Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 7 de septiembre de 2012

El gen egoísta (parte 3 de 7)

Pica aquí para ir a la parte 2

Pica aquí para ir a la parte 4

V. AGRESIÓN: LA ESTABILIDAD Y LA MÁQUINA EGOÍSTA

“El presente capítulo abordará, en su mayor parte, el tópico con tanta frecuencia mal entendido de la agresión”

”Para una máquina de supervivencia, otra máquina de supervivencia (que no sea su propio hijo u otro pariente cercano) constituye una parte de su entorno, al igual que una roca, un río o un bocado de alimento. Es algo que obstruye el camino que puede ser utilizado. Difiere de una roca o un río en un aspecto importante: tiene tendencia a devolver el golpe (...) La selección natural favorece a los genes que controlan a sus máquinas de supervivencia de tal manera que hacen el mejor uso posible de su entorno. Ello incluye el hacer el mejor uso de otras máquinas de supervivencia, ya sea de la misma especie o de especies diferentes.”

“Las máquinas de supervivencia de diferentes especies se influyen unas a otras en una variedad de formas. Pueden ser predadores o víctimas, parásitos o huéspedes competidores por algún recurso escaso. Pueden ser explotados de maneras especiales, como por ejemplo cuando las abejas son utilizadas, como portadoras del polen, por las flores. Las máquinas de supervivencia pertenecientes a las mismas especies tienden a intervenir más directamente en la vida de las demás.”

Aunque menciona que entre sí los machos suelen competir por las hembras, podría pensarse que buscan asestar un golpe fatal para eliminar al competidor. Sin embargo, la práctica demuestra lo contrario. Prefieren intimidarse unos a otros y la lucha se vuelve el último recurso, en la cual, si uno se rinde, se le respeta la vida

“La teoría del gen egoísta debe afrontar la difícil tarea de dar una explicación. ¿A qué se debe que los animales no intenten matar a los miembros rivales en todas las oportunidades posibles?”

La respuesta va así: “En un amplio y complejo sistema de rivalidades, eliminar a un rival de la escena no representa, necesariamente, un beneficio: es posible que otros rivales se beneficien con su muerte más que uno mismo. (...) Por otra parte, podría parecer una buena idea matar o al menos luchar contra ciertos rivales de una manera preferente (...) Él posee un recurso valioso, y por ello deseo luchar contra él. Pero ¿por qué posee dicho recurso? Quizá lo ganó en un combate. Probablemente haya derrotado a otros retadores antes de luchar conmigo. Probablemente sea un buen luchador. Aun si gano la pelea y obtengo el harén, tal vez quede tan magullado que no pueda gozar de los beneficios. (...) Este soliloquio subjetivo es sólo una manera de señalar que una decisión para emprender o no una batalla
debería ir precedida, idealmente, por un cálculo complejo, si bien inconsciente, de los «costos-beneficios»”

“Una estrategia evolutivamente estable o EEE es una estrategia que funciona bien frente a las copias de sí misma. La razón es la siguiente. Una estrategia de éxito es la que domina a la población.
Por lo tanto, tenderá a encontrar copias de sí misma. En consecuencia, no seguirá teniendo éxito hasta que supere a las copias de sí misma” (Este párrafo fue construido haciendo una mezcla del texto original con la nota al pie que el mismo autor hace para dejar más clara la idea. Esto refuerza lo que es llamado “facilitación social”)

Richard expone un ejemplo en el que se usan las matemáticas. Quizá para algunos no quede claro así que les ayudaré. Para empezar, él aclara que todos los puntos tienen esos valores porque le dio la gana que así sea. Ahora pasemos a lo matemático. Cuando habla de las palomas y dice “su resultado final por contienda es el promedio de +40 y -10, lo que equivale a +15”, ¿cómo sacó esos números? Hay de dos opciones, o ganan o pierden en la contienda las palomas. Si ganan, se llevan 50 puntos; pero como su contienda es tediosa, se les castiga quitándoles 10 puntos por perder el tiempo. Así, el ganador sólo lleva 40. El perdedor, no gana los 50 puntos y además es penalizado por perder el tiempo, de ahí salen los -10. Se saca el promedio, igual que en la escuela se sacan los promedios de las materias. La suma del valor de cada cosa, y el resultado se divide entre el total de cosas tomadas en cuenta. Así, tenemos ganador con 40 y perdedor con -10. 40 - 10 = 30. Como sólo hay dos opciones, o ganador o perdedor, 30/2 = +15. Ese es el total de puntaje promedio que puede ofrecer la estrategia de las palomas

