Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 30 de diciembre de 2016

Xenomorfos y yautjas

Estas fechas son altamente deprimentes para mí, así que para estas fechas dejé esta entrada que más bien es una distracción para mí

Me gusta mucho pensar en las vidas que puede albergar el universo. Quienes han leído mis libros lo saben. Me gusta mucho la ciencia ficción y el universo. Del cine tengo dos personajes que me llaman la atención

Los xenomorfos. Son seres de la película Alien. Su evolución es bastante interesante. El diseño original es de H. R. Giger; el ciclo de vida se vio en las películas, y los fanáticos le han ido agregando otras cosas

En resumen, es como una colmena. Una reina fértil (que no queda nada estipulado de si viene pre-preñada o si la preñan), trabajadores, larvas, bebés y huevos. La reina pone los huevos, de los cuales salen por cada uno algo así como una araña con cola de escorpión, cuyo objetivo es encontrar un huésped al cual robar nutrientes y robar genes para adaptarse a entornos extraños. Después de un tiempo de incubación, la larva sale, que es realmente una etapa muy corta en la cual sólo busca un lugar en donde romper su exoesqueleto y quedarse con su forma adulta. No se ha quedado nada estipulado de cómo surge una reina, algunos fanáticos han dicho que hay una evolución intermedia entre el trabajador adulto y la reina, que depende de la edad y del entorno si se hacen reinas o machos fecundantes; pero eso no está certificado

Lo interesante es que se adaptan al entorno robando genes de los huéspedes; pero siguen con sus habilidades para "decorar" su entorno, buscar comida y tenerle miedo al fuego bajo un diseño base siempre homologado a pesar de que pueden hacerse bípedos o cuadrúpedos

No he encontrado nada de su visión; pero por el diseño de su cabeza, su facilidad de moverse en el agua y su gusto por las paredes, me hace pensar que se guían por sonido, el cual interpretan con su cabeza alargada

Me llama la atención que son formas de vida basadas en plástico, y por eso su sangre ácida no les hace daño

Reniego de la idea de que son seres creados artificialmente. Es absurdo y muy estúpido, sólo para llenar una sala de cine y que rompe por completo con la naturaleza de esta especie, por eso no acepto la serie que proviene de la película Prometeus

En sí la forma primigenia de los xenomorfos es la araña con cola, llamada Atrapacaras. De ahí, van adaptando su diseño base a las necesidades de su entorno parasitando a los demás seres vivos que los rodean. Por no tener una forma específica se les llama xenomorfos, es decir, de forma rara

Ahora, los yautjas. Su primera aparición fue en la película Predator. Y me parecen geniales, ya que además tienen un sistema social y tecnología muy avanzada, con un alto grado moral

Ellos no cazan enfermos, niños, mujeres, y menos mujeres embarazadas; pero si alguno de estos agarra un arma, significa que sí está dispuesto a morir y es entonces cuando se hace cazable

Recolectan los cráneos de sus cacerías como trofeos, quien tenga más cráneos, más digno es, entre más difícil la presa, mejor cazador

Sólo ven el rango del espectro del calor; pero con su casco pueden ver diferentes frecuencias. No queda en claro su sistema de reproducción; pero cuando un xenomorfo tomó genes de un yautja usó la boca para engendrar más xenomorfos, lo cual hace pensar a los fanáticos que se reproducen por la boca. Cosa que ya vimos en Dragon Ball Z con la raza de Pícoro

Debido a que ser derrotado es una gran vergüenza, prefieren autodestruirse en combate antes que regresar derrotados

Si alguien vence a un yautja, los otros yautjas suelen darle un premio y perdonarle la vida. Sólo muestran su rostro cuando el rival es lo suficientemente digno y poderoso

Hay mucha menos información de ellos que de los xenomorfos. Incluso el nombre de la especie surgió por los fanáticos y no por las películas

En fin, que sólo quería compartir la interesa estructura social y cultural de estas especies, que mientras una es un parásito, la otra es altamente avanzada; pero aún así se conservan reminiscencias de que los humanos sólo podemos imaginar cosas nuevas basados en lo que ya hemos visto o vivido

viernes, 23 de diciembre de 2016

VS YOLO

Llegará el momento en que hable de la obra de Kierkegaard como lo he hecho con otros filósofos; pero por ahora, un resumen de la parte de su filosofía que nos compete en la entrada de hoy

