Literatura y filosofía

Hermes Trismegisto

Antes aclaro que estas notas fueron tomadas de un texto sin ningún tipo de identificación que pueda dar un ISBN o una editorial, tuve que investigar si estos textos eran válidos, y al ser verificados en diversas fuentes, sólo compilé lo que ya estaba escrito

Preceptos de Hermes Trismegisto:
I. Lo que digo no es ficticio, sino digno de crédito y cierto.

II. Lo que está más abajo es como lo que está arriba, y lo que está arriba es como lo que está abajo. Actúan para cumplir los prodigios del Uno.

III. Como todas las cosas fueron creadas por la Palabra del Ser, así todas las cosas fueron creadas a imagen del Uno (el número, no el juego de cartas). (Leer teología de los números)

IV. Su padre es el Sol y su madre la Luna. El Viento lo lleva en su vientre. Su nodriza es la Tierra. (Los arkanos llaman "La madre buena" al planeta, en lugar de "Tierra")

V. Es el padre de la Perfección en el mundo entero.

VI. Su poder es fuerte si se transforma en Tierra.

VII. Separa la Tierra del Fuego, lo sutil de lo burdo, pero sé prudente y circunspecto cuando lo hagas.

VIII. Usa tu mente por completo y sube de la Tierra al Cielo, y, luego, nuevamente desciende a la Tierra y combina los poderes de lo que está arriba y lo que está abajo. Así ganarás gloria en el mundo entero, y la oscuridad saldrá de ti de una vez. (Que luego veremos que también puede ser luz)

IX. Esto tiene más virtud que la Virtud misma, porque controla todas las cosas sutiles y penetra en todas las cosas sólidas.

X. Éste es el modo en que el mundo fue creado.

XI. Éste es el origen de los prodigios que se hallan aquí.

XII. Esto es por lo que soy llamado Hermes Trismegisto, porque poseo las tres partes de la filosofía cósmica.

XIII. Lo que tuve que decir sobre el funcionamiento del Sol ha concluido.


Los siete principios sobre los que se basa toda la Filosofía Hermética (Kybalión) son los siguientes:
 
I. EL PRINCIPIO DEL MENTALISMO
"El TODO es Mente; el universo es mental".

Este principio encierra la verdad de que "todo es mente". Explica que el TODO, que es la realidad sustancial que se oculta detrás de todas las manifestaciones y apariencias que conocemos bajo los nombres de "universo material", "fenómenos de la vida", "materia", "energía", etc., y en una palabra, todo cuanto es sensible a nuestros sentidos materiales, es espíritu, quien en sí mismo es incognoscible e indefinible, pero que puede ser considerado como una mente infinita, universal y viviente. Explica también que todo el mundo fenomenal o universo es una creación mental del TODO en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Este principio, al establecer la naturaleza mental del universo, explica fácilmente los varios fenómenos mentales y psíquicos que tanto han preocupado la atención del público, y que sin tal explicación no son comprensibles y desafían toda hipótesis científica. La comprensión de este principio hermético de mentalismo habilita al individuo a realizar y conocer la ley que rige el universo mental, aplicándola a su bienestar y desarrollo

Aconsejo leer mis entradas de mérferes y control mental 

II. - EL PRINCIPIO DE CORRESPONDENCIA
"Como arriba es abajo, como abajo es arriba"

Este principio encierra la verdad de que hay siempre una cierta correspondencia entre las leyes y los fenómenos de los varios estados del ser y de la vida, y el antiquísimo axioma hermético se refiere precisamente a esto, y afirma: "Como arriba es abajo, como abajo es arriba", y la comprensión de este principio da una clave para resolver muchos de los más obscuros problemas y paradojas de los misteriosos secretos de la Naturaleza. Hay muchos planos que no conocemos, pero cuando aplicamos esa ley de correspondencia a ellos, mucho de lo que de otra manera nos sería incomprensible se hace claro a nuestra conciencia. Este principio es de aplicación universal en los diversos planos, mental, material o espiritual del Kosmos: es una ley universal. De igual manera que el comprender los principios de la geometría habilita al hombre para medir el diámetro, órbita y movimiento de las más lejanas estrellas, mientras permanece sentado en su observatorio, así también el conocimiento del principio de correspondencia habilita al hombre a razonar inteligentemente de lo conocido o lo desconocido