La técnica del halcón, por ser más agresiva siempre gana, y por ser más letal no pierde el tiempo, así pues, se lleva los 50 puntos intactos. Siendo 50 mayor que 15 (50 > 15) es fácil pensar que la técnica del halcón perdure sobre la técnica de la paloma, por lo que la de la paloma será olvidada y reemplazada por la del halcón

Cuando la técnica halcón sea la dominante, los ganadores siempre obtendrán sus 50 puntos intactos, y los perdedores, debido a que sufren un daño mayor y casi fatal, se les castiga con una penalización de -100. Esto hace que el promedio se convierta en 50 - 100 = -50/2 = -25, y como 15 (Técnica de la paloma) > -25 (Técnica del halcón), la técnica de la paloma irá substituyendo poco a poco a la del halcón

No explica cómo obtuvo el cálculo; pero dice que esto no sería un oscilar eterno sino que se haría un equilibro en una proporción 7:5 (7 halcones a 5 palomas) sobre una población de 12. Es decir que se lograría el equilibrio al haber 7/12 halcones (50+50+50+50+50-100-100=50/12) y 5/12 palomas (40+40-10-10-10=50/12). Desafortunadamente no explica cómo llegar a ese equilibrio, haciendo que las hipótesis de relación siguientes no sean sustentables a no ser que nos vayamos al estudio original de Maynard Smith, en el cual se basó

“En la práctica, ello significa que existe una proporción estable entre los genes de los halcones y los genes de las palomas en el acervo génico. El término técnico genético para definir este estado es polimorfismo estable.”

Lo que tomo de importante en esto es que tiene un fundamento de filosofía pitagórica bastante marcado, y que además sustenta el determinismo y sienta una base muy fuerte contra el libre albedrío. Aunque más adelante diga que en esta población hipotética el azar es importante y que no debe saberse cómo se va a actuar, si como halcón o como paloma, acaba diciendo que la proporción no se debe alterar para que siga habiendo una estabilidad

“Las conclusiones generales importantes son: las estrategias evolutivamente estables tenderán a evolucionar; una EEE no significa lo mismo que la estrategia óptima que pueda lograr la
concentración de un grupo; por último, el sentido común puede ser engañoso.”

También se considera hasta ahora que todos los individuos en lucha son iguales en condiciones. Después de revisar diferentes variantes de esto, pasamos a una batalla no simétrica, sino asimétrica, en donde cada individuo tiene atributos particulares que pueden o no darle ventaja en la contienda: “Parece haber tres fuentes principales de asimetría. La primera la acabamos de enunciar: los individuos pueden diferir en su tamaño o en su equipo de combate. Segundo, los individuos pueden diferir en cuánto puedan
obtener como ganancia de la lucha. Por ejemplo, un macho viejo, al que no le queda mucho tiempo de vida, puede tener menos que perder si resulta herido que un joven macho con el peso de su vida reproductiva por delante. Tercero, es una extraña consecuencia de la teoría el que una mera asimetría arbitraria y aparentemente
irrelevante pueda dar origen a una EEE, ya que puede ser utilizada para arreglar rápidamente las contiendas”

De la tercera da los siguientes ejemplos: “Una analogía simple sería la de los seres humanos que solucionan una disputa rápidamente y sin violencia, lanzando al aire una moneda”. Y: “supongamos que todos los individuos representen «el residente gana, el intruso huye». (...) Como hoy es bien sabido, tal comportamiento se observa comúnmente en la naturaleza y se le denomina «defensa territorial»”. En ambos casos, son reglas arbitrarias que se convierten en una EEE y, en caso de esta última que es la defensa territorial, es parte importante de la doctrina filosófica del arte de la guerra de Sun Tzu

También es interesante lo que denomina “Tipo de jerarquía dominante”. Tiene relación con la memoria general de las batallas pasadas. Un ser que haya ganado mucho, tendrá más probabilidades de ganar que uno que ha perdido mucho, el cual, es propenso a perder más. Es algo que se da en la naturaleza y la razón por la que es interesante es que no es una situación de autoestima, porque para tener autoestima se necesita consciencia de uno mismo, cosa que sucede con otros animales (Richard pone de ejemplo a las gallinas) que dejan de pelear porque aprenden a delimitar su espacio personal y a respetar el ajeno. Entonces, si no es autoestima, ¿a qué se debe la jerarquía dominante?