Kierkegaard no puede justificar mediante la razón la existencia de otro mundo más allá de este; pero está consciente de que nuestra herencia en el mundo es nuestro legado. Por eso debemos hacer lo mejor de lo mejor con nuestras habilidades, porque sólo tenemos una vida para hacerlo bien y no hay dos oportunidades, o logramos un legado o seremos olvidados, en el peor de los casos, odiados para siempre

Esta filosofía la dejó bien en claro cuando decidió no casarse, dejando plantada a la pobre muchacha, no porque quisiera vivir la vida loca; sino porque no sabía si era lo correcto, o si estaba siendo presionado por la sociedad de su tiempo. Y como en esa época dejar plantada a una chica era lo peor para ella, se portó como un vulgar canalla para que todos lo culparan a él y no a la pobre inocente, y en lugar de señalarla como la dejada, aplaudieran la ruptura de su compromiso

No sé cómo fue que se distorsionó esa filosofía por el mundo; pero lo que sí es un hecho es que de algún modo los hippies adoptaron una visión errada de esta filosofía, o si no fueron todos los hippies, al menos grupos de personas que justificaron sus vagancias y valemadrismos con una mezcla distorsionada de la filosofía de Kierkegaard y la hippie. No estoy seguro de esa parte; pero a lo que hemos llegado no se puede negar

Hemos llegado a un momento en que las personas viven, o mejor dicho, mal gastan su vida bajo el grito de YOLO (You Only Live Once, sólo se vive una vez). ¿Cómo se interpreta esa actitud? Vives una sola vez, haz lo que se te dé la gana. Y por esto culpo a Aleister Crowley, y por eso pongo entre la mira a los hippies, pues recibieron mucha influencia de él, quien bajo su fe de Thelema, hizo todo lo que se le dio la gana

¿Vives sólo una vez? ¡Consume todas las drogas, no tendrás otra oportunidad y al final te vas a arrepentir de no haberlo hecho! Es lo que te suelen gritar este tipo de personas. Y en sí mismo es un sofisma. ¿De qué te vas a arrepentir si al final no queda nada, si al final no hay segundas oportunidades? ¿Quieres drogas? Ven, te ofrezco crocodil. No se trata de empujar a otros, se trata de que vivas tu vida y no molestes a los demás. Si quieres arruinar tu vida, hazlo. No embarres a los demás. ¿Quieres vivir en la promiscuidad? No vengas a pedir ayuda cuando estés muriendo por ETS. Sólo tengo una vida como para ser un pañuelo. ¿Quieres vivir en diversión todo el tiempo? No me pidas dinero cuando estés en problemas o que te saque de apuros, mi vida es una y no tengo por qué pagar los platos rotos de otros

Lo que verdaderamente hubiera vivido Kierkegaard bajo el grito del actual YOLO, es vivir una vida plena, tratando de derrumbar mentiras y engaños para que la gente viva libre, consciente, con conocimiento. No en orgías sin sentido. El YOLO de la juventud actual no lleva a nada, el YOLO de Kierkegaard trae gloria a los demás. Y será la última vez que lo diga así, en realidad es la filosofía de Kierkegaard. Una oportunidad, úsala para bien, úsala para lo mejor. No arruines tu vida siendo un polvo que se lleva el viento, no arruines tu juventud en cosas que te desgastan sin beneficio

La mejor manera de vivir esta única oportunidad, es hacer las cosas bien por ti, para tus seres queridos, para los demás que vienen. Esa es la verdadera filosofía que se debe vivir con una única vida. Lo demás, son sólo tonterías que no tienen sentido

Muchos dirán que de qué sirve si al final no queda nada. Bien, los invito a leer mi entrada de la semana pasada. Los materialistas de esta época y los de otras siempre han dicho lo mismo; pero la filosofía los ha desmentido, se puede comprobar con lógica, razonamiento y matemáticas que existe algo más, sólo que no estamos en el plano correcto para percibirlo

