios y oportunidades y ayuda... pero ella siempre ha rechazado eso. Ella quiere que las cosas le cuesten, quiere tener experiencia, quiere saber lo que es sudar por la comida. Todo esto no se ve porque está dentro de ella, en su ser, en su alma

Para colmo se sentó junto a él
- ¡Hola! ¿Estás emocionado por el primer día de clases?
Él, que la veía con una ira incinerante, le volteó la cara y se quedó viendo al pizarrón. Ella trató de leer dentro de sus ojos y él le tapó la visión haciendo un tapaojos de su mano. El maestro entra

Es de esos maestros que les gusta que sus alumnos se humillen en público haciendo que se presenten el primer día de clases a sus compañeros. Cuando le tocó el turno a la chica, él ahora sí prestó atención para oír (Según él) las barrabasadas que estaba por decir. Notó que la voz de ella era suave pero firme; él no supo describirlo pero era una voz como la de una madre

- ... Y mi más grande sueño es casarme, tener hijos y ser maestra de primaria para ayudar a los chiquitines. También ayudar a los adultos que no saben leer ni escribir. A mí no me importaría que fuera en un rancho, sólo me importa ayudar a los demás

Él pensó
- De piruja darías mucho amor. Prostituta mal concebida y peor parida

El maestro lo instó a presentarse y él contestó con una voz desentonada fruto de lo poco que hablaba
- Me siento mal, me tengo que ir
Y se fue...
Ella quiso tener un detalle con él. Se notaba que ese chavo tenía problemas y que no iba a hablar de ello. Se le ocurrió hacerle un regalo y darle un abrazo para que sepa que puede contar con ella, que sienta que puede abrirse. A veces sólo hablar ayuda mucho. Al día siguiente lo vio y se le puso enfrente, con una gran sonrisa, y le ofreció un globo. Él zafó el alfiler con el que sujetaba su desgastado morral y pinchó el globo. Mientras ella se quedó con mirada atónita, él tranquilamente volvió a poner el alfiler en donde estaba y se fue

Desde los primeros días se dio cuenta el muchacho que trabajar y estudiar al mismo tiempo hacía que no le alcanzara el tiempo para descansar y hacer tarea. Así que en cuanto vio que alguien dejó olvidada una grabadora, la tomó. Por curiosidad oyó la grabación y era de un evento de modas. Al parecer un periodista de espectáculos la dejó caer en la calle sin darse cuenta. Pero eso no importa, lo que importa es que ahora puede grabar algunas clases. Ciertos maestros sólo hablan y hablan, y siguen hablando sin pedir participación del alumno. Esas clases las aprovechaba para grabarlas mientras él dormía para reponer fuerzas, o hacía tarea atrasada, ya que el movimiento del camión hacía que escribiera feo. Mientras trabajaba oía la cinta y repasaba las materias

- ¿Por qué me pagan tan poco?
- Te la pasas oyendo música en el trabajo
- No es música, repaso mis clases, y no afecta mi trabajo. De hecho soy el más eficiente de todos los empleados
- Que esto te sirva de escarmiento y deja de poner pretextos

Justo enfrente del cuartucho en donde vivía, le esperaba el casero
- ¿Tienes la mensualidad?
- No me pagaron todo, ¿Puedo pagarle una parte hoy y en el transcurso del mes le pago el resto?
- Nada más estaba esperando que me salieras con eso. Ya he tenido gente como tú que luego ni cumple su palabra
El casero abre la puerta y le avienta su maleta
- Ahí están todas tus cosas, vete a donde mantengan parásitos
- ... como sea...

Ya luego revisó sus cosas. Sí estaba todo. En particular buscó una tarea, y lo que tiene de especial esa tarea es que el profesor que la dejó avisó que quien entregue todas las tareas, estaba exento de exámenes. La guardó con cuidado y se fue a pie a la universidad para dormir cerca de ahí y buscar un lugar dónde vivir. Ya era muy noche y tuvo que dormir en la calle. A las 6 de la mañana un borracho subió su coche a la banqueta y le atrapó el pie. No lo rompió, sólo lo dislocó. El tipo se fugó. Mientras el chico trataba de ponerse el pie en su lugar, le dieron casi las 7 de la mañana, la hora de la clase de ese maestro. Cuando se dio cuenta, tomó sus cosas y aguantando el dolor trató de llegar al salón; pero el maestro ya estaba adentro y no lo dejó pasar
- Debe de aprender de puntualidad
- Me atropellaron...
- Si así hubiera sido estaría en el hospital
- No tengo a nadie que me lleve...
- Si yo lo dejo entrar, luego tendré que dejar entrar a todos los demás que lleguen tarde. No
- Al menos reciba mi tarea, por favor
- No, tampoco. Y eso significa que tendrá que estudiar para los exámenes
- Pero mire mi pie, vea que no estoy mintiendo...
- No, ya no interrumpa, por favor
Y le cerró la puerta. Acto seguido él se desmayó del dolor

Lo que el profesor no vio fue la maleta, y el pie fuera de lugar. Pero la chica del principio sí. Ella habló de su teléfono a un hospital y se lo llevaron
- ¿Es usted familiar de él?
- No. Sólo una compañera, yo les hablé...
- Si no es familiar no puede venir

Cuando salió del hospital, la cuenta ya estaba pagada. No la pagó la chica, ellos se cobraron con el poco sueldo que le habían pagado y una que otra cosa de valor que traía, como la grabadora

- Me falta mi dinero y mi grabadora
- No es nuestra culpa que no le haya informado a un familiar para que viniera por sus cosas, si se perdió algo, no es nuestra responsabilidad
- No tengo familia
- Voy a llamar a seguridad
- Al menos en la cárcel tendré casa y comida
- No, sólo lo van a sacar
- ... al diablo...

- ¿Por qué no te habías presentado?
- Estaba en el hospital. Le avisé a recursos humanos
- No me dijo nada nadie. Vete, estás despedido
- Según la ley, si me despiden me deben dar un dinero...
- Calla, calla, que debes de darme las gracias que no te cobré lo que nos debes
- ¿Les debo qué?
- Te faltó dinero en la caja
- Yo ni cajero soy
- Pero cuando dejaste de venir fuiste transferido a la caja 4, en donde faltó dinero
- ¿Está oyendo lo que dice?
Aquí sí lo sacó seguridad

- Eso no es cierto, no existe nadie que haga eso. Vete de aquí y no nos quites el tiempo
- Supuestamente ustedes deben de investigar lo que digo, no estoy mintiendo
- Mira, tenemos cosas más importantes qué atender
- Entonces ¿No soy importante?
- Tómalo como quieras, pero no nos quites el tiempo, que los burócratas somos gente muy ocupada
 Cuando él salió de las oficinas donde supuestamente se defiende al trabajador, las personas de ahí se pusieron a jugar rayuela

Mientras todo esto pasaba con el chico, a la chica le pasaba lo siguiente

El mismo profesor que se había portado tan mal con el joven, en otro horario también le daba clases a la muchacha; pero ella antes tomaba clases con un maestro que dejaba salir muy tarde de su clase, por lo que difícilmente llegaba a tiempo para su siguiente clase. Pero el maestro la dejaba entrar

Ella sí trabajaba de cajera, no en el mismo lugar que el chavo; pero a ella también le aplicaron la misma de no pagarle porque le faltaba dinero en la caja. En la misma oficina que había ido él, el mismo burócrata le dio la razón y le repusieron su sueldo más un dinero extra para compensar el abuso. Cuando ella salió, vio a una mujer que estaba llorando
- Señora, ¿Qué le pasa?
- Dicen que no me van a ayudar, no me pagaron y los denuncié, pero me dicen que no tengo cómo defenderme porque no me daban un comprobante
- Mire, señora, la verdad, yo no necesito el dinero que me dieron, sólo lo hice por justicia, por favor, tome esto

Un fin de semana que salió con sus amigas, pidieron unas hamburguesas. Ella resultó ser la cliente premiada y su orden le salió gratis. Una de sus amigas no se acabó su orden y la tiró a la basura
- No seas así, hay mucha gente con hambre y tú tirando comida
Un vagabundo anciano se acercó al bote y tomó lo que tiró la amiga
- Señor, no es necesario, yo le compro lo que quiera
Pero él se fue llevando su botín

Un día de esos que se fue de vaga, se le hizo tarde y la noche le cayó encima. Un par de tipos la vieron y pensaron en robarla y violarla; pero cuando la vieron de cerca, la vieron tan dulce y tierna que se les ablandó el corazón y sólo le robaron dinero. Ella además sacó una tarjeta de su cartera
- Miren, aquí solicitan gente. Por favor vayan, para que ya no tengan la necesidad de hacer esto
Tomaron la tarjeta y se fueron

Como el maestro sí la exentó por entregar todas las tareas, le pidió que le ayudara a aplicar el examen en uno de los salones, pues él no podía presentarse por enfermedad. Ella aceptó y le tocó aplicar examen al muchacho. Él tenía una palidez y unas ojeras tan grandes que sólo le faltaba estar tieso para que lo dieran por muerto. Consiguió trabajo en una maquiladora y se quedó doble turno (16 horas seguidas) para compensar lo que había perdido y pagar deudas. Aún así contestó pronto el examen y se regresó a trabajar. Cuando él le dio el examen a ella, se oyó un ruido de tripas, eran las del chico que llevaba 3 días sin comer. Ella pensó en corregir su examen para ayudarlo, aunque sea con eso; pero no hubo necesidad, sacó todo bien

Por fin le pagaron y se dio un atracón de comida como nunca en su vida. Pagó y por lo tanto que había comido, no se pudo parar y se quedó ahí un rato. Llegó la policía
- ¿Cómo alguien como tú tiene para pagar y con billetes grandes?
- Trabajando doble turno por toda una quincena y pagando con lo que me dio el cajero automático
- Te pareces a alguien que está robando por esta zona. Párate
Después de revisar que no tenía armas, se fueron así como si nada. Una vez que la patrulla se dejó de ver, el que atendía el puesto de comida le dijo
- Malditos policías, sólo molestan y no ayudan
- Habemos gente con mala estrella. Eso es todo

Los papás de la muchacha la llevaron a comprarle un auto; pero ella dijo que no
- Prefiero ir en transporte público, así contamino menos. Además, puedo conocer gente interesante en los camiones
- Pero hija, eso es para gentuza
- No, mamá, no sólo se sube gentuza, también hay personas muy interesantes ahí. Gracias pero mejor, si me van a hacer un regalo, cómprenme ropa

Ella compró nueva ropa y la anterior la regaló antes de que se rompiera o se pudriera. Siempre hace eso cuando le compran ropa, para tener ropa bonita y dar a quien más falta le hace, que por lo general, le llegan harapos deshilachados

Dos tipos de traje y corbata. Son de esos tipos que evidentemente son dueños del mundo. Tienen sobre su cuerpo prendas de vestir que ni en toda nuestra vida juntaríamos para pagar una de ellas. Uno tiene una corbata azul y otro roja. El de corbata azul dice al otro
- He encontrado algo interesante
Le muestra las fotos del muchacho y de la muchacha
- Él es un tipo al que la vida le escupe en la cara. Ella es una chica a quien la vida le pone pétalos en el camino para que no se ensucie sus suelas al caminar. ¿Qué opinas si...

Una habitación. La luz blanca de neón no deja lugar sin alumbrar. En medio, una pistola de alto calibre. Se abre la puerta de acero reforzado y unos tipos arrojan con lujo de violencia al chavo. Unos minutos después, con un leve empujón hacen entrar a la chava. Se oye una voz evidentemente distorsionada para que no sea reconocida
- Si alguno de ustedes quiere salir con vida, sólo tiene que matar al otro con la pistola que tienen en esa habitación
Se cortó el sonido. El que había hablado era el de corbata azul, él mismo dice
- Yo le apuesto a que la niña mata al tipo porque ella ama la vida
- Yo le apuesto a que el chico la mata porque va a entender que la vida vale la pena vivirla. Bendita película, ¡Qué buena idea!

Tras escuchar la forma de salir de ahí, se vieron el uno al otro y se reconocieron. Él le volteó la cara. Ella agarra la pistola. La velocidad del pensamiento es asombrosa, permite hacer un montón de conjeturas antes de que pase lo inmediato posterior al hecho que disparó todo el proceso mental. Él pensó que ella le dispararía para salir, pensó que no pondría resistencia, esperaba que la bala realmente lo matara; pero nada pasó. Volteó a verla y ella tenía el cañón en la sien. Le temblaba la mano y estaba llorando
- No puedo, no puedo...
- Deja tus dramas, aquí nadie te aplaudirá por fingir bondad y ternura. No vas a enternecer el corazón de todos. Algún día te toparás con alguien realmente malvado cuyo único anhelo será verte sufrir. Y creo que hemos caído en manos de alguien así. Si crees que va a llegar alguien a salvarnos, lo siento por ti; pero yo estoy aquí y mientras yo sea yo, las cosas no van a salir bien
- ¿No tienes la esperanza de que algo saldrá bien?
- No. Y no me salgas con que tratas de convencerme de que la vida es bella, que vale la pena vivirla. Si realmente crees eso, dispárame
- No quiero hacer eso. Yo sé que la vida sí vale vivirla, que es bella. De seguro a ti te ha tocado probar los sinsabores; pero yo sé que hay algo maravilloso por el qué luchar
- Pues dispárame
- No. Quiero que tú lo intentes más, quiero que la vida alguna vez te sonría, quiero que tú seas feliz. Nunca te he visto sonreír
- Hace mucho que no. Ya ni me acuerdo de la última vez
- Pero no me puedo disparar, tengo miedo de morir. Amo la vida y quiero seguir en ella
- ¿Cómo te aferras a algo pasajero? Al final te quedarás sola y la vida te cobrará todo lo que te ha dado
- Me aferro porque no sé qué hay después. Y esto me gusta
- Pues a mí no. Dispárame, tú vives, yo muero, cada quien en lo suyo. Tú con tu preciosa vida y yo lejos de mi maldita vida
- ¿Cómo vivir con eso en mi consciencia? Saber que le quité a alguien la posibilidad de ser feliz
- Eso que te lo crea otro. Yo no. No sé a quién tratas de impresionar
- A nadie. Realmente me preocupas. No sé cómo ayudarte, por eso te di un globo
- Sí, eso ayuda mucho
- Quise demostrarte que puedes confiar en mí
- Ahora estoy confiando en que me matarás y no lo haces. No se puede confiar en nadie
- No te voy a matar. Quiero que vivas, que sepas lo que es amar y ser amado, que sepas lo que es tener una familia, tus hijos. Imagina lo maravilloso que te digan papá, ver sus primeros pasos, verlos crecer, envejecer junto a quien amas. Salir de vacaciones con tu familia o simplemente a pasear un fin de semana. Eso es lo que me motiva a vivir
- Ridícula. ¿Crees acaso que yo soy digno de tener eso? Toda mi vida se me ha negado todo. He tenido que pelear a muerte por todo lo que tengo y nada tengo. Si me caso, me va a engañar, si tengo hijos, van a ser los hijos del otro, y no me van a querer. Mi empleo va a ser horrendo y mi familia va a ser más feliz si no estoy yo presente. Ese es mi futuro
- ¿No será que tú te pones en esos predicamentos?
- ¿Cómo?
- No sé
- Pues no. Si vas a hacer hipótesis sólo por hacer y ver qué pega, quizá para que yo reflexione y le dé vueltas al asunto y acabe dándote la razón. Estás mal, ya lo pensé y no he hecho nada para detenerme, lo he intentado todo y todo se me ha sido negado. ¿Por qué no puedes entender que habemos gente con mala estrella? Gente como yo que no importa cuánto nos esforcemos nunca lograremos nada. En cambio hay gente como tú que no importa lo que hagas siempre tendrás éxito. Por eso te cuesta trabajo entender mi vida
- Me cuesta trabajo entender que te rindas
- No me rindo, por eso lucho; pero... ya me cansé de tanto intentar y no lograr nada
Ella pone la pistola en el suelo y va hacia él y lo abraza
- Mientras vivas siempre tendrás una oportunidad más
Él se la quita de encima
- ¿Ves? Te doy un globo y lo truenas, te sonrío y me volteas la cara, te abrazo y me arrojas lejos de ti. Eres tú el que no permite que la felicidad te llegue
- ¿No te pones a pensar que no estoy dispuesto a recibir porque no estoy dispuesto a dar? He dado tanto que me he quedado vacío porque nadie me ha correspondido. Lo poco bueno que tengo lo guardo para mí, porque si lo doy ya no tendré nada. Dar, sin recibir nada a cambio no sirve. Ya lo intenté eso y no sirve
- Dar es un acto que solito te hace recibir, porque si realmente das con amor, la felicidad del otro te llena a ti
- Estupideces. Eso sólo los idiotas lo creen. ¿A mí de qué me sirve que tú comas si el que tiene hambre soy yo? Eso, puede ser, que sea ideal para los que lo tienen todo; pero para quien no tiene nada es autodestructivo y masoquista. Cuando yo amo a alguien, espero que ese alguien me ame. Si me odia ¿Seré feliz sólo porque yo soy el que da amor? ¿Mi dolor le hará feliz y por lo tanto seré feliz yo internamente? ¿Te das cuenta de lo absurdo? Si yo sufro, mi amada será feliz, lo cual me hará feliz, pero al ser yo feliz ella se molestará y el que ocasionó su molestia seré yo, por lo que me consideraré el peor de los hombres. Sí, tienes razón, dar sin esperar nada a cambio es lo mejor. Eso sólo aplica a lo material. El mundo a donde tú perteneces
- ¿Eh? ¡No!
- Pero esto me ha llevado a reflexionar sobre algo. Cada quien debe estar en donde pertenece

