Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 5 de octubre de 2012

El gen egoísta (Parte 7 de 7)

Para ir a la parte 6 pica aquí 
 
XIII. EL LARGO BRAZO DEL GEN

Es un resumen o preámbulo a su obra de la que Richard se siente orgulloso, The extended phenotype. “La palabra técnica fenotipo se usa para designar la manifestación física de un gen, el efecto que, en comparación con sus alelos, tiene sobre el cuerpo vía desarrollo. El efecto fenotípico de un gen concreto puede ser, digamos, el color verde de los ojos. En la práctica, la mayoría de los genes tienen más de un efecto fenotípico; por ejemplo, ojos verdes y pelo rizado. La selección natural favorece algunos genes más que otros no por la misma naturaleza de éstos, sino por sus consecuencias, es decir, por sus efectos fenotípicos”

Muy importante para tomar en cuenta, para todos los que quieran incursionar en la manipulación genética “¿Pero qué pasa si un gen ejerció un efecto fenotípico bueno para sí mismo pero malo para el resto de los genes del cuerpo?” (...) “¿Qué sucede si surgió un gen mutante que no afectaba a algo obvio, como el color o el rizado del pelo, sino a la propia meiosis? Supongamos que modificaba la meiosis de tal manera que el propio gen mutante tenga más probabilidades de llegar al óvulo que su alelo” (...) “Cuando surge por mutación un gen de esta clase, se extiende inexorablemente a través de la población a expensas de su alelo. Esto es lo que se conoce como impulso meiótico. Se producirá aunque los efectos sobre el bienestar del cuerpo, y sobre el bienestar de todos los otros genes de dicho cuerpo, sean desastrosos.” (Y remarco DESASTROSOS porque en la estúpida mente humana que no puede ver más allá de sus acciones inmediatas, si bien le va, el manipulador genético tiene una responsabilidad enorme, que si bien sus consecuencias pueden no verse inmediatamente, quizá afecten a la humanidad al grado de extinguirla)

“Los efectos fenotípicos de un gen se ven normalmente como todos los efectos que tiene sobre el cuerpo en que se encuentra. Esta es una definición convencional. Pero veremos ahora que los efectos fenotípicos de un gen deben considerarse como todos los efectos que tiene sobre el mundo”

“Suele decirse, como si sirviera de justificación para el empleo de este doble rasero, que las arañas y los tricópteros consiguen esas obras arquitectónicas por «instinto». Pero, ¿y qué? En cierto sentido eso lo hace todavía más impresionante.”

“la selección no puede producir adaptaciones a menos que haya diferencias hereditarias entre las que seleccionar.”


“Todos los genes, en efecto, influyen de forma directa sobre la síntesis de las proteínas. La influencia de un gen sobre un sistema nervioso o, para aquel otro caso, sobre el color de los ojos o la rugosidad del guisante, es siempre indirecta. El gen determina una secuencia de proteínas que influye sobre X, que influye sobre Y, que influye sobre Z, que a su vez, eventualmente, influirá sobre la rugosidad de la semilla o las conexiones celulares del sistema nervioso. La cápsula de los tricópteros es sólo la extensión de una secuencia de este tipo. La dureza de las piedrecillas es un efecto fenotípico extendido de los genes del insecto. Si es perfectamente legítimo decir que un gen afecta a la rugosidad de un guisante o el sistema nervioso de un animal (como creen todos los genetistas), es igualmente legítimo hablar de que un gen afecta a la dureza de las piedrecillas de la cápsula de una larva de tricópteros. Una idea sorprendente, ¿no es verdad? Pero el razonamiento es impecable” (Richard, el modesto)

“Ya estamos listos para el siguiente paso en el argumento: los genes de un organismo tienen efectos fenotípicos extendidos sobre el cuerpo de otro organismo.” (Aunque su ejemplo es una mera hipótesis de ser válida asegura que) “Es como si los genes se extendieran por fuera de su «propio» cuerpo y manipularan el mundo exterior” (...) “Hemos demostrado que los efectos fenotípicos de un gen pueden extenderse no sólo a objetos inanimados, como las piedrecillas, sino también a «otros» cuerpos vivos.” (Después da dos ejemplos de cómo los parásitos afectan a sus huéspedes. Los genes de los parásitos tienen una acción fenotípica más allá del organismo que los porta, afectando a otros seres vivos)