No seas un borrego, no malgastes lo que tienes, tus fuerzas, tu salud, tu juventud, úsala para el bien de los demás, no dejes que otros te guíen, piensa por ti mismo y guíate a ti mismo en el camino de lo que es correcto

viernes, 16 de diciembre de 2016

Cielo e infierno desde la filosofía

El cielo y el infierno son concepciones religiosas, mismas que tienen diferente significado y descripción a lo largo de la historia y de las religiones. Pero en esta entrada hablaré de esas concepciones desde el punto de vista filosófico

Sabemos que en el devenir de la dialéctica, o dicho de modo científico, la evolución, hay premio y castigo. Lo hay de manera material con premios como mejores adaptaciones y nuevas especies, y castigos como el atrofiamiento y la extinción. Desde el punto de vista no material o metafísico, el premio es la permanencia y el castigo es el olvido. No sabemos qué hay más allá; pero la filosofía nos enseña que la evolución no cesa, es decir, la dialéctica sigue de manera eterna. De igual manera, sabemos que por pura filosofía, las cosas no dejan de existir, sino que pasan a un plano distinto

Quizá lo anterior sea difícil de concebir para mentes materialistas; pero la filosofía pitagórica, y más específicamente yo en una entrada, he demostrado matemáticamente que hay diferentes planos de existencia que permiten un entramado bastante complejo de un ser supremo que no puede ser concebido por las religiones

 Así pues, la extinción o el olvido en nuestro universo no significan un cese de la existencia. Es sólo trascendencia, lo cual expliqué gráficamente ya en una entrada. En fin, que si las religiones han concebido el cielo (como premio) y el infierno (como castigo) de manera eterna e infinita, la filosofía nos enseña que sí se castiga y sí se premia; pero éstos castigos y premios no son eternos, sólo cambian de intensidad conforme nos cambiamos de plano en el proceso de nuestra existencia que fluye dialéctica/evolutivamente de una manera que sí es infinita. Como tal, cielo e infierno como metas de la existencia, para la filosofía no hay tales, ya que la existencia es un crecimiento constante sin fin

Acciones concretas pueden tener una trascendencia mayor o menor; pero todas nos llevan a caminos que nos permiten pasar a planos con mejores oportunidades o con más retos. Es por esto que esa estúpida creencia juvenil del YOLO (You Only Live Once, sólo se vive una vez) es, además de una total muestra de ignorancia por parte de la filosofía que nos heredó Kierkegaard, una acción que sólo lleva a una trascendencia tan caótica que no sólo tiene acciones negativas en el presente y en el futuro más cercano, sino también en el proceso evolutivo del ser de cada quien

Por lo anterior, en la siguiente entrada hablaré del estúpido YOLO; pero por ahora les he dejado un preámbulo con enlaces a otras entradas para que la siguiente semana no los agarre tan fríos

viernes, 9 de diciembre de 2016

CÓMO SER ORADOR (4/4)


10 SOLUCIONES DE EMERGENCIA

Si una persona interrumpe, se le puede pedir que espere al final, o se le contesta al momento si no distrae mucho del tema ni se va a invertir mucho tiempo. Si se necesita, pedir un momento para meditar la cuestión propuesta; pero por sobre todo, nunca perder la calma

“Lo mejor es no ocultar la ignorancia. Eso es de personas inteligentes”


El autor propone, como un medio de defensa, el uso de la ironía; pero ni él ni yo aconsejamos usarla por ser un recurso muy complicado y que casi siempre sale en contra si no se tiene experiencia ni la respuesta correcta

En cambio, este otro recurso me parece mejor: “d) (...) declare que podría responder inmediatamente, pero que no lo hace porque prefiere no decir nada sin meditarlo” (Warren Sánchez)

En una confrontación de ideas opuestas es aconsejable:

• No levante la voz. No se excite ni se altere. No tema de provocar un instante de esparcimiento con un chiste, una anécdota divertida o una observación ingeniosa
• No se muestre nunca categórico. No declare nunca a nadie: <<Está usted equivocado>> o >>No sabe nada de este asunto>>, etcétera. Si procede así, levantará un muro entre usted y los demás
• Si desea arrinconar a su interlocutor, emplee argumentos precisos, irrebatibles
• Haga bien patente que se trata, solamente, de su propia opinión. Pero que ésta puede ser errónea. Muéstrese dispuesto a abandonarla si le convencen de su error
• Pregunte la opinión de los demás. Escuche atentamente cuando se la expongan
• Diga a menudo: <<Posiblemente tenga usted razón, pero...>>. Naturalmente, en este <<pero>> se encuentra la llave de la discusión
• Por último, recuerde que sus argumentaciones deben ser claras y fácilmente comprobables”

