Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 24 de junio de 2016

Diálogos con la obscuridad. 7 de 9

-Tú que eres antes que la luz, eres a pesar de la luz, y persistes después de la luz, dime, pues has de tener sabiduría eterna e infinita, dime, ¿hay vida más allá de la muerte?

-Seguramente vienes a mí preguntando esto porque te han dicho tus amigos ñoños que no existe más allá que lo que la ciencia puede comprobar. La ciencia, es la nueva religión, lo que diga ella es lo que es y lo que no, no existe o está mal; pero, ¿qué no la ciencia fue hecha por el hombre? ¿Qué tanto puede alcanzar la ciencia sino simplemente estar a la par de su creador? ¿Y qué es el hombre sino un polvo que no afecta en nada al universo? Pero jugaré con sus reglas por ahora. ¿Has escuchado que nada se crea ni se destruye, sólo se transforma?

-Sí.

-Muy bien, entonces, ¿por qué la consciencia y la vida deberían ser la excepción?

-No veo motivo para que así sea.

-Entonces la cuestión ya está salvada, por razón pura hemos llegado a la conclusión de que sí existe algo más allá de la muerte. Ahora la prueba por práctica. ¿Has tenido experiencias con seres no materiales?

-No.

-Entonces tú tienes un problema. Si una antena no recibe señal, ¿de quién es la culpa, de la señal que viaja libremente o del receptor que no puede recibirla e interpretarla?

-Del receptor.

-Y ese es el enorme problema que tendrás. Hay muy pocos receptores que pueden vagamente interpretar más allá de sus sentidos físicos, y el resto, pasa de ignorante, como un gusano que sigue caminando sin saber que estuvo a punto de ser aplastado por un animal.

-¿Qué debo hacer para mejorar mi percepción más allá de los sentidos?

-El silencio. No busques a entes, no sabes con quién te toparás y seguramente no serán buenos contigo, la gran mayoría de los engañadores y malditos están buscando oportunidades de gente ilusa para arruinarles la existencia. El silencio te abrirá la mente, dormirá tus sentidos; pero debo advertirte de un gran peligro, uno tan grande que hace que la gente huya del silencio y viva en el ruido y la conglomeración.

-¿Cuál?

-En el silencio te conocerás a ti mismo, con tus virtudes y defectos, y eso, mucha gente no lo aguanta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario