Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 6 de julio de 2012

La equidad de género

Para esta entrada, necesito encarecidamente el apoyo de las mujeres. Su participación activa y retroalimentación es importantísima.


Lo que quiero saber es qué entienden las mujeres por "equidad de género".


Tenemos que aclarar varias cosas. La primera es la más fácil, varón y mujer no son contrarios ni opuestos, son complementarios, y por lo tanto tienen ciertas características que los hacen diferentes y por eso mismo, únicos. Tratar de que no haya diferencias de ningún tipo es ir contra la naturaleza.


¿Buscan acaso que haya justicia entre el varón y la mujer? La justicia se define como hacer cada quien lo que tiene que hacer. Esta es la definición pura y filosófica de la justicia. Así pues, mientras la mujer haga lo que tiene que hacer y el varón también, habrá justicia; pero aquí viene la pregunta. ¿Saben varón y mujer, qué es lo que deben hacer? Si no, ahí radica el problema.


Los romanos no tenían tiempo para filosofar, la idea era pelear. Así que pragmatizaron y sintetizaron a la vida jurídica la definición de justicia como: "a todo derecho equivale una obligación, y a toda obligación equivale un derecho". Así, pues, la mujer quizá quiere más derechos; pero, ¿está dispuesta a asumir las obligaciones? No puede ir una sin otra porque sería injusto. ¿Quieren dejar ciertas obligaciones y conservar sus derechos? Tampoco se puede. 


¿Quieren tener las mismas oportunidades, derechos y obligaciones que los varones?


Primero tienen que entender, varones y mujeres, que por lo mismo que son complementarios, hay cosas que no podrán hacer unos y otros sí, por lo que la armonía entre ambos es la que debe existir. 


Si entendemos que no podemos hacer a un lado las diferencias naturales de los géneros, queda el aspecto racional.


No creo que busquen que el feminismo domine sobre el machismo, ya que ambos son, por definición, el dominio de uno sobre el otro, haciendo que no haya la equidad deseada.


Entre varones, competimos. Si voy de pie en el camión y alguien se levanta, yo me siento a menos que otro me gane. Si quieren igualdad, deben olvidarse de la caballerosidad, y también pelear por el asiento. Si yo gano el asiento y una chica me dice: "Me iba a sentar; pero está bien, siéntate tú". ¡Con mucho gusto disfruto de mi asiento! ¿Qué quieres, que te deje el asiento? ¡Dilo! No esperen que les adivinemos el pensamiento, tienen las mismas capacidades para expresar sus deseos y pensamientos, pues háganlo.


Aunque sí, en cierto modo también el varón debe pensar como la mujer en algunas cosas. Y no me refiero a maquillarse, depilarse y usar vestidos. Me refiero a ser más responsable, menos cavernícola, más sentimental, etc. (En el ejemplo anterior, sería antes de luchar por el asiento, revisar si hay alguien que lo necesite de verdad)


No considero que sea un avance en equidad de género que en una empresa haya la misma cantidad de varones que de mujeres. Explico. Si una generación de egresados de electrónica va a pedir trabajo, y en esa generación sólo hay una chica, la cual está muy por debajo de lo que el puesto necesita. ¿La deben contratar sólo para cumplir la equidad de género? ¿No es más equidad de género que ella debe luchar, esforzarse, tener los medios para hacerlo, y ser elegida basados en los mismos criterios que los varones? Igualmente, cuando la mayoría de la generación sea femenina, no se debe tener preferencia por el varón por ser varón, sino que si es elegido, debe serlo porque se merece ese puesto en base a unas reglas. Así, aunque sólo haya una mujer o un varón en la empresa, no se rompe la equidad de género porque la empresa no tiene la culpa que la gente no esté capacitada.


También si las mujeres quieren equidad, deben ser menos pasivas. No esperar a que el varón las invite o se les declare, ustedes invítenlos y declárensele. Están en igualdad de condiciones para hacerlo.

Las mujeres tampoco deben ser pirañas caníbales de sí mismas. Si una mujer desea, porque así lo quiere ella, ser ama de casa, las que no quieren no tienen por qué insultarla, ni denigrarla, ni hacerla sentir menos. Ella está en su derecho de elegir ese estilo de vida y si así logra su realización y su felicidad, está bien. Lo mismo el caso contrario, quienes no quieren ser amas de casa no deben sufrir las burlas, insultos ni denigraciones de las que optaron por esa vida. Hay algunas, las menos, que quieren ambos por gusto, más bien es por necesidad o por flojera del zángano que tienen por arrejuntado en su casa. En este caso, es equidad de género que el varón sea amo de casa. Si no va a trabajar, que se dedique con todo al hogar. Si van a trabajar ambos, que se ayuden mutuamente.

Esto nos lleva a algo importante: La educación de los hijos. No es para dejar esa responsabilidad de parte de un sólo progenitor. Los dos los hicieron y los dos los pagan. Además, recordemos que la mano que mece la cuna domina al mundo, así que es una fuerte responsabilidad ser padre. Si no pueden con el paquete, no hagan hijos.

La pregunta aquí es, ¿estoy hablando de una fantasía? ¿Qué no acaso ya es posible eso? ¿A qué se debe entonces la frustración de las mujeres? ¿En que los varones todavía las denigran o hacen menos? Eso es culpa de ustedes, mujeres. El valiente vive hasta que el cobarde muere. Si él te insulta, date a respetar, mujer. Si él te golpea, defiéndete, demándalo, no digas idioteces como "el karma se encargará de él", "es que lo amo", "es el padre de mis hijos", "no sé qué hacer sin él", "es que así me enseñaron", "no puedo hacer nada". Si él te estorba para crecer como ser humano y lograr tu proyecto de vida, déjalo. Es un parásito, un zángano, un estorbo.