 

“(...) si usted vence en una discusión, no abuse de la victoria. Es de pésimo gusto y los otros jamás se lo perdonarán. Si usted pierde, no se muestre rencoroso. Acepte la derrota sonriente y hasta felicite al contrario”
 
Ante una pérdida repentina de memoria se aconseja que:

a) Desvíe su mirada de los asistentes y fíjela en la pared del fondo
b) En vez de balbucear guarde silencio durante algunos segundos
c) Respire, deplace un objeto, después eche un vistazo a sus notas y preste atención a una sola palabra o una sola frase
d) Si no tiene ante sí ninguna nota, no dude en repetir cuanto ha dicho anteriormente, pero con otras palabras. Encontrará el hilo del discurso sin dificultad
e) Evite, sobre todo, los balbuceos y el nerviosismo. El público es posible que no note nada”

 

Si de plano no puedes recordar lo último para agarrar el hilo, termina categóricamente el tema y prosigue. Ejemplos: “Una vez dicho esto, veamos ahora...”; “No quiero insistir más sobre este asunto, y paso seguidamente a...”

Si estás platicando, puedes tomar el hilo conductor preguntando la opinión de tu interlocutor sobre lo que dijiste

Cuando la conversación languidece, lo mejor es buscar la manera de que otros participen para reavivarla, por lo general se logra haciendo preguntas sobre el tema, o bien, pidiendo la opinión de alguien

También cambiar el tema a uno que domines o tenga interés otra persona y pasarla batuta. Las cosas no son tan categóricas como “Ahora toca hablar de... Fulano, dirige la plática”, debe hacerse de manera natural y sin forzar nada

“Saber hablar por teléfono es tan importante como hablar de viva voz”
 

Aunque la tecnología ha evolucionado mucho, hay quienes creen que el micrófono de su teléfono corrige sus malos hábitos al hablar. Esto lo digo yo para tiempor modernos: Hablar al micrófono, no al auricular; hablar con voz normal y articula claramente las palabras; no tapes el micrófono; trata de estar en un lugar silencioso, puesto que tú no te escucharás y gritarás al oído de la otra persona; y todas las demás cuestiones de cortesía y modales son inmortales
 
11 EL ARTE DE HABLAR EN PÚBLICO

“En todo discurso actúan tres elementos que influyen recíprocamente de manera intensa, a saber: el orador, el tema del discurso y el auditorio”
 

“En la apertura de una sesión (...) ¡Sea breve!”
 

En un brindis, no hagas la barba y “(...) Abandone también la grandilocuencia y adopte un tono sencillo y simpático”

El autor da ejemplos de discursos para cada ocasión, yo aconsejo buscar ejemplos más actuales, que no faltarán

Si antes de dar un discurso se nos pide presentarnos, hacerlo sin exageración y rápidamente

“Si la persona no es conocida del público, conviene proporcionar sobre ella una selección de detalles que exciten la curiosidad y despierten su simpatía hacia el orador”
 

“Cuando el conferenciante es conocido del público, sea breve en la presentación y procure dar sobre él algunos detalles inéditos, de forma que se acreciente el interés del auditorio”
 

Sugiere que en un discurso de agradecimientos no hay que hacernos menos diciendo que no lo merecemos, simplemente aceptar con humildad y dar gracias brevemente es suficiente

Aunque no es obligatorio, si alguien nos ha presentado ante el auditorio se ve bien que demos rápidamente las gracias por las palabras dichas sobre nuestra persona

En resumen, estos son los diferentes temas que el autor trata en este capítulo, y de los cuales da un breve ejemplo: Intervenciones breves; brindis; banquetes deportivos; una reunión de profesionales; presentarse uno mismo; presentar a alguien más; dar las gracias; responder al que nos presenta; banquetes de antiguos compañeros (reuniones públicas en general); excusar a una persona austente; discurso de despedida; dar la bienvenida; reclamar algo; presentar un espectáculo; recién jubilados; rechazar un honor o un empleo; banquete de homenaje; despedirse de un profesor. En fin, como podemos ver son muchos temas y no da nada nuevo que pueda rescatarse

12 DISCURSOS DE CEREMONIA

En este capítulo habla de las distintas naturalezas de conferencias y discursos que hay. Sólo los enumeraré, ya que el autor trata de manera tan parlanchina el asunto, que mejor dejo el listado y que el que quiera indagar más sobre el asunto, tenga esta lista como una guía: Conferencias académicas; discursos profesionales; conferencias de divulgación; discursos de circunstancias; la oratoria en los banquetes (brindis); ceremonias religiosas en general, aunque el autor separa cada evento en particular; pésame; ante la tumba de un jefe; la tumba de un amigo; para hablar por radio

Las verdaderas razones, según este autor, por las cuales la gente va a conferencias:

• Son muchos los que van por cortesía hacia el conferenciante
• Por sentirse obligados a formar parte del auditorio
• Para darse tono, por vanidad
• Para aparentar un afán de cultura del que carecen
• Por otras cien razones diversas”
(Menos para aprender y elevar su cultura)

Casi siempre en los discursos, quien habla acaba humillando a la persona de quien habla, haciendo pasar vergüenzas ajenas al auditorio, y hundiendo su propia dignidad. Para evitar esto, yo recomiendo brevedad ante todo, y seguir estos consejos del autor:

• Sea familiar sin caer en la vulgaridad o en el equívoco (...)
• Sea gentil, sin aparentar excesiva emoción
• Deje hablar al corazón sin caer en la tontería”

Para hablar por radio, el autor da estos consejos:

• No hay que ser machacón leyendo
• Procure animar la cosa con gestos oportunos (sin afectación ni cursilería)
• Hay que hablar con calor de humanidad y con naturalidad
• Separarse una distancia prudencial del micrófono. Ni comérselo ni hablar a gritos desde dos metros. La separación mejor es de unos treinta centímetros
• No se debe soplar, estornudar o toser en dirección del micrófono. Si ocurre algo así, es preferirlo cerrarlo antes
• Hay que tender a bajar la voz y no hacerla chillona ni insistente. Lo ideal es tener “voz radiofónica”
• Si se trata de entrevistas, diga cosas que interesen al público. Hable por sí mismo y dirigiéndose a todos
• Deje que le pregunten, pero conteste con habilidad. Recuerde que la naturalidad es casi imprescindible
• No tenga reparo en decir ante el micrófono lo que siente. Esto gusta al que escucha al que habla por primera vez”

“(...) lo importante es que usted guarde siempre su originalidad y su personalidad”

viernes, 2 de diciembre de 2016

CÓMO SER ORADOR (3/4)

7 EL ARTE DE CONVERSAR

“(...) la conversación es requisito esencial para quien desee mantenerse en amistoso contacto con personas que valen la pena”

“El hombre o mujer que comprende que la buena conversación es un intercambio de ideas es bien recibido en todas partes”

“En realidad, los que hacen uso y abuso de la primera persona adolecen del vicio de exigir que les escuchen, mientras que ellos son incapaces de hacerlo”

“Se ha dicho que muchas personas no logran causar una impresión favorable porque no escuchan con atención”

“Cuando se trata de conversar, de hecho lo que se pretende es alternar”

Por si no se los enseñaron sus padres, es de mala educación interrumpir. Es muy distinto cuando la otra persona está hablando y se le interrumpe para demostrar que se le pone atención y se le dejará hablar. Ejemplo: Alguien está hablando, y te percatas de la hora, entonces le interrumpes diciendo: “Disculpa, ya casi es hora de comer. Voy a cocinar; pero puedes seguir que te estaré escuchando. ¿Quieres que prepare para ti también?” (Esto es pura cortesía y modales, no es el tema del libro, por lo que se obviarán y se omitirán consejos y ejemplos similares)

Para que el diálogo en la conversación se dé, hay que tomar interés en lo que el otro quiere, y de ahí encaminar la conversación a un tema que nos interese. Siempre alternar

“I. Escuhemos con atención. (…) Es necesario participar en lo que él nos dice; interrumpirle en el momento oportuno con una pregunta o un comentario”

“II” (Aquí pide que se eviten temas incómodos que puedan herir las susceptibilidades de los oyentes)

“III. Hablemos de lo que interesa a nuestro interlocutor. (…) Y no se requiere solamente que sus oídos escuchen bien, sino también sus ojos, manos, pies y hasta su postura. En la buena conversación, su deber social es manifestar interés activo en lo que se dice. Esto alienta al orador y reafirma la confianza que tiene en su empatía”

“IV. No ataque nunca. (…) Si tiene tendencia a atacar sepa que la agresividad no es una prueba de fuerza, sino de debilidad, y que nunca ha dado buen resultado”

“V. No contradiga”

“VI. Hablemos con precisión. (…) Tampoco saltemos de un tema a otro” (Anteriormente se dijo que no hay que prolongar demasiado un tema; pero esto se debe a que en una conversación natural, el flujo va llevando de un tema a otro. Lo que quiere decir el autor en este punto es que no se hagan cambios drásticos del tema sólo porque sí) “(...) A menudo, cuando un tema no ha sido plenamente considerado, éste se pierde en algún tópico incidental. Reintroducir aquel tema olvidado, no sólo es cortés y gracioso, sino la mejor prueba de auténtico interés”

“VII. No interrumpamos”

“VIII. Hagamos sólo preguntas pertinentes”

“IX. Evitemos los detalles superfluos y aburridos” (Así como también “dar el avión”. El autor no lo dice así; pero en palabras modernas es lo mismo)

“X. Hablemos con claridad”

“XI. Tengamos tolerancia y tacto. (…) Hay que tener delicadeza y aprender a discrepar sin hacernos desagradables y antipáticos”

“XII. El halago discreto”

“XIII. No formule dogmáticas afirmaciones de opinión”


8 LAS FORMAS DEL DISCURSO

Lectura: “En determinados casos se hace casi imperiosa la lectura de un discurso. Es en aquellas ocasiones en que un error del discurso puede alterar gravemente los conceptos expuestos por el orador”

Recitado: Los que “(...) han sido aprendidos de memoria, al pie de la letra, por el orador”

Improvisación: “(...) se improvisa tanto el fondo como la forma (…) Para poder improvisar un discurso hacen falta dos condiciones muy dispares: a) Tener una amplia preparación como orador. b) Estar tan apasionado por la emotividad o el sentimiento del momento, que no pueda resistir el impulso de levantarse para hablar”




“(...) poner una atención especial a los puntos siguientes:
• Duración (no debe abusar de la paciencia de sus oyentes)
• Tono (evite el tono doctoral y superior)
• Tacto (evite los asuntos o las alusiones que podrían ofender o herir a alguno de los asistentes)
• Matiz (evite las opiniones categóricas)”
• (Suspenso, ya que el autor es incapaz de seguir su propio consejo de no usar barbarismos) “(recuerde que debe acentuar los momentos más importantes del monólogo)”

“(...) ¿cómo debe ser el discurso?
He aquí a continuación una pauta:
• El orador debe subir a la tribuna acompañado de una simple hoja en la que lleve anotados los puntos principales de su parlamento
• Tales puntos señalarán los hitos más importantes que debe seguir su oración
• La forma del discurso, las palabras y frases, deberán abandonarse a la inspiración del momento
• La atención del orador quedará siempre entregada a su auditorio, para comulgar por entero con él, dejando que la palabra fluya suave y espontáneamente
• De este modo, conforme a la vibración, a la reacción que aprecie en los oyentes, prolongará o abreviará su exposición de cada punto del discurso
• Por último, interesa que la memoria desempeñe en el discurso un papel secundario, mientras que la inspiración y la fantasía pasen a ocupar el primer término”

Una técnica que mezcla el discurso leído, recitado e improvisado, es hacer apuntes con las ideas que nopueden fallar ni faltar, el resto es memoria e improvisación