Minutos después va por la calle la chica, llorando, pensando en que si hubiera reaccionado más rápido hubiera evitado que lo hiciera. Sin embargo, dudó. Primero creyó que lo iba a intentar, que lo había convencido; pero luego se dio cuenta de sus verdaderas intenciones. Aún así, si hubiera corrido más rápido; pero dudó. Si él no disfrutaba la vida y la vida lo trataba tan mal, él había tomado la decisión correcta. Su pensamiento interno fue interrumpido por la lluvia de materia cerebral
- No sé si ahora seas feliz; pero yo voy a ser auténtica conmigo misma, voy a ser congruente con mis palabras. Voy a vivir felizmente y a dar amor y felicidad, tal y como te dije que debe de vivirse la vida. Esta vida que ya no es mía, sino la tuya que me diste"

viernes, 16 de marzo de 2012

Reflexiones 2

Otro cuento mío. A diferencia del anterior, éste se me ocurrió cuando me dio un ataque de alergia en la piel.

"Despertar a un día más, ¡Qué horror! Poco a poco el dolor vuelve a mí. Ya he perdido la cuenta de los días que llevo en esta cama de hospital y no recuerdo nada anterior a mi estancia aquí. No quiero abrir los ojos, me duelen. La luz está muy fuerte. Esa luz blanca de neón me da justo en la cara. Prefiero dormir para no sentir sufrimiento

Tengo la vana esperanza de que he mejorado. Con dolor abro los ojos y veo que aún mi piel está descamándose. Parece que tuviera plumas. Me produce comezón el movimiento de mi piel; pero no me debo de rascar, mi carne está morada y resquebrajada, seca al grado de que si me muevo bruscamente se abre. Ya me ha pasado y puedo ver a través de mi carne las venas de mis brazos, incluso hasta huesos. Por lo mismo, no me debo de tapar y estoy totalmente desnudo

Me ahogo con mis propios mocos, estoy produciendo demasiados y son muy espesos, verde amarillo. Si me sueno la nariz, se me revienta la cara. También me da miedo bostezar porque siento cómo se me desgarra la carne del rostro. Trato de tragar saliva para tragar mi mucosa, ya que no puedo hacer esfuerzo para escupirla; pero es más asqueroso de lo que suena, sabe a excremento mi saliva. Todo lo que tomo o como me sabe así, incluso el olor lo tengo presente a cada respiro que doy

Siento que estoy llorando, con cuidado me quito las lágrimas y veo que es sangre con pus. La luz me molesta demasiado y trato de taparme los ojos con el brazo; pero en cuanto estiro mi brazo izquierdo, siento cómo se me desgarra la carne de la espalda y simplemente cierro los ojos

Maldita comezón

Maldita luz

Las sábanas de mi cama no han sido cambiadas desde que estoy aquí, y creo que nunca lo han sido. Probablemente alguien más estuvo aquí y la sangre, pus, excremento, orines, vómito, mucosidades, saliva, lágrimas, sudor y quién sabe qué tantas cosas más, están en esta cama y pertenezcan a quién sabe cuántas personas

Tampoco he visto que nadie venga a revisar mi expediente, ni a preguntarme cómo sigo, ni a revisar mis signos vitales, nada. Ni siquiera comida. Cuando despierto veo que hay comida y como puedo me alimento; pero no veo ni oigo que nadie traiga ni se lleve el carrito

Miedo a la muerte no tengo, sino a pensar que seguiré una larga vida en este estado

Esa maldita luz nunca se apaga, igual que la comezón. Ya he tratado de rascarme pero mis uñas están cortadas y sólo puedo fregarme la piel con las yemas de los dedos. Veo la yema de mi dedo cordial izquierdo, aún tiene esa pútrida lágrima que me salió. Con el pulgar de la misma mano trato de quitarla; pero mi dedo explota como uva disparando pus y sangre. A través de la herida puedo ver mi hueso. Esa yema ya nunca se cerrará

Realmente he pensado en el suicidio; pero no veo la forma. Arrancarme la piel suena bien; pero realmente, piel y carne no tengo. Están podridos, eso significa que si me los quito, seguiré vivo de todos modos. Suplico que si alguien me oye, interceda por mí"

viernes, 9 de marzo de 2012

Reflexiones

Otro cuento mío. Este lo hice para desahogar mi tensión durante un momento muy difícil que sufrí tanto mental como emocionalmente.


"7284... 7284 cuadros... 7284 cuadros desde la perspectiva de cada una de las cuatro esquinas... lo he contado diez veces y las diez veces dan 7284 cuadros desde la perspectiva de cada esquina. Creo que me hace sentir tranquilo tanto profesionalismo. Hasta el cuarto está acojinado. Así no me salen callosidades cuando me mezo por horas sobre mis pies, en cuclillas

Río a carcajadas de felicidad

Tampoco cuando me golpeo con alguna pared me duele. ¿No duele? ¿Acaso estoy muerto? Me golpeo una y otra vez para sentir dolor y saber que aún vivo. De tanto golpe ya tengo entumido el rostro y no siento el golpe

Me jalo el cabello; pero estoy rapado. ¿De dónde salió esta mata de pelo que arranqué? ¡Hay alguien aquí! Las personas que te hacen daño se esconden. Yo no lo veo. ¡Me quieren matar!

Grito para que me saquen de aquí. Grito hasta que mi sombra ya no está; y eso me da más miedo. Ya no voy a saber quién está conmigo si no veo las sombras. ¡Sáquenme de aquí! Como nadie me contesta  trato de derrumbar la puerta estrellándome contra ella; pero no distingo cuál pared tiene la puerta. Voy de una pared a otra tratando de derribar la puerta y cuando caigo exhausto, ya tengo sombra otra vez

No hay baño. En una esquina, ya ni modo

Tengo hambre. Caigo de cansancio y hambre en un sueño profundo. Cuando despierto hay un tazón con agua y otro con comida. Como. ¿Tazones? ¿Acaso soy un animal? ¡Un perro! Si soy un perro ¿Por qué me mantengo en pie? ¡Un mono! ¿Por qué no tengo cola y mis piernas son más largas que mis brazos? Sí. Soy un humano. Quizá para salir de aquí tengo que actuar como animal, he ahí el por qué los tazones. Actúo como perro, gato, caballo, mono, ratón... Nada

Entonces lloro mi desgracia y en el llanto vuelvo a quedar dormido. Me despierta un portazo y veo mis tazones llenos de nuevo. Vuelvo a comer. Mmhh... quizá si me hago el dormido vea quién deja eso ahí. ¿¡Y si es el tipo que me quiere matar!? Voy a una esquina y me quedo viendo la puerta y todo el cuarto. En algún momento alguien aparecerá...