“Estamos, aún, tan acostumbrados a pensar en términos del «bien de las especies» al considerar la evolución, que a menudo nos
olvidamos de formular preguntas perfectamente razonables tales como: ¿Por qué los leones no cazan a otros leones?”. De hecho, si la leona no trae comida, el león se come a los cachorros. Si un nuevo macho sube al sitio alfa de la manada, mata a las crías del anterior alfa. Sin embargo, Richard lo expresa en términos de EEE, ya que de otra forma, sería inestable. Quizá un poco de esto, un poco de lo otro. Aun así, Richar, en una nota al pie, comenta que no es la gran maravilla la EEE para los fines evolutivos, sino que “El pensamiento de la EEE es útil en su función negativa; nos ayuda a evitar errores teóricos que, de otro modo, podrían resultar tentadores.”

No porque la naturaleza elija los buenos genes, significa que siempre elegirá a los mejores genes, pues no vienen solos sino acompañados, y es la armonía entre genes lo qeu hace que sea próspero o no un organismo

“El acervo génico es el medio ambiente, considerado a largo plazo, del gen. Los genes «buenos» son seleccionados a ciegas como aquellos que sobreviven en el acervo génico. Ésta no es una teoría; ni siquiera es un hecho observado: es una tautología. El problema interesante es saber qué hace a un gen bueno. Como una primera aproximación al tema dije que lo que hacía que un gen fuese bueno es la habilidad para construir eficientes máquinas de supervivencia, es decir, cuerpos. Debemos ahora corregir tal aseveración. El acervo génico se tornará un conjunto evolutivamente estable de genes, es decir, un acervo que no puede ser invadido por nuevos genes. La mayoría de los nuevos genes que surjan, ya sea por mutación o reagrupación o inmigración, serán rápidamente penalizados por la selección natural. Ocasionalmente, un nuevo gen tiene éxito al invadir el conjunto: logra extenderse en el acervo génico. Hay un período de inestabilidad transitoria que culmina con un nuevo conjunto evolutivamente estable. Ha ocurrido una pequeña evolución. Por analogía con las estrategias de agresión, una población podría tener más de un punto estable alternativo y podría, ocasionalmente, variar de uno a otro. La evolución progresiva podría considerarse no ya como una ascensión constante sino más bien como una serie de pasos discontinuos desde una planicie estable a otra planicie estable”

Del anterior párrafo, Richard pone una nota al pie: “Este párrafo constituye un buen resumen de una forma de expresar la hoy bien
conocida teoría del equilibrio paulatino”

VI. GEN Y PARENTESCO
Empieza el capítulo aclarando que un gen egoísta no es un único gen individual, sino que es todas las réplicas del mismo gen, por lo que ayudar a otro ser que tiene la réplica del gen, es ayudarse a sí mismo a que tenga más posibilidades de seguir existiendo “Si el gen de los albinos pudiera hacer que uno de sus cuerpos salvase la vida de diez albinos, entonces la muerte del altruista sería ampliamente compensada por el incrementado número de genes para albinos en el acervo génico.” Sin embargo, aclara también, los genes no actúan conscientemente

Más adelante, aunque trata de explicarlo lo más simple posible, no deja de ser necesario un conocimiento previo de matemáticas, genética y árboles familiares. Intentaré explicar todavía más claramente

Lo primero que encontraremos es que habla de que todos los humanos tenemos en común el 90% de los genes. Eso nos facilita mucho el cálculo al quedar sólo 10% restante. Un ser es el 100% de sus genes. Sabemos que todos los demás tienen el 90%. Vamos a ver qué tanto se alejan sus genes respecto a su familia en el restante 10%. La regla es muy sencilla. Por cada grado de parentesco, se divide entre dos. Por ejemplo. Entre padres e hijos hay un grado, es decir, ½ ó 50% de esos 10% restantes. Va otra vez. Considerando el 10% restante como el 100% que nos interesa, la mitad de 10 es 5, así pues, la mitad de 100 es 50, la mitad. ¿Por qué? Porque de padre a hijo recordemos que se hereda el 50% de los genes. Somos 50% mamá y 50% papá, así pues, del 10% que nos hace diferentes, somos 5% mamá y 5% papá. Con los hermanos igual, ya que procedemos de los mismo padres. Con nuestros hijos igual ya que les heredamos el 50%. Con los abuelos es ¼ porque nuestros padres tienen el 50% de los genes de cada uno de sus respectivos padres, haciendo que nosotros heredemos sólo ¼ de ese 100% original, o bien el 50% del descendiente, es decir, de cada abuelo tenemos el 25%, lo mismo nuestros nietos. Y así se va separando por cada nivel

