Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 4 de mayo de 2018

Y vivieron felices para siempre

Sobre lo que ha hecho el corporativo de Disney ahora, no tengo forma de defenderlo. Es un hoyo negro, un prodigio del capitalismo, voraz y atroz

Sobre lo que inició el señor Walt, sí tengo algo bueno que decir, impuso una calidad al arte de animación muy por encima de lo que había; pero también suavizó las historias que había para niños. Así es, las suavizó. Las historias originales eran más crudas y crueles, y aún así, les gustaban a los niños

Como sea el caso, sucede de que desde que tengo memoria ha habido gente que recrimina a las películas de princesas de Disney que dan una imagen negativa a la niña. En primer lugar, el problema no está en la película, sino en cómo les enseñan los padres a ver eso a sus hijos. En segundo lugar, las historias son, de hecho, muy feministas; pero a un nivel acorde a la época en la que se escribieron

Antes, quizá todavía pero mucho menos, las familias reales no se casaban por amor, sino por deber, para poder incrementar su poderío y riqueza. El amor era puesto a un lado, y no digamos de que no importaba si te gustaba tu pareja, tenías que procrear para que el linaje siga

Esas historias, en donde un personaje digno, elegante, con honor, se enfrenta a adversidades y encuentra a su verdadero amor, quien la rescata de su destino, es una forma antigua de feminismo. Se mostraba que a pesar de todo, el verdadero amor y la felicidad están ahí, sólo hay que ser constantes y firmes ante el peligro, y no perder la fe. Recuerden que en la edad media, la fe lo era todo

Ahora nos parece tonto, claro; pero es más tonto no ubicar a los niños en el contexto de las historias. Los niños no son idiotas, los hacemos idiotas

Sin lugar a dudas, el creer que la vida de la realeza es de puro lujo y despilfarro es no entender nada. Muchas veces sacrifican sus amores, sus sueños y sus vidas por el bien de su nación. Hay monarcas que no, como en todo; pero es seguro que la vida de un rey no es fácil, y por eso terminan así los cuentos: "Y vivieron felices para siempre", porque a fin de cuentas, ante tanta responsabilidad, adversidad y desilusión, es lo que les quedaba por desear, una vida feliz para siempre

Habrá que entender el contexto de lo que vemos antes de emitir un juicio y envenenar con nuestra ignorancia a mentes jóvenes, es mejor hacerles despertar la duda y la curiosidad, así aprenderán a conocer y podrán seguir por sí solos cuando no estemos nosotros

No hay comentarios:

Publicar un comentario