Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 6 de enero de 2017

Lo correcto (ética de la muerte)

Ante las entradas anteriores, nos salta una duda. ¿Qué es lo correcto?

Muchos filósofos tratan de explicar el bien y el mal. Algunos los niegan, otros los hacen parte de la naturaleza, otros los hacen ajenos a las naturaleza, otros les dan un origen metafísico proveniente de seres superiores; pero a fin de cuentas, no deja de ser algo subjetivo, sujeto a la perspectiva de su época

Hoy trataré de explicar brevemente de qué trata la ética de la muerte que se expuso en mi libro Z.U.L.E.M.A.

La muerte es igual para todos. Ricos, pobres, varones, mujeres, animales, plantas, enfermos, sanos, blancos, negros, altos, bajos, jóvenes, ancianos. Todos mueren. Nadie se salva. A diferencia de las leyes humanas, que dan beneficios a algún grupo mencionado anteriormente, ya sea por una u otra razón; pero lo hacen. La muerte no, ella dice "aquí llegaste y aquí te quedas", y cuando te toca, te toca, ni aunque te quites te salvas, y cuando no te toca, ni aunque te pongas

Muchos dirán que al final, nada perdura; pero recordemos que la más pequeña aportación al ser, puede desencadenar grandes consecuencias, tanto para nosotros como para el resto del ser

¿Qué consecuencias hay para el malo? Rencor, desprecio, mala fama, no sólo para ti sino para los tuyos que dejes. De tus consecuencias personales, nadie es capaz de decirlo, cada quien es un caso particular

¿Qué consecuencias hay para el bueno? Agradecimiento, buenos recuerdos, felicidad no sólo para ti sino para los tuyos que dejes. De tus consecuencias personales, tampoco nadie es capaz de decirlo, cada quien, de igual manera, es un caso particular

En la vida no hay bien y mal absolutos. Todos tenemos de todo un poco. Al final, todos morimos, nadie escapa de eso. Lo que nos queda es luchar por lo que queremos y hacer lo mejor de nosotros mismos. Viviendo bien o mal, la muerte te llegará y sus consecuencias también

Basado en lo anterior, hablemos ahora de qué es lo correcto. Lo correcto es aquello que hace más fuerte al ser. El ser entendido en su totalidad, no sólo a un ser o a tu ser en particular. Si las acciones que hagamos o dejemos de hacer sirven de algo al ser, lo correcto será hacer crecer y dignificar al ser. Todo aquello que hagamos en vida, se lo llevará la muerte al ser. Si somos malos, algo destruiremos y eso hará algo al ser. Si somos buenos, creamos algo y eso hará algo al ser. Así pues, por eso la ética de la muerte es más una ética del ser. Donde nada es malo ni bueno desde el punto de vista humano, mortal, perecedero. Lo que realmente importa es el bien o el mal que hagamos al ser

¿Ejemplos? La vida ayuda en el devenir del ser. La mentira arruina el devenir del ser. La creación ayuda en el devenir del ser. La extinción arruina el devenir del ser. La transformación ayuda en el devenir del ser; pero la destrucción lo arruina

Hay cosas que pueden durar cientos de generaciones en lograrse; pero el fin último, el beneficio del ser, es lo que realmente vale la pena. Hay cosas que pueden tenerse en una vida humana; pero arruinan al ser. La ética deja de ser una ética humana, al entregarle nuestra ética a la muerte, ésta se encarga de juzgar qué es lo bueno y lo malo para el ser

Pongamos unos ejemplos para ver en práctica la teoría

Un chico y una chica, hermanos, se enamoran. Esa relación se llama incesto. Ellos dirán que lo que hacen es correcto, porque se aman, se apoyan, y eso los hace mejores; pero la verdad es otra. Esa relación no trae frutos al ser, trae extinción, trae enfermedad. Al ser, eso no le beneficia y por lo tanto, desde el punto de vista de la ética de la muerte, es incorrecto y será penalizado

Los hermanos pueden apoyarse, ayudarse, amarse; pero no con fines reproductivos. Amarse sin incesto les trae más beneficios tanto a ellos como seres particulares, ya que pueden apoyarse, amarse y cuidarse mutuamente para hacerse crecer, y además, dejar un legado doble genéticamente hablando, ya que recordemos que los hijos de tu hermano son por matemáticas genéticas, la misma cantidad de descendencia que tus hijos propios. Esto sí apoya al ser, esto sí le permite devenir mejor

Otro ejemplo

Muchos dicen que es deber de los países ricos apoyar a los pobres, que eso es lo correcto. Veamos si es cierto

¿Es correcto quitarle la comida, la paz y la riqueza a tu pueblo para darle todo eso a otro? ¿Acaso no ha logrado su riqueza y su prosperidad debido a su propio esfuerzo? ¿Acaso eso debe ser castigado y ahora debe sacrificarlo todo para ayudar a un pueblo que no está interesado en prosperar, sino ser simplemente un parásito para guerrillas internas sedientas de sangre y poder? ¿Acaso no ayuda más al ser que ese pueblo próspero siga prosperando en vez de desgastarse en una obligación que no le toca? 

Así como estos, puede haber muchísimos ejemplos en los cuales nuestro beneficio no sea inmediato, o incluso nuestras acciones no sean agradables a una primera vista; pero al beneficiar al ser, son correctas

No hay comentarios:

Publicar un comentario