Pueden leer mi propuesta al respecto de este principio en Terciopelo negro

III. - EL PRINCIPIO DE VIBRACIÓN
"Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra"

Este principio encierra la verdad de que todo está en movimiento, de que nada permanece inmóvil, cosas ambas que confirma por su parte la ciencia moderna, y cada nuevo descubrimiento lo verifica y comprueba. Y, a pesar de todo, este principio hermético fue enunciado cientos de años ha por los Maestros del antiguo Egipto. Este principio explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de la fuerza, de la mente y aun del mismo espíritu, las que no son sino el resultado de los varios estados vibratorios. Desde el TODO, que es puro espíritu, hasta la más grosera forma de materia, todo está en vibración: cuanto más alta es esta, tanto más elevada es su posición en la escala. La vibración del espíritu es de una intensidad infinita; tanto, que prácticamente puede considerarse como si estuviera en reposo, de igual manera que una rueda que gira rapidísimamente parece que está sin movimiento. Y en el otro extremo de la escala hay formas de materia densísima, cuya vibración es tan débil que parece también estar en reposo. Entre ambos polos hay millones de millones de grados de intensidad vibratoria. Desde el corpúsculo y el electrón, desde el átomo y la molécula hasta el astro y los Universos, todo está en vibración. Y esto es igualmente cierto en lo que respecta a los estados o planos de la energía o fuerza (la que no es más que un determinado estado vibratorio), y a los planos mentales y espirituales. 

Pueden leer mi propuesta al respecto de este principio en http://veladordepalabras.blogspot.com/2012/07/rebatiendo-quimeras-2.html

IV. - EL PRINCIPIO DE LA POLARIDAD
"Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades todas las paradojas pueden reconciliarse".

Este principio encierra la verdad de que todo es dual; todo tiene dos polos; todo su par de opuestos, afirmaciones que son de otros tantos axiomas herméticos. Explica y dilucida las antiguas paradojas que han dejado perplejos a tantísimos investigadores, y que literalmente decían: "La tesis y la antítesis son idénticas en naturaleza, difiriendo solo en grado"; "los opuestos son idénticos en realidad, diferenciándose en su gradación"; "los pares de opuestos pueden conciliarse, los extremos se tocan"; "todo es y no es al mismo tiempo", "toda verdad no es sino media verdad"; "toda verdad es media falsa", etc. Este principio explica que en cada cosa hay dos polos, dos aspectos, y que los "opuestos" no son, en realidad, sino los dos extremos de la misma cosa, consistiendo la diferencia, simplemente, en diversos grados entre ambos. El calor y el frío, aunque opuestos, son realmente la misma cosa, consistiendo la diferencia, simplemente, en diversos grados de aquella. Mirad un termómetro y tratad de averiguar donde empieza el calor y donde termina el frío. No hay nada que sea calor absoluto en realidad, indicando simplemente ambos términos, frío y calor, diversos grados de la misma cosa, y que ésta se manifiesta en esos opuestos no es más que los polos de eso que se llama Calor, o sea la manifestación del principio de polaridad que nos ocupa. El mismo principio se manifiesta en la "luz" y la "obscuridad", las que, en resumen, no son sino la misma cosa, siendo ocasionada la diferencia por la diversidad de grado entre los dos polos del fenómeno. ¿Dónde termina la obscuridad y dónde empieza la luz? ¿Cuál es la diferencia entre grande y pequeño? ¿Cuál entre duro y blando? ¿Cuál entre blanco y negro? ¿Cuál entre alto y bajo? ¿Cuál entre positivo y negativo? El principio de polaridad explica esta paradoja. El mismo principio opera de idéntica manera en el plano mental. Tomemos, por ejemplo, el amor y el odio, dos estados mentales completamente distintos aparentemente, y notaremos que hay muchos grados entre ambos; tantos, que las palabras que nosotros usamos para designarlos, "agradable" y "desagradable", se esfuman una en la otra, hasta tal punto que muchas veces somos incapaces de afirmar si una cosa nos causa placer o disgusto. Todas no son más que gradaciones de una misma cosa, como lo comprenderéis claramente por poco que meditéis sobre ello. Y aun más que esto, es posible cambiar o transmutar las vibraciones de odio por vibraciones de amor, en la propia mente y en la mente de los demás, lo que es considerado como lo más importante por los hermetistas. El "Bien" y el "Mal" no son sino los polos de una misma y sola cosa, y el hermetista comprende y conoce perfectamente el arte de transmutar el mal en el bien aplicando inteligentemente el principio de polaridad. En una palabra, el "arte de polarizar se convierte en una fase de la alquimia mental, conocida y practicada por los antiguos y modernos Maestros herméticos. La perfecta comprensión de este principio capacita para cambiar la propia polaridad, así como la de los demás, si uno se toma el tiempo y estudia lo necesario para dominar este arte.

No confundir con el de correspondencia. El de correspondencia nos dice que en todos los planos sucede por igual las cosas, en este vemos que hay dos polos para la misma cosa

V. - EL PRINCIPIO DEL RITMO

"Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación"

Este principio encierra la verdad de que todo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta; un flujo y reflujo, una oscilación de péndulo entre los dos polos que existen de acuerdo con el principio de polaridad, descripto un momento ha. Hay siempre una acción y una reacción, un avance y un retroceso, una ascensión y un descenso. Y esta ley rige para todo; soles, mundos, animales, mente, energía, materia. Esta ley lo mismo se manifiesta en la creación como en la destrucción de los mundos, en el progreso como en la decadencia de las naciones, en la vida, en las cosas todas, y, finalmente, en los estados mentales del hombre, y es con frecuencia a esto último que creen los hermetistas que este principio es el más importante. Los hermetistas han descubierto este principio, encontrándolo de aplicación universal, y han asimismo descubierto ciertos métodos para escapar a sus efectos, mediante el empleo de las fórmulas y métodos apropiados. Emplean para ello la ley mental de neutralización. No pueden anular el principio o impedir que opere, pero han aprendido a eludir sus efectos hasta un cierto grado, grado que depende del dominio que se tenga de dicho principio. Saben como usarlo, en vez de ser usados por él. En este y en otros parecidos métodos consiste la ciencia hermética. El Maestro se polariza a sí mismo en el punto donde desea quedarse, y entonces neutraliza la oscilación rítmica pendular que tendería a arrastrarlo hacia el otro polo. Todos los que han adquirido cierto grado de dominio sobre sí mismos ejecutan esto hasta cierto punto, consciente o inconscientemente, pero el Maestro lo efectúa conscientemente, y por el solo poder de su voluntad alcanza un grado tal de estabilidad y firmeza mental casi imposible de concebir por esa inmensa muchedumbre que va y viene en un continuado movimiento ondulatorio, impulsada por ese principio de ritmo. Este, así como el de la polaridad, ha sido cuidadosamente estudiado por los hermetistas, y los métodos de contrabalancearlos, neutralizarlos y emplearlos, forman una de las partes más importantes de la alquimia mental hermética.

No confundir con vibración o polaridad, digamos que es el hijo de ambos. Vibración nos dice que nada puede quedar estático, y polaridad son los límites de un mismo concepto. Éste, o sea, ritmo, nos dice cómo vibrar dentro de esos márgenes

Un ejemplo de aplicación de neutralidad es, digamos que estamos en un momento de carencia, usando la ley de atracción nos polarizamos para que pase rápido ese momento e ir con impulso al momento de la abundancia. Para conservar la abundancia, debemos tener en cuenta de que vendrá la carencia, por lo que no abusamos de la abundancia y preparamos la reserva para la carencia. Leer el pasaje de las vacas flacas y las vacas gorda de José el Soñador en la biblia: Génesis 41, del versículo 1 al 36