El exordio o introducción y el epílogo deben ser breves siempre

El guión del orador no tiene protocolo fijo, cada quien hace señales, pone colores, subraya, etc. Siempre para ayudarle a recordar y no para distraerlo

Jugar con las manos en lugar de usarlas para dar fuerza a sus ideas, es algo que le resta credibilidad al orador


9 EL DESARROLLO DE LA CHARLA

“Es curioso observar que los jóvenes creen al empezar a darse cuenta de las cosas, no que empiezan justo a darse cuenta, sino que ya se han enterado por completo de ellas (...)
• Que conocen las cosas sobre las cuales apenas tienen la primera noticia elemental, mucho mejor que nadie
• Que la generación vieja que les precede en la vida, que ya está harta de vivir y de recibir experiencias de toda clase, está mucho menos enterada que ellos de cualquier tema, cuestión o problema
• Que su visión del mundo es ya perfecta y completa
• Que pueden enmendar la plana a cualquier idea anticuada por la sencilla razón de que, según ellos, todas las ideas son anticuadas y erróneas, excepto las suyas”

“Mas no todos los hombres se curan de esta primera enfermedad epidémica de la primera juventud. Hay muchos que conservan años y años esta enfermedad del <<anti>> o espíritu de contradicción. Pero la sociedad soporta mal a los atacados de este virus a perpetuidad”

“La primera y más radical característica del espíritu <<anti>> es que se considera así mismo muy importante e incluso más importante que los demás”

“La introducción: Es quizá la parte más decisiva del discurso. De ella depende el interés y atención que el auditorio preste al orador”

Si se debe leer, se aconseja:

• Eleve a menudo los ojos hacie el auditorio
• No dude en hacer pausas
• Hable lo más naturalmente posible modulando la voz, matizando el texto, rompiendo la monotonía por medio de la aceleración y el retardo, de forma que haga olvidar lo que está leyendo” (Yo diría más bien, hacer olvidar que usted está leyendo, porque si hacemos olvidar lo que estamos leyendo, no habremos dejado huella en el auditorio)
“Una buena técnica consiste en dejar de leer durante algunos instantes para hacer un comentario o citar una anécdota”

“Al empezar su discurso, le conviene hacer lo siguiente:
• Salvo que se trate de una conferencia o de una exposición, se verá obligado a hablar de pie
• Sitúese delante de la concurrencia
• No empiece inmediatamente a hablar. Aguarde un instante, para permitir que la atención de los oyentes se concentre
• Llene su vaso de agua y disponga las notas que lleva de forma adecuada. Esta pausa siempre calma al orador nervioso
• Antes de empezar a hablar, levante los ojos hacia la asistencia, mire calmosamente al auditorio y respire atentamente
• El breve tiempo perdido le servirá para neutralizar los efectos de la oposición”

“Es aconsejable al principio, como más adecuado, un tono de voz fuerte, lo cual no significa que deba gritarse. Al mismo tiempo que le dará la impresión de dominar la situación, el tono de voz fuerte le hará serntirse dueño de sí mismo”

“Sin embargo, si no tiene usted una voz fuerte, o si este modo de proceder le repugna, no fuerce su voz”

El autor vuelve a recordar que se debe hablar con sencillez y concisión

Si está hablando uno ante una sala, no hay que dejar la mirada fija en una persona, ni poner atención sólo a las primeras filas. Se debe ver al fondo y tratar de recorrer ida y vuelta a todo el auditorio

“Por el contrario, si se encuentra delante de un público restringido, (...) no mire nunca a los muros y a los muebles, sino siempre a una u otra persona en particular que esté sentada a su lado o enfrente de usted”

Si se necesita una pausa, el beber agua es un recurso perfecto

Si se va a contar una anécdota o chiste “(...) Que la historia sea larga, no importa”, pero el final debe ser breve

“(....) no se ría de sus propias gracias, ni comente sus propios chistes. Y si se le pide que haga otra charla, cambie el repertorio”

“Mas no caiga en la desproporción y cuente un número excesivo de historias o anécdotas”

“Las frases de la conclusión, las palabras finales son lo que los oyentes mejor retienen de un discurso”

“Consejo: Lo mismo que el preámbulo, el fin de un discurso debe ser breve”

Hay que decir frases que no dejen duda de que se ha terminado