¿Qué pasó? ¡Me quedé dormido! Y los tazones están llenos de nuevo. ¡Estúpido, estúpido, estúpido! Me golpeo una y otra vez como reprimenda por mi idiotez. De tanto golpe caigo desmayado

Cuando abro los ojos, hay tazones de otro color y la esquina que ensucié ahora está limpia. ¿Será otro cuarto? La única forma de comprobarlo es... ir a una esquina y contar los cuadros. 1, 2, 3..."

viernes, 2 de marzo de 2012

Sabiduría con clorofila

Otro cuento mío. Tengo tres datos curiosos de este cuento. El primero es que en la página de http://guadalajaraguadalajara.com no está, debido a la estructura que maneja y que no supieron cómo ponerlo. El segundo dato es que el nombre no era ese. El nombre que yo le quería poner era "Filosofía con clorofila"; pero no lo cambié, lo imprimí y lo registré bajo ese nombre. Noté mi error hasta el momento de crear esta entrada... bueno, la verdad tenía que ser dicha. El tercer dato es la innovación que manejo en la estructura y que no permitió estar en la página antes citada. Este cuento tiene la innovación de que pueden leerse los capítulos de ida o de vuelta. (He puesto enlaces para no tener que estar subiendo y bajando manualmente entre los capítulos). Para entender mejor cómo hacerlo aconsejo leer el prólogo; pero si no quieres leerlo e ir directamente a la historia como estamos acostumbrados a leer, pica aquí; mas si quieres seguir la historia leyendo los capítulos de atrás hacia adelante, pica aquí


PRÓLOGO


El planeta Qux-R-CH es un lugar maravilloso para la fantasía y la imaginación. Está repleto de cristales formados por diferentes minerales. Debido a eso mismo, la luz que llega de Atzaklón es deformada en la atmósfera y no logran quedarse los espectros energéticos en el mismo orden en que los vemos


Vamos a explicar esto mejor. Nosotros estamos acostumbrados a ver la luz de la estrella Sol bajo nuestra atmósfera. Decimos blanco, negro, rojo, azul, verde, amarillo, café, gris, naranja, morado, rosa (Aunque las mujeres digan que hay más colores) A excepción de alguien que sea daltónico, estará de acuerdo en que las plantas son verdes, el cielo azul, el oro amarillo, la plata gris, la noche negra, etc. Eso es porque nuestros ojos se han adaptado a ver la luz así; pero hay un efecto denominado "Solarizado", que es cuando se invierte el tono de un modo total o parcial, haciendo que las zonas obscuras parezcan de luz y viceversa, (Como obteniendo una especie de color inverso del original) Si nosotros fuéramos a Qux-R-CH, veríamos todo así; pero si los quxitas vienen aquí, verían todo solarizado (Que ellos llamarían "Atzanizado") cuando en su planeta ven todo como lo vemos nosotros en el nuestro. Espero se haya entendido cómo afectan los cristales a la luz dentro de la atmósfera de Qux-R-CH


Como los cristales son lo que más abunda y son fáciles de crear, los utilizan para construir sus ciudades. Los habitantes de este planeta son de piel muy brillosa, como si estuvieran hechos de diamante... de hecho sí es así. Parecen seres cristalinos, aun así son muy resistentes. A pesar de ser como de vidrio, no son transparentes. Por lo general son rosas aunque algunos tienen tonos más claros que otros (Lo que uno diría rosa claro y rosa obscuro, las mujeres que ven más colores dirían quién sabe qué rayos de color) Tienen estos seres antropomorfos un cristal rojo en la frente, como un rombo, y otro en donde está el esternón. Esos cristales tienen funciones muy interesantes, pues les permiten exteriorizar sus energías para manifestarlas y manipularlas a voluntad, así como para reproducirse. El diamante del esternón en las mujeres absorbe energía del diamante de los varones y quedan embarazadas


Ellos evolucionaron de seres cuadrúpedos, por lo que al caminar erguidos desarrollaron a lo largos de millones de años de intentarlo, una cola para equilibrarse, así pues, sus pies y sus manos no son tan diferentes. Pueden tanto seguir caminando en cuatro patas como asir con pies y manos. Aún conservan cabello, el cual puede ser rojo, verde, amarillo, azul o incluso tener mechones de varios colores. También conservan cejas y pestañas, así como un ligero y tenue vellón que rodea sus diamantes


Se visten de acuerdo al clima de la época del año. Si hace frío suelen usar velos, turbantes, abrigos y ropas gruesas. Si hace calor, telas ligeras, amplias y de mucho vuelo


Los quxitas se alimentan de los frutos de otra gran civilización que los acompaña, los CH


Los CH son árboles, tal y cual se oye. Los árboles pueden moverse dentro del lugar donde están plantados pero no pueden sacar sus raíces. Mientras los quxitas son pacíficos y amables entre sí, los CH son más duros en su trato, incluso hasta crueles y ofensivos con los demás (A los quxitas los llaman "Los animales", que es el significado de Qux, mientras que CH significa "Las plantas", por eso el planeta se llama "Qux-R-CH", los animales y las plantas); pero eso sí, por lo mismo que viven demasiado, suelen tener una inmensa sabiduría. También ellos están hechos en base al diamante; pero a diferencia de los quxitas que son tersos y brillosos, los CH son rugosos y opacos. Aunque tienen en común que poseen un diamante rojo en el tronco que los rodea como si fuera un cinturón, mediante el cual se pueden comunicar entre sí y entre los quxitas, los cuales utilizan el diamante que tienen en la frente para entenderlos y exteriorizar sus ideas con los CH


Se reproducen mediante flores y también producen frutas. Esto se debe a una respuesta evolutiva, ya que los animales se solían comer las flores (Que también parecen diamantes); pero para evitar eso, empezaron a producir frutas de más fácil acceso para ellos. Dichas frutas parecen piedras preciosas más llamativas y apenas son más duras que una barra de chocolate congelada. Con ese problema resuelto, los árboles emiten energía desde un tipo de flores y con otro tipo de flores reciben la energía para así producir una semilla que es arrojada por el aire hasta encontrar un suelo fértil donde germinar y crecer


La historia tiene capítulos con un título de dos números, Qux-CH. Se pueden leer los capítulos en el orden del número CH (El de la derecha del guión, pues) para llevar la historia en el orden del diálogo de los CH, o bien, leer los capítulos en el orden del número Qux (El de la izquierda del guión, pues) para llevar la historia en el orden de la vida de la quxita


13-1
(Mis fanáticos lectores sabrán que el número 13 lo uso mucho; pero en esta ocasión, que esta obra tenga 13 capítulos, fue una mera casualidad no premeditada... ¡GENIAL!)


Una marcha fúnebre. Ha muerto una quxita y como última voluntad quiso servir de abono para su amigo, un CH, el más viejo de todos. Es un árbol colosal. Tiene más de 10,000 años de edad. Ya se imaginarán lo alto (Más de 150 metros), frondoso, y gordo que está (Más de 100 metros de diámetro, dando una circunferencia de más de 314 metros) Si no les ayuda ese dato de su longevidad, para que tengan una idea más clara de lo enorme que ha crecido, pesa más de 100,000 toneladas. Más de la mitad del peso son raíces


En cuanto la entierran, un árbol mucho más joven, que estaba a varios metros del coloso, le dice a éste
- ¿Te acuerdas que ya se sentía cansada?
- Por eso no nos debemos encariñar con los animales. Viven tan poco
- Al menos ya te libraste de ella. Vaya si era latosa
- Tan siquiera tuvo el detalle de despedirse y pedirme perdón


"- Adiós, Hermoso mío. Siento que ya está muy próximo mi fin. Posiblemente fui una molestia para ti. Te pido perdón; pero que te quede el consuelo de que fuiste para mí un gran maestro y guía
- Te perdono
La quxita, ya anciana (Los quxitas no se arrugan, sino que se resquebrajan volviéndose cada vez más débiles y lentos en sus movimientos. La luz de sus diamantes se va haciendo más tenue hasta que al morir se apaga por completo), trata de abrazar el árbol, en lo que pudo, y lo toca con su diamante de la frente (Lo que equivale a un beso entre nosotros) Acto seguido, empieza a llorar, y le dice:
- Te amo, te amo
El árbol estaba empezando a molestarse. Ha vivido milenios; pero ese momento se le hizo eterno de lo incómodo que era para él tener que soportar el sentimentalismo de ella. Simplemente no dijo ni hizo nada. Llegan los hijos y nietos de ella y la ayudan a regresar, para beneplácito del árbol"


12-2


Hermoso, como había llamado la quxita al majestuoso árbol, le dice al joven que le empezó a hablar
- Los animales viven demasiado y a la vez poco. Poco temporalmente y poco hacen, por lo tanto, es demasiado desperdicio de tiempo el que la naturaleza les proporciona
Un retoño muy pequeño les habla desde varios metros en la lejanía
- ¿Por qué es necesaria la muerte?
El Majestuoso, como así le gusta que le digan a Hermoso, le contesta al retoño
- Cada uno de nuestros frutos debe de ser más fuerte que uno. Sin la muerte, algún día nuestros descendientes serán tan superiores a nosotros que nos convertiríamos en estorbos
- ¿Ella tuvo frutos?
- Sí


"- ¡Mira, Hermoso! ¡Este bebé es mi primer nieto! ¿Puedes creerlo? ¡Ya soy abuela!
El Majestuoso tenía ganas de dejar caer una rama sobre la cabeza de la animal. Pensar en tener que soportar a más animales como ella le era una idea angustiosa. Sin embargo, le dijo:
- Supongo que es un orgullo para ti. A la vez, también creo que te asusta un poco saber que está próxima tu muerte
- ¡Tenemos tanto qué enseñarle!
- ¿Tenemos? Ni tú ni yo tenemos obligación sobre ese fruto. Eso es trabajo de los padres. Parece que no has aprendido nada conmigo
- ¿Qué obligación tengo como abuela?
- Ustedes los animales y sus parientes. Inútil asunto. Ya tuviste tus frutos, les enseñaste lo que como animal se debe de enseñar y ahora, muérete
- ¡Pero no quiero morir!
- ¿Qué piensas hacer entonces con todo ese tiempo extra que quieres?
- Disfrutar de mi nieto y de los que vienen
El Majestuoso ya no dijo más, pues se asustó al saber que venían más animales en camino. Mientras no se le ocurra a ella que él les enseñe porque ahora sí los aplasta a todos"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí


11-3


El retoño, ávido de conocimiento, dice:
- Veo que los animales se juntan mucho entre ellos. ¿Por qué son tan aprehensivos entre sí?
El árbol joven contesta
- Porque son débiles, y necesitan de los demás porque solos nunca pueden hacer algo


"La quxita llega y con gran júbilo le dice al árbol:
- ¡UNO DE MIS HIJOS SE CASA!
- Bodas...
- ¿Puedes creerlo? Es el tercero de mis hijos, ¡El más pequeño! Ya es todo un apuesto muchacho. Los demás todavía no se animan a casarse; pero sé que es mejor esperar a que estén listos para ese compromiso y para eso, ellos sabrán cuál es el mejor momento, ¿Verdad?
- Les encanta a ustedes los animales perder el tiempo. La naturaleza les da demasiada vida, ese es el problema
- ¿No estás feliz por mí y por mi hijo?
- No. ¿Por qué debería?
- ¡Como tú me dijiste hace tiempo! Los hijos son para que nuestros genes prosperen, y mis genes ¡Oh, vaya si prosperarán!
- No me beneficia, por eso no me alegra, ni me perjudica, por eso no me preocupa. Estoy neutral
- Pero eres mi amigo
- Amistad...
- Sólo quería compartir mi felicidad contigo, aunque eres seco de sentimientos (Los sentimientos son de origen químico. Las plantas no se rigen por la misma química que los animales, así que sí tienen sentimientos; pero son diferentes a los de los animales. Esto la quxita jamás lo entendió). Quizá si la vida de un vegetal no fuera tan dura, podrías entenderme
- Te entiendo, eres tú la que no me entiende
- ¿Entonces entiendes lo importante que es para mí que me digas que me quieres y que eres mi amigo?
- Sí; pero ¿Tú entiendes lo que para mí sería de importante que me dejaras solo?
- Has vivido milenios sin mí. Yo, en cambio, toda mi vida te he tenido. En comparación con lo que vives, yo soy una molestia que se te pasará rápido. Yo hago un sacrificio muy grande al no venir todo el día y todos los días a verte. Esos pequeños lapsos de tiempo que no te veo son una eternidad para mí. ¿Podrías hacer ese sacrificio de soportarme?
- Si no lo hiciera, ya te habría aplastado
- Tomaré el hecho que no me hayas aplastado como una muestra de cariño de tu parte
Ya se retiraba ella cuando El Majestuoso le dice:
- Animal, haz el banquete nupcial alrededor mío
- ¿No que no, mi Hermoso?
- No me malinterpretes. Seguramente sobrará comida, eso servirá para abonar mi tierra
La quxita entrecierra los ojos, incrédula; pero dice mientras se retira
- Aquí estaremos"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí




10-4


- Ah, ya entiendo por qué ese animal te necesitaba tanto
A lo que dijo el retoño, el joven árbol dice
- Sobre todo cuando sus hijos se fueron de su casa a hacer sus vidas
- Ni me recuerdes
- Pero fue gracioso. Sobre todo porque no fuimos nosotros los que lo sufrimos, sino tú


"La quxita llega, abraza y llora sobre El Majestuoso
- ¡Hermoso mío, Hermoso mío! ¡Mis hijos! ¡Han decidido irse de casa!
- Ya se estaban tardando
- ¿Qué dices?
- Recuerda que los hijos de los animales y los frutos de los vegetales son iguales. Si caen más cerca de uno, tendrán la desventaja de competir con nosotros, ellos no podrán desarrollarse y acabarán muriendo. Deben de ir más allá, lejos de uno para que tengan su propio terreno y se desarrollen grandes y fuertes, si es posible, más que uno
- Es que duele
- ¿Qué te duele?
- La soledad
- Para ustedes los animales, la soledad es muy dura...
- ¡Gracias, Hermoso! ¡Claro que acepto venir todos los días a verte!
- Un momento...
- ¡Es más, voy a traer una tienda de campaña y viviré de ahora en adelante contigo!
- Sin embargo, te ordeno que tú me... ya se fue... Animal tenía que ser"


- Lo bueno es que duró sólo unos días y después regresó a su casa
- Sí. Aunque las penurias que te hizo pasar nadie te las quita
- Como cuando era niña. Yo pensé que volvería a ser algo parecido; pero por suerte no fue así


El Majestuoso recordó cómo la quxita tratando de calentarse casi lo quema; cómo lo usaba cual fregadero para lavar su ropa; cómo se trepaba en él para comer sus frutas, como cuando era un niñita, sólo que esta vez no se compadeció y sí la llegó a tirar varias veces. En una de esas se pelearon y ella regresó a su casa


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí


9-5


Continuó hablando el árbol joven
- Hablando de niños, ¿Te acuerdas el drama que hizo cuando se dio cuenta que sus frutos ya no eran infantes?


"- Hola, Hermoso mío. Ahora quiero pedirte un consejo
- Tú siempre estás de latosa
- Me acabo de dar cuenta de lo rápido que crecen los hijos
- Eso es relativo
- Apenas los tienes en tus brazos...
- Eso es cansado
- ... cuando de pronto, te das cuenta que ya son independientes
- Eso es reconfortante
- No sé si los he educado bien
- Las raíces serán muy fuertes; pero deben seguir creciendo
- ¿Eso qué significa?
- Piensa en nuestras raíces como en tus valores, principios, y toda ese conjunto de sinsentidos que suelen ustedes, animales, utilizar. Ambos, bien firmes, bien plantados, mantendrán a uno con vida; pero para crecer uno, tienen las raíces que crecer. Eso, cree en mí, es una lucha brutal por ganar terreno. Lo mismo con ustedes, animales, deben de confrontar sus sinsentidos para crecer, y cree en mí, no es fácil


El Majestuoso recordó una dura lucha que tuvo cuando aún era joven. Esa lucha determinó el destino del bosque que en ese entonces era un pastizal. El Majestuoso y su hermano, únicos sobrevivientes de un conjunto de arbustos, se enfrentaban por el dominio del terreno. Se quitaban los nutrientes. Se asfixiaban entre sí sus raíces. Se quitaban el agua. Se tapaban la luz. La guerra fue incesante, todos los días a toda hora, incluso sacrificando los propios nutrientes para impedir que el otro los tenga. Fueron cerca de 300 años que pelearon hasta que, finalmente, El Majestuoso logró matar a su hermano