Y si no son los varones, entonces son otras mujeres. ¿Por qué siguen siendo amigas de aquellas que les hacen eso? Deben aprender a no juntarse con aquellas envidiosas, amargadas incapaces de luchar por lo que realmente quieren, y que sólo se dedican a criticar y a amargar a las demás personas.

Cada quien puede luchar por lo que quiere, y si bien las mujeres no la tienen fácil, tampoco los varones. Y si nada es fácil para uno y otro género, ¿para qué hacernos los mártires? Lo mejor sería apoyarnos y salir adelante

8 comentarios:

  1. Hola:

    Interesante reflexion, creo que no puede haber igualdad en dos generos totalmente distintos, en donde por ejemplo el hombre de por si es mas fuerte que la mujer, porque ha sido preparado para eso, para tener mas resistencia, es solo un ejemplo de lo desiguales que son y muchos aspectos mas.
    Cada uno es libre de como llevar su vida y que lograr con ella, sin importar si eres hombre o mujer la decision es de uno y nada mas.
    Lo que si el respeto por el otro une,equilibra armoniza...etc...
    Cuando todos sepamos respetar a los demas, las diferencias se disolveran.

    Un saludo amigo...fely

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho esta reflexión porque hoy todo el mundo se pregunta y lucha por la igualdad...
    Yo que espero algún día ser filóloga, siempre debatimos acerca del machismo del lenguaje, cuando yo creo que no es así. Y por ende, todo en la vida. Creo que a la mujer se le puede dar oportunidades, que nadie puede imponer limites (ni a una mujer ni a un hombre) por su condición sexual, por el sexo que tenga o por cualquier otra condición. Pero debemos también saber que los hombres no son iguales a las mujeres, tienen virtudes que nosotras carecemos y viceversa.
    ¡De ahí lo bonito que es complementarse con un hombre! Ellos pueden ser cabeza de la familia y nosotras el corazón, sabiendo que cada parte es fundamental... Y que nadie es más importante que el otro.
    Ojalá aprendamos que mi libertad termina cuando entra en conflicto con la del otro...

    Un saludo grande, mi gran escritor y amigo!

    Sheila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por participar en esta entrada. Luego hablamos sobre el machismo en el lenguaje, también es un tema interesante

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo Asura, tu forma de ver las cosas.

    Ademas creo que como hombres y mujeres merecemos un plus. Si se puede decir que respecto a derechos e igualmente obligaciones somos iguales, no esta de mas lo siguiente,

    A los hombres les gusta ver en las mujeres lo femenino,noble...etc. (No lo tosco, desatendido, etc, que para eso se pintan solos).
    En las mujeres también nos gusta ver la caballerosidad de un hombre, que por hacerlo no le quita lo hombre, al contrario se le reconoce mas.

    Yo creo que todos merecemos ese plus por ambas partes, hay que darle sazón a nuestras diferencias, claramente de manera cordial y por un bien común entre ambos sexos.

    Abracitos =) Diana Flores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita y por comentar

      Has comentado algo muy interesante que me ha hecho reflexionar, y es que toda mujer nace mujer; pero puede llegar a ser una dama, y todo varón nace varón; pero puede llegar a ser un caballero. Es fácil ser lo que somos; pero podemos ser algo más

      Eliminar
  4. Si, podemos llegar a ser algo más.
    Concuerdo con que somos un complemento, te sonara conocido..
    El Yin y Yang en diferentes proporciones y tiempos..

    Hablas sobre la caballerosidad, y el llegar a ser una dama...
    Esto por desgracia es algo que se va perdiendo con el paso del tiempo.
    Pero si, cada uno, tanto yo como mujer, y tu como hombre, tenemos la misma capacidad de expresión, y de decir lo que realmente queremos o sentimos..
    Pero hay un punto que falto tocar.
    Que es difícil, en un principio, el poder expresarse libremente, sin ser o sentirse juzgada (o) por salir de los estándares de la supuesta Normalidad...
    Los chicos no hablan de sentimientos, las chicas no hablan de box , son normas a las cuales me refiero.
    Pero que me parecen tonterías, realmente ambos tenemos la misma libertad (hasta legal) de pensar, decir y actuar como bien nos de la gana,
    pero es verdad también lo que alguien aquí comento,
    Mi libertad termina cuando entra en conflicto con la del otro.
    Y ahora ya no creo que hables solo de una fantasía,
    Se que es realidad..
    Lo vivo.
    Para terminar, algo de un buen autor.. Las responsabilidades, para ser equitativas, son compartidas.
    Y eso es en todo, Ambos (hombre y mujer; dama y caballero), se deben de esforzar por lograr lo que quieren,
    y ahora bien, si es un sueño común,
    Emprenderlo Juntos.

    Gracias por esta buena reflexión,
    Sin mas me despido, por el momento...

    Ya sabes quien soy, Te quiero Mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar. Cierto, este tema da para mucho más; pero al menos ya te tengo para hablar largo y tendido de estas divagaciones filosóficas. También gracias por poner tu nombre, ya aprendiste que no te puedes esconder de mí (ñaca ñaca). Yo también te quiero mucho

      Eliminar