“Sugiero que la cuestión más importante que puede plantearse acerca de cualquier parásito es esta: ¿se transmiten sus genes a las generaciones futuras a través de los mismos vehículos que los genes del huésped? Si no es así, es previsible que perjudique a éste de un modo u otro.  Pero en caso afirmativo, el parásito hará todo lo posible para ayudar al huésped, no sólo a sobrevivir, sino también a reproducirse. En el tiempo evolutivo, puede que deje de ser parásito, que coopere con él y que llegue a fundirse con sus tejidos, resultando totalmente irreconocible como parásito. Puede ser, que nuestras células hayan realizado hace mucho ese proceso: todos somos reliquias de antiguos parásitos fusionados.” (...) “La clave, repitámoslo, está en que un parásito cuyos genes aspiran al mismo destino que los de su huésped llega a compartir todos sus intereses, hasta el momento en que deja de actuar parasitariamente.”

“Lo importante al comparar el ADN humano rebelde”
(Es decir, que quiera separarse para buscar un camino propio para reproducirse de manera aislada e independiente) “y los virus parásitos es que realmente no existe diferencia significativa alguna entre ellos” (...) “quizás, todos los genes cromosómicos «propios» deberían considerarse como parásitos mutuos”

Un parásito, no necesariamente tiene que estar dentro del parasitado para ejercer su influencia sobre él. Hay formas de vida que actúan como verdaderos parásitos y son organismos independientes de sus víctimas. Sólo mencionar un ejemplo, las aves cuco que explotan a los padres de otras aves para alimentar a sus polluelos. A fin de cuentas, esto es un fenotipo extendido “En el mundo del fenotipo extendido no hay que preguntar cómo beneficia la conducta del animal a sus genes, sino a qué genes beneficia”

“el Teorema Central del Fenotipo Extendido: La conducta de un animal tiende a maximizar la supervivencia de los genes «para» dicha conducta, estén o no esos genes en el cuerpo del animal particular que la practica.”


"(...) el cuerpo individual, que nos es tan familiar en nuestro planeta, no tiene por qué existir. La única clase de entidad que debe existir para que surja la vida, en cualquier lugar del universo, es el replicador inmortal."Hasta aquí he dejado las anotaciones, porque aunque hay cosas muy interesantes en el resto del capítulo, como por ejemplo, que la reproducción basada en una única célula que crece hasta formar un adulto, es similar a volver a la mesa de diseño industrial para poder hacer el mismo trabajo mejor, realmente todo esto son temas que competen a otro libro. De este libro he sacado suficiente material para amalgamar una conjunción de diferentes teorías dándoles un toque particular... pero eso se verá después

De mis conclusiones sobre esta obra cabe reconocer que me da más armas para no creer en el libre albedrío que creer en él. Que no seamos capaces de entender en su plenitud, o de abstraernos hasta el plano de inteligencia o de dimensión de aquello que nos ha creado, no significa que tengamos libertad. Somos seres sometidos a una inteligencia superior, de la cual nunca podremos escapar. Incluso los errores y fallos, son parte de su plan

Lo que también me deja en claro, es que si deseamos trascendencia, hay que hacer aquello para lo que estamos diseñados hacer. Y también, al hacer eso, logramos inmortalidad. Inmortalidad memética al ser parte de la cultura de una civilización, al permitir que nuestro recuerdo quede eterno como una consecuencia de acciones que llevan a un sistema cada vez más perfecto. De manera totalmente igual, la inmortalidad genética, porque a diferencia de lo que plantea Richard, que cada vez nos vamos diluyendo en los genes de nuestros descendientes hasta ser nada, se equivoca, seremos una porción mínima; pero seguiremos siendo. El vehículo va creciendo y debe haber más espacio para más personas y más información. Eso no significa que al no ser mayoría dejemos de ser. La inmortalidad es posible a través de nuestros hijos y de nuestro legado cultural, por eso, cada una de nuestras acciones deben ser hechas con responsabilidad, no pensando en que lo hecho quedó en el pasado, no pensando que sólo fue un momento y no importó, sino pensando que eso va a ser una herramienta o un lastre para los que vengan después de nosotros


Para ir a la parte 6 pica aquí 

No hay comentarios:

Publicar un comentario