Este bosque está formado por sus hijos, y a veces, también tiene que matarlos para seguir viviendo él"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí



8-6


- Eso no fue un drama comparado cuando se murió su pareja
- Hasta apostamos que te iba a pedir que te casaras con ella para suplirlo


"- ¡Hermoso mío! ¡Mi esposo! ¿Qué voy a hacer? ¿Qué voy a hacer?
- Simple. Lo que tengas pendiente
- ¡Pero es que sin él! ¡Era mi compañero! ¡Ahora estoy sola!
La quxita abraza a El Majestuoso y llora desconsolada. Es tanta la energía que tenía dentro de ella que hasta empezó a emitir luz con sus diamantes; pero la frase que dijo al final lo hizo recordar


Él ya era un árbol maduro y estaba ya rodeado de pequeños arbustos. Una noche, un rayo lo atraviesa, sin embargo, no lo parte (Obviamente por estar hecho en base al diamante resistió más), sólo lo calcina internamente en un muy buen segmento. Ese daño fue terrible y los pequeños arbustos aprovechaban la debilidad de él para robar los nutrientes y asfixiar sus raíces. Él tuvo que matarlos para poder sobrevivir. Solo, contra sus hijos, herido de muerte. Solo, lo logró, solo


El Majestuoso le dice a ella:
- Si no puedes vivir sola, consigue otro marido
- ¡No es tan fácil, no es tan fácil!
- Ustedes los animales se complican la vida
- ¡Sé que necesito ser fuerte por mis hijos!
- Al menos sabes algo
- ¡Es que es tan difícil!
- Volvemos a lo mismo
Ella se pone a llorar otra vez, el árbol ni le hace caso. Un largo rato pasó y la quxita suplicó
- ¡Ayúdame!
- ¿Por qué he de ayudarte?
- ¡Necesito consejos! ¡Necesito alguien que me apoye!
- No
- ¿Qué?
- Vete. Yo no estoy para apoyarte. No somos iguales. Has tomado mis consejos para ti; pero no voy a educar a tus frutos. Ve con los tuyos. Ellos podrán ayudarte
Ella, que todo este tiempo estuvo de rodillas, se levanta furiosa y le grita:
- ¡Imbécil! ¡Te odio!
Dicho esto, se fue llorando y corriendo
- Animales... muy volubles, por eso son tan débiles. Estoy seguro que después va a volver para decirme una letanía de vanalidades. Debo aprovechar estos momentos de paz"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí



7-7


El pequeño arbusto volvió a formular una pregunta
- ¿Y ella cuántos frutos tuvo? ¿Muchos?
El joven árbol le contesta:
- Tres


"La quxita estaba de presumida con El Majestuoso
- ¡Mira hermoso! ¡Este bebé es mi primer hijo y aquí, dentro de mí, está el segundo!
- Hasta que haces algo bueno. Reproducirte
- Aunque sólo quiero tener tres
- ¿Tres nada más?, eso es un desperdicio. Ten unos mil, dos mil, mínimo
Ella se le quedó viendo con una cara entre susto y asombro
- ¿Qué te pasa?
- Hay que garantizar la preservación de los genes. Tres frutos es garantizar la extinción de tu riqueza genética
La quxita pregunta con más intención de callarlo que de saber
- ¿Cuántos hijos tienes tú?
- En total, 167,893. Sobreviven hasta ahora 34,876
- ¿Qué les pasó a los otros?
- Demasiado débiles para seguir vivos, algunos fueron atacados por animales, otros murieron tratando de subsistir
- ¿Y tú como su padre no fuiste capaz de protegerlos?
- ¿Protegerlos? Incluso tuve que matar a algunos. Si eso hubiera hecho mi padre conmigo yo no sería lo que soy ahora


Y El Majestuoso recordó cuando por fin conoció a su padre. Ya había luchado contra su hermano hace mucho, y sobrevivido hace poco al rayo que casi lo mata. Sendas raíces se toparon tratando de ganar terreno ambas. Su padre trató rápidamente de asfixiar sus raíces y él se defendió atacando las suyas. Fue una lucha bestial, cruel, dura, intensa; pero después de más de 500 años de lucha, El Majestuoso mató a su padre y se convirtió en el árbol más longevo del mundo


- ¿Qué me recomiendas que les enseñe a mis hijos?
- Un fruto es para preservar la especie, edúcalos para eso
Consternada por la respuesta, afirma:
- Creo que fue un error preguntarte eso. Tu respuesta es muy buena para las plantas; pero para nosotros no creo que se ajuste. ¡Les voy a enseñar tantas cosas!
Cuando dijo esto último, alzó a su hijo bien alto y el bebé empezó a reír. El Majestuoso le dijo:
- Si no educas a tus frutos para que preserven tus genes, entonces estás condenando tu especie a la decadencia. No trates de hacer que tus frutos vivan cosas que tú no viviste, ellos son ellos y tú eres tú. Tu época ya pasó, la de ellos comienza y es otra distinta. Tienes que prepararlos para que sobrevivan a lo que están por enfrentar, pues si fallan, no sólo será su fracaso, sino tuyo también por traer al mundo a seres genéticamente inferiores e indignos de propagarse por su superficie


Ella bajó a su hijo y lo apretujó contra su pecho, perturbada por las palabras del árbol. El bebé seguía riendo; pero ella no lo veía, se le quedó viendo al árbol con mucha ofuscación de su entendimiento pues no captaba bien lo que le trataba de dar a entender El Majestuoso. Finalmente mejor no dijo nada. Se despidió y se fue"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí



6-8


El arbustito preguntó
- ¿Cómo tienen frutos los animales? ¿Usan flores?
El Majestuoso ahora es quien le contesta
- El macho deposita su polen dentro de la hembra, y se gesta dentro de ella hasta que germina
"La quxita presume su vientre de embarazada (Por si quedó la duda. Sí gestan y dan de mamar igual que las humanas de aquí; pero no paren igual, sino emitiendo energía por el diamante del pecho, misma que da forma al bebé. Casi siempre es el padre quien pone los brazos para que la madre se encargue solamente de emitir la energía sobre ellos y formar al hijo)
- ¿Qué opinas, Hermoso mío, me veo bonita?
- Te ves gorda
- Seguramente sabes a qué se debe
- Estás preñada
Coqueta, responde
- Sí, así es
- ¿Y?
- ¿Y qué?
- ¿Nada más a eso vienes?
- ¡Claro! Las alegrías se comparten con quienes amas
- Amor. Alegría. Tú y tus vanalidades. Compartir
Frunciendo el ceño le contesta severa
- Me gustaría dijeras algo más que insultos
- Pues entonces cállate, siéntate y escúchame. ¿Cuál es el deber de un padre?...
- Amar a sus hijos
- Que te calles y me escuches. Otra interrupción y no te vuelvo a dirigir la palabra
- Perdón
- Repito. ¿Cuál es el deber de un padre? Procrear. Proteger. Educar. ¿Cuál es el deber de un fruto? Aprender. Retar. Vencer. ¿Cuál es el deber de un hermano? Retar. Vencer. ¿Dudas hasta aquí?
Horrorizada, ella le dice:
- ¡Eso es horrible!
- El padre debe de procrear para preservar sus genes. Proteger sus genes y educarlos es primordial para que no cometan los mismos errores de los padres. Siempre mejorar, nunca retroceder. El fruto debe aprender, y una vez aprendido lo suficiente, demostrar que es mejor que su padre y superarlo. El hermano debe demostrar que son sus genes superiores a su hermano y, a no ser que otro individuo de una familia distinta esté por ganar terreno a la familia propia, que sean los genes propios los que prevalezcan
- Eso es tan cruel, tan brutal, tan bestial, tan...
- Tan cierto
- ¡Tan primitivo!
- Tan esencial
- ¡Tan caduco!
- Tan actual
- ¿Cómo pudiste aprender algo tan salvaje?
- ¿Cómo aprendiste a hablar?
- Escuchando
- No. Aprendiste a hablar hablando. A escuchar aprendiste tu idioma, a hablar aprendiste cometiendo errores fonéticos y de articulación. Es decir, hablando hasta perfeccionarlo. ¿Cómo aprendiste a caminar?
- Pues si sigo tu lógica, intentando caminar
- El intento no cuenta. Intenta y al primer fallo te rendirás. Hazlo, simplemente, y lo lograrás
- Entonces aprendí a caminar caminando
- ¿Cómo se aprende a vivir?
Alzando los hombros y de manera automática, ella contesta:
- Viviendo
- Nadie dice que no cometerás errores; pero nadie podrá decirte que te quedaste en el intento. Fuiste por lo que querías y lo hiciste. Viviste viviendo. Así es como se adquiere la sabiduría