Lo siguiente que nos topamos, es con el conteo de la distancia generacional. Imaginemos una familia. A y B tienen tres hijos, C, D, E. C tiene dos hijos, F, G. F está separado de D en 3 grados. ¿Cómo se calcula?
1) Dibujemos el árbol
2) Seleccionamos a los miembros que queremos relacionar, en este caso F y D
3) Encontramos un antepasado común. Puede ser A o puede ser B. Seleccionaremos A
4) Ya sea que tomemos a uno u a otro, subir el árbol contando las generaciones, hasta el antepasado común, y luego bajar las generaciones hasta la otra persona a la que queremos relacionar, sumando las generaciones. En este ejemplo, voy de F a D y de  D a F para demostrar que es lo mismo       
Ya conociendo las dos anteriores formas de saber cuánto tenemos de genes de cada generación, y cómo calcular la distancia generacional en un árbol familiar, podemos saber la relación genética de cualquier miembro de la familia aplicando ½ elevado a la potencia del número que resulte como distancia generacional. En el ejemplo, resultó de 3, así que es (½)3 = 0.125. Pero recordemos que sólo calculamos la cantidad de genes heredados de A. En el ejemplo es muy sencillo, pues no hay otro antepasado común más que B, así que hay que añadir su ADN a la fórmula. Queda así
(Antepasados comunes) * (½)Salto generacional
En el ejemplo es
Antepasados comunes = A y B, o sea, 2
Salto generacional = 3
2*(½)3 = 0.25 (Que en términos porcentuales queda en 2.5%)

Si este resultado se suma al 90% restante de genes que todos compartimos, F y D son iguales en el 92.5% de sus genes

(Todo lo anterior es válido siempre que se hable de reproducción no incestuosa, ni en casos de reproducción especial como algunas otras formas de vida)

¿No me crees? Tú eres tú en un 100% (independientemente de tus crisis existenciales), te pareces a tu padre en un 95% y a tu madre en un 95%. A tus abuelos paternos, tanto abuela como abuelo, a cada uno en un 92.5%. Tu tío se parece a tus abuelos en sus respectivos 95%, esa distancia generacional aumenta ½ al cálculo, por lo que te pareces a tu tío en un 91.25% de los genes de cada abuelo, y como tienes dos abuelos en común con él, que son sus padres, 1.25 + 1.25 = 2.5. Por lo que tú y tu tío son iguales genéticamente en un 92.5%

Los gemelos idénticos son iguales al 100%; pero no explica por qué. Esto se debe a que los gemelos idénticos son el mismo cigoto que se partió a sí mismo en dos partes iguales y cada una creció por su lado

Es por eso que entre más iguales sean genéticamente, más altruistas serán, porque es el gen mismo quien se defiende para que se preserve

“Aun valdría la pena salvar la vida de un primo tercero si el riesgo para uno mismo es muy pequeño”

“Cada individuo posee una «expectativa de vida» que un actuario de seguros podría calcular con ciertas probabilidades de error” (Como diría el profeta John “Jigsaw” Kramer, ¿y cómo calculas la voluntad de vivir?)

“Pero la vida real no transcurre en el mejor de todos los mundos posibles. No podemos esperar que los animales tomen en consideración hasta el último detalle para lograr una decisión óptima.”

“las «estimaciones» de costos y beneficios están basadas en «experiencias» pasadas, tal como ocurre en la toma de decisiones humanas. No obstante, en el presente caso experiencia posee el significado especial de experiencia de genes o, más precisamente, condiciones de la supervivencia anterior de los genes.” (Los genes tienen memoria, ¿será posible heredar también ciertos conocimientos adquiridos y no empezar desde cero? Tengo una teoría de que sí; pero que requiere muchos milenios, y de ahí se explica la conducta a la que llamamos instinto y no sabemos por qué lo hacemos)

En la nota 36 habla del incesto, y dentro de eso, también habla que parece ser igualmente perjudicial la mezcla de genes exageradamente distantes, pues es muy difícil encontrar el punto medio. Esto, opino, no va en contra de la mezcla de razas, por el contrario, ayuda a evitar plazos largos de dolorosa evolución para encontrar al súper hombre

“Es posible imaginar que los prejuicios raciales podrían ser
interpretados como una generalización irracional de una  tendencia de selección por parentesco para identificarse con
individuos que físicamente se pareciesen al sujeto, y para mostrarse desagradables con aquellos individuos distintos
en apariencia.”