Melancólicamente ella le contesta:
- ¡Ahora me doy cuenta de lo distintas que son nuestras vidas!
- Seguro mis consejos no te servirán por lo mismo, así que ve a pedírselos a alguien de tu especie"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí


5-9


El arbusto seguía de preguntón
- ¿Cómo es eso de que el macho deposita su polen dentro de la hembra? ¿Por qué no lo suelta para que más de una lo recoja?
El Majestuoso vuelve a contestar
- Ese mismo miedo a la soledad los hace caer en un acto estúpido de apareamiento de por vida


"La quxita, sin pedirle permiso al árbol, hizo su banquete de bodas junto a él. El Majestuoso no se molestó tanto, ya que si había desperdicios, iba a pedir que los enterraran para que le sirvan de nutrientes a sus raíces. Claro, con la quxita presente, El Majestuoso no podía tardar mucho en molestarse
- Me gustaría mucho que mi amigo, Hermoso, nos diga unas palabras a mi marido y a mí
- No soy hermoso, soy El Majestuoso
Y ya no dijo más. Ella le peló los ojos para indicarle que hablara; pero al no recibir respuesta a su señal visual, hizo una indicación sonora
- ¡YA!
- ¿Ya qué?
- ¡Di algo!
- Algo
- ¡Dinos algo que te gustaría que nosotros escucháramos!
- Pongan los restos de comida en la tierra para que me nutra
- ¡En honor a nosotros!
- Ah... ¿Honor? Esa es buena... ¿Rey y reina?
La quxita seria y con vista a medio cerrar le dice:
- Sabes bien a qué me refiero
- ¿Y cómo quieres que sepa yo qué quiere escuchar una hembra y un macho por separado si yo soy ambos al mismo tiempo?
Los presentes se rieron, excepto la quxita que seguía terca en escuchar consejos del árbol
- Debes tener en tu experiencia el conocimiento suficiente para aconsejarnos
El orgullo del árbol fue herido y finalmente les dijo:
- La obligación que se tienen mutuamente es en base a la evolución que han tenido. En el principio, cuando todavía no tenían cola y pululaban por el mundo en cuatro patas todo el tiempo, la hembra era venerada porque de ella salía la vida nueva. Esto hizo que el macho sea el que se aventurara en la búsqueda de alimentos y defensa de la tribu. Eso les sirvió para llegar hasta donde están. Sigan con eso. El macho provea y proteja, la hembra procree y cuide


Los presentes escuchaban gustosos las palabras del árbol; pero ella no estaba conforme con lo que oía, y dijo:
- Eso está bien; pero creo que hemos llegado a un nivel de civilización en el que otro tipo de consejos deberían ir incluidos
- Civilización
Los presentes se empezaron a reír; pero se callaron al ver que el resto de los árboles les hacían con las ramas señas de no seguir. En cuanto reinó el silencio, El Majestuoso siguió hablando:
- En una relación monógama lo importante es la comunicación, el respeto, la empatía. Todo lo demás es consecuencia de lo primero. Si hay comunicación habrá concordancia de metas en la vida. Obviamente es importante la honestidad. Respeto en los límites y necesidades que el otro pueda tener o sentir. Pero una relación debe hacer crecer a ambos, así que la empatía ayudará a que el respeto sea una correspondencia mutua y ambos crezcan como un solo ser. Son sexos diferentes y complementarios, individualmente son incompletos, juntos son... bueno, contémplenme"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí


4-10


El arbusto, aún sin saciar su joven naturaleza inquisitiva, prosigue
- ¿Eligen su pareja a la primera los animales?
El Majestuoso contesta
- No. Les encanta complicarse la vida


"La quxita, ya una adolescente, le comenta llena de felicidad a su amigo El Majestuoso:
- ¡Hermoso, Hermoso, ¿Qué crees?!
- Creo firmemente en que vas a hacer algo que me va a molestar
- ¡Hay un chico que me gusta!
- Mi creencia estaba bien fundada
- ¡Y creo que estoy enamorada!
- Por favor, dime que utilizaste esa frase sólo por usarla y que realmente no la construiste de ese modo con premeditación
- ¿Qué cómo qué cosa que qué?
El Majestuoso se arranca él solo una fruta, se la inserta en la boca a ella y le dice:
- Come, ya, vete
La quxita le dice mientras come:
- Es que no vengo a comer sino a anunciarte lo que te dije
- Pues ya lo hiciste, vete, vete
Mientras le decía "Vete, vete", le daba palmaditas en los glúteos para que se vaya; pero no se fue, para desgracia del árbol
- ¡Espera! ¡Deja te cuento cómo es él!
- Te voy a hacer unas preguntas sobre él y me contestas
- ¡Va!
- ¿Cómo son sus manos?
Ella se quedó pensativa con los ojos bien abiertos, finalmente dijo dubitativa:
- ¿Chatas?
- ¿Y sus pies?
- También
- ¿Cómo es su rostro?
- ¡Bien chulo!
- Me refiero a su mandíbula, a su nariz, a sus pómulos, a sus cejas, a su frente, a su mentón, a su boca
Al escuchar tantas partes del rostro, ella misma se tocaba y decía conforme agarraba las partes de su propio rostro
- Mentón pequeño, mandíbula delgada, boca chica, pómulos... casi no se le notan, nariz fina igual que las cejas, y frente pequeña
- ¿Cómo habla? ¿Cómo es su voz? ¿Usa correctamente el lenguaje?
- No sé, aún no me atrevo a hablar con él
- ¿Cómo viste? Y me refiero a si es descuidado en el uso de las telas
- Poquito
- Entonces te has fijado en un completo imbécil
- ¿Cómo puedes saber eso si ni lo conoces?
- Manos y pies chatos indican poca evolución. Si son finos indican delicadeza, algo inútil y denigrante en el varón. Un mentón pequeño y mandíbula delgada, así como cejas y nariz fina, así como pómulos no sobresalientes indican que es cobarde y débil. No está diseñado para el combate y por lo tanto escapará al primer problema. Frente pequeña indica poca inteligencia, pues está cubierto de pelo, signo inequívoco de poca evolución. Por eso los diamantes y los ojos aún conservan pelo, pues son lo más primitivo que tienen. No han evolucionado porque han funcionado correctamente así como están. Se reafirma lo que digo con su boca chica, no diseñada para el diálogo, algo que los seres inteligentes y evolucionados hacen mucho. El no usar adecuadamente las telas lo convierte en un ser inmaduro. No significa que tenga una fuerte autoestima y que no le importe lo que el mundo diga de él, sino que no tiene la capacidad de autorespetarse a sí mismo. Inmadurez, indecisión, indeterminación, descuido, dependencia de los demás. Eso indica el descuido de sus ropas. Cuando hables con él, seguramente te darás cuenta que habla muy bajo o muy fuerte, signo de que no habla mucho y no sabe entonar correctamente. Asimismo, te darás cuenta que su uso del lenguaje es muy pobre y viciado de errores
- ¡Ay, tú qué vas a saber!


La quxita se fue sin decir adiós; pero días después volvió y le pidió disculpas al árbol porque el chico resultó tal y como se lo había dicho. Obviamente, con el corazón roto, lloraba mucho
- ¿Cuándo vas a dejar de llorar?
- ¡No sé! ¡Buuuuuaaah!
- Llevas media hora
- ¡Pues a ver si llego a la hora! ¡Buuuuaaah!
- ¿No puedes ser menos escandalosa?
- ¡¡NO!! ¡¡BUUUUAAAAH!!