“A propósito, existe por lo menos una historia comprobada de que un nadador humano que estaba a punto de perecer ahogado fue rescatado por un delfín salvaje. Ello podría ser considerado como un fallo de la regla de salvar a los miembros del banco que se encuentren en peligro de ahogarse. La «definición» de la regla acerca de un miembro del banco que se esté ahogando sería algo así: «Una cosa grande que se encuentra moviéndose violentamente y chocando cerca de la superficie.»” (Con esto Richard quiere reducir al absurdo el comportamiento de una inteligencia superior como la del deflín, realmente cuando falla una regla es porque otra de mayor importancia debe ser ejecutada, así pues, negar que pueda haber una regla superior a lo planteado es darle un aire de dogma a la tesis)

“En la mayoría de los casos tal vez deberíamos considerar la adopción, por muy conmovedora que parezca, como un error de una regla establecida. Pues la generosa hembra no está haciendo ningún bien a sus genes al cuidar del huérfano. Malgasta tiempo y energía que podría invertir en la vida de sus propios descendientes, en especial en lo que se refiere a sus futuros hijos propios.” (Aquí considero que Richard se equivoca al dar este ejemplo en particular, ya que estrictamente hablando en sus términos, adoptar a un miembro de la misma especie es hasta cierto punto, adoptar un porcentaje de los genes que no puedes heredar, haciendo que la pérdida no sea total. Si quisiera él dar ese ejemplo, debería dar el ejemplo de especies que adoptan a otras especies, y aún así, lo pondría en duda, porque a fin de cuentas, se comparten ciertos genes en común, por lo que la pérdida sería mayor si no se cuidan esos genes aunque sean de otra especie)

“Existe un ejemplo de error tan extremo que es preferible no considerarlo, en absoluto, como error sino como una evidencia en contra de la teoría del gen egoísta. Es el caso de las monas madres desoladas por haber perdido a su hijo que han sido vistas cuando robaban una cría de otra hembra y la cuidaban. Considero que éste es un error doble ya que la adoptante no sólo malgasta tiempo y energía, sino que libera a una hembra rival del peso de criar a
su hijo, con lo que la posibilita, además, para que tenga otro hijo a la brevedad posible.” (Mismo caso del delfín, ¿cómo es que no consideran que puede estar actuando una regla superior?)

“Resumiendo, lo que afirmo es que, además del índice de parentesco, debemos considerar un índice de «certeza». Aun cuando la relación entre padres e hijos no es más próxima,
genéticamente, que la relación entre hermano y hermana, su certeza es mayor. Normalmente es posible estar más seguro de quienes son nuestros hijos que de quienes son nuestros hermanos. Y aún se puede estar más seguro de saber quién es uno mismo.”

“Los hijos son siempre más jóvenes que sus padres. Esto a menudo, aunque no siempre, significa que tienen una mayor expectativa de vida. Como subrayé anteriormente, la expectativa de vida es una variable importante que, en el mejor de los mundos posibles, debería ser considerada en los «cálculos» de un animal cuando está «decidiendo» si comportarse de manera altruista o no. En una especie en la cual los hijos tienen una expectativa de vida mayor, como promedio, que los padres, cualquier gen que determine altruismo en los hijos estará actuando en desventaja” (Richard habla aquí de que los hijos no hacen sacrificios por sus padres, y que éstos, al saber que sus hijos tienen más probabilidad de vivir,  son altruistas con su progenie. Esto me hizo pensar en otra cuestión altruista entre padres e hijos. Las especies que tienen la capacidad de desarrollarse a adulto más rápido, puede ser más fácil para el padre sacrificar a su hijo, pues puede tener otro que se desarrolle pronto para ser independiente y así hacer réplicas varias veces; en cambio, las especies que invierten mucho tiempo en su desarrollo, pueden preferir el autosacrificio al del hijo, ya que la energía y el tiempo invertidos pueden ser demasiados como para empezar de nuevo)

Los dos capítulos de esta semana culminan aquí. La siguiente semana, dos más 

Pica aquí para ir a la parte 2

Pica aquí para ir a la parte 4

2 comentarios:

  1. Un aplauso por el resumen, que raro que nadie mas haya comentado algo. Presté el libro y me parece que lo voy a tener que comprar de nuevo (no me lo devolvieron :S).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu visita. Muchos de los que leemos los blog no solemos comentar, porque los autores los dejan al olvido y no hay una comunicación directa. Pero mi blog está vivo y le pongo mucha atención

      Es lo malo de prestar libros, luego no los devuelven y para los que los valoramos, es una pérdida muy grande. Ojalá y encuentres de nuevo el libro y ya no lo prestes

      Hasta pronto

      Eliminar