Ella lloraba sentada, cubriendo sus ojos con los puños y boca bien abierta. Tan abierta que llegó un fisgón (Alto como un lobo, con cuerpo parecido al conejo, lleno de escamas verdosas aunque con fino vello café debajo de ellas, ojos grandes, manos de dedos largos y garras finas, orejón y de gran nariz. Tiene un diamante en el pecho; pero no en la frente. A ese animal le llaman fisgón ya que busca insectos para comer por todas partes. Suele meterse en las casas y mover las cosas en su incansable búsqueda. Es un animal muy dócil; pero muy incómodo como mascota, pues nunca deja algo en su lugar), mira dentro de la boca de la quxita y al no encontrar nada, se va. Ella sigue llorando sin percatarse de nada
- Eso es llorar
- ¡Déjame! ¡Buuuaaah!
- ¿Nada más a eso vienes?
- ¡Sí! ¡Buuuaaah!
Sin proponérselo realmente, la quxita sobrepasó la hora de llanto. Finalmente tuvo que detenerse porque empezó a toser, ya que su garganta estaba cansada de gritar. Al sentirse impedida de seguir con su berrinche, se empezó a calmar y finalmente El Majestuoso le dijo:
- Pensé que nunca te ibas a callar. En fin. Ahora que tengo tu atención, escucha
Ella se secaba el rostro mientras afirmaba con su cabecita que lo escucharía
- A lo largo de tu vida amarás a muchos y te enamorarás de muchos. ¿Entiendes la diferencia entre amor y enamoramiento? Claro que no. Deja te explico. El enamoramiento es un sentimiento, producto de un efecto químico para aparearse. El amor es una pasión, es eterno. No tiene que ver con algo físico sino espiritual. Tú te enamoraste de él, por eso no viste lo que era realmente. En tu cultura monógama, lo más aconsejable es que actúes como si tuvieras cien puertas a elegir y sólo una llave (Símbolo de la virginidad) que se romperá con la primera puerta que intentes abrir con ella; pero sólo abre una puerta de las cien (Símbolo del matrimonio. Cabe aclarar que El Majestuoso no da importancia, pues considera estúpida, una cultura monogámica. Por eso no le da consejos para elegir al tipo adecuado). Te equivocarás e intentarás con muchas puertas; pero si sabes buscar bien encontrarás la puerta correcta; sin embargo, recuerda que sólo tienes una llave, no seas imprudente. El enamoramiento pasa con el tiempo, así pues, da paso a que transcurra su efecto para conocer bien en quien te has fijado y sepas cómo es realmente. Quizá, qué digo quizá, realmente no entiendes la importancia de la monogamia en tu cultura. Si no llevaran su monogamia como deben, habría endogamia, incesto, decadencia de la raza y de su cultura. Aún eres una puberta y no entiendes nada. Espero que llegues a madurar y comprendas mis palabras"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí




3-11


Se hizo un silencio que fue interrumpido por el árbol joven
- Pero como haya sido ella en su personalidad, de niña era muy bonita


"La quxita llega con El Majestuoso. En su rostro se ve una preocupación muy grande
- Hermoso mío, estoy algo triste y deprimida
- Y yo pensé que esas nubes eran porque iba a llover
- También estoy asustada y preocupada
- Deberías... ¿Qué tal si aparece un tejedor? (Los tejedores de Pumovio exploraron el Universo 1 para buscar comida; pero acabaron quedándose en Pumovio al no encontrar una que los dejara satisfechos. Debido a la longevidad de El Majestuoso, él alcanzó a conocerlos)
- Tengo ganas de llorar
- Hazlo por ahí, que es donde el suelo ha estado muy seco
- Necesito un abrazo bien apretado
- Eres más molesta que una manada de fisgones... y ya fui atacado por una
- Hay algo que oprime mi pecho
- Seguro es el abrazo
Ella empezó a sollozar, y justo mientras soltó el llanto alcanzó a decir:
- ¡Ya no soy una niña!
- ¿Tanto lío por eso? Cállate y escucha esto... Que te calles te dije
Como ella no dejaba de llorar, El Majestuoso dejó caer una fruta sobre la cabeza de ella
- ¡Ay!
- Ahora sí, escucha...
- ¡Me dolió!
- ... las diferencias entre un adulto y un niño son las siguientes: El niño crece, el adulto envejece; el niño no es fértil, el adulto sí; el niño no tiene experiencia, el adulto se supone que sí. Y ya
- ¿Es todo?
- Sí. Porque si te fijas, la vida del adulto es igual a la de un niño. Los niños juegan, los adultos trabajan. Te dirán que es más responsabilidad el trabajo; pero para un niño, el perder en un juego es como si un adulto perdiera el trabajo. Para un adulto es importante progresar en el trabajo, para un niño ganar en su juego. Y si te fijas bien, toda civilización es un conjunto de estúpidas reglas arbitrarias, igual que en los juegos de los niños
La quxita entrecierra los ojos y le dice incrédula:
- Siento que me estás tratando de lavar el cerebro
- Piensa con calma lo que te dije, y te darás cuenta, en su momento, que mis palabras son pura verdad"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí




2-12


El Majestuoso dice al árbol joven:
- Y aun así, ¿Quién iba a pensar que algo tan chiquito sería tan latoso?


"Una quxita que no hace mucho daba sus primeros pasos y decía sus primeras palabras, se ha alejado de sus padres siguiendo a un fisgón. Ella es de piel clara y pelo rojo. Llega con un árbol titánico. La niñita queda maravillada con esa creatura tan gigantesca. El árbol le dice:
- Vete de aquí
La niña no dice nada, sólo tiene la boca abierta de admiración
- Que te vayas
- ¡Eres tan hermoso!
- No soy hermoso, me llamo El Majestuoso
Llegan los padres de la niña y se la llevan; pero ella no le quita los ojos de encima. La madre le dice enojada:
- ¡Ya te he dicho que no juegues así!
El Majestuoso le dice a la madre:
- El juego es aprendizaje, si no quieres que tu fruto juegue, no te extrañe que crezca siendo una ignorante y una idiota. El juego es la forma en que ustedes animales aprenden de manera natural. Sus estructuras escolares e intentos vanales de pedagogía nunca se compararán con el poder del juego. Sobre todo cuando son tan jóvenes, les queda una impresión del mundo que los marcará para toda la vida. Dejad que tu fruto juegue; pero no cerca de mí
Los padres se ofendieron y se llevaron a la niña a jalones, la cual le dijo al árbol:
- Adiós, Hermoso
- Llámame como quieras, al fin y al cabo no te voy a volver a ver nunca más


Semanas después, regresó la niña
- ¡Hermoso!
- ¿No te dije que te fueras?
La niña no hizo caso y jugaba trepándose al árbol. Subía y bajaba ágilmente para agarrar sus frutas
- Te daré todas mis frutas si te largas
La niña, con muchas frutas en su falda, se sienta y las empieza a comer hasta quedarse dormida bajo la sombra del árbol. Finalmente despierta y se pone a correr por toda la circunferencia del árbol
- ¿Por qué no molestas a los demás árboles?
- Porque son feos y tú eres hermoso
- Pero mira aquel, tiene lapislázuli, este otro tiene perla, ese de allá tiene jade, el otro de acullá tiene rocío de lluvia (Es una piedra que parece tener neblina encerrada dentro de un cristal transparente), allende hay uno que tiene alma de pez (Los peces de Qux-R-CH son totalmente transparentes y planos. Parecen serpentinas de vidrio, y los hay de diferentes tamaños. La piedra alma de pez es un cristal totalmente transparente, igual que los peces, de ahí su nombre), yo sólo tengo obsidiana (Recordad que los CH dan frutos parecidos a piedras preciosas)
- Pero tú eres hermoso


Después de meses de jugar con él, la niña lo dejó un rato; pero siempre volvía, ya no para jugar, sino para pedir consejos y a escuchar la cátedra que sólo su sabiduría podía ofrecer. Para ella, era un padre y una madre que no la regañaba sin sentido, sino que le decía las verdades aunque fueran crueles. Para El Majestuoso era como tener una mascota... una muy latosa"


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí




1-13


El arbustito formuló una pregunta más
- ¿Y ella tenía nombre?
El Majestuoso le respondió:
- Su nombre es Máxima


Para ir al siguiente capítulo yendo de abajo hacia arriba, pica aquí