VI. - EL PRINCIPIO DE CAUSA Y EFECTO
"Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley".

La suerte es una palabra vana, y si bien existen muchos planos de causas y efectos, dominando los superiores a los inferiores, aun así ninguno escapa totalmente a la Ley. Los hermetistas conocen los medios y los métodos por los cuales se pude ascender más allá del plano ordinario de causas y efectos, hasta cierto grado, y alcanzando mentalmente el plano superior se convierten en causas en vez de efectos. Las muchedumbres se dejan llevar, arrastradas por el medio ambiente que las envuelve o por los deseos y voluntades de los demás, si éstos son superiores a las de ellas (conducta de los animales). La herencia, las sugestiones y otras múltiples causas externas las empujan como autómatas en el gran escenario de la vida (El libre albedrío). Pero los Maestros, habiendo alcanzado el plano superior, dominan sus modalidades, sus caracteres, sus cualidades y poderes, así como el medio ambiente que los rodea, convirtiéndose de esta manera en dirigentes, en vez de ser los dirigidos. Ayudan a las masas y a los individuos a divertirse en el juego de la vida, en vez de ser ellos los jugadores o los autómatas movidos por ajenas voluntades. Utilizan el principio, en vez de ser sus instrumentos. Los Maestros obedecen a la causación de los planos superiores en que se encuentran, pero prestan su colaboración para regular y regir en su propio plano. En lo dicho está condensado un valiosísimo conocimiento hermético: que el que sea capaz de leer entre líneas lo descubra, es nuestro deseo.

VII. - EL PRINCIPIO DE GENERACIÓN
"La generación existe por doquier; todo tiene su principio masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos."

Este principio encierra la verdad de que la generación se manifiesta en todo, estando siempre en acción los principios masculino y femenino. Esto es verdad, no solamente en el plano físico, sino también en el mental y en el espiritual. En el mundo físico este principio se manifiesta como "sexo", y en los planos superiores toma formas más elevadas, pero el principio subsiste siempre el mismo. Ninguna creación física, mental o espiritual, es posible sin este principio. La comprensión del mismo ilumina muchos de los problemas que tanto han confundido la mente de los hombres. Este principio creador obra siempre en el sentido de "generar", "regenerar" y "crear". Cada ser contiene en sí mismo los dos elementos de este principio. Si deseáis conocer la filosofía de la creación, generación y regeneración mental y espiritual, debéis estudiar este principio hermético, pues él contiene la solución de muchos de los misterios de la vida. Os advertimos que este principio nada tiene que ver con las perniciosas y degradantes teorías, enseñanzas y prácticas, que se anuncian con llamativos títulos, las que no son más que una prostitución del gran principio natural de generación. Tales teorías y prácticas no son más que la resurrección de las antiguas doctrinas fálicas, que solo pueden producir la ruina de la mente, del alma y del cuerpo, y la Filosofía Hermética siempre ha alcanzado su verbo de protesta contra esas licencias y perversiones de los principios naturales. Si lo que deseáis son tales enseñanzas, debéis irlas a buscar a otra parte: el hermetismo nada contiene sobre ellas. Para el puro todas las cosas son puras; para el ruin todas son ruines.

Para entender ese concepto correctamente aplicado, favor de leer esta entrada sobre la oratoria y darse cuenta de que no tiene relación con la falacia que es la ideología de género

Para finalizar, les dejo este bonito gráfico detallado que circula por la red, y que está relacionado a estos preceptos



Share:

Teología de los números

Para comprender por qué es una teología debo aclarar que tiene un sentido pitagórico, y también, mi comprensión de Dios

El primogénito de la creación es el número 1, que es el ser, y el 0 es sólo una concepción mental de que no está manifestada la existencia para ese espectro de realidad

El 1 puede unirse a otro 1 y así unir fuerzas para algo nuevo en coexistencia (1+1=2), o pueden unir fuerzas para un bien común en unificación de existencias (1+1=1)

Sólo se nos enseña en matemáticas el concepto de coexistencia, no de valor ontológico, así pues, tratar de forzar una relación sentimental con alguien que no te quiere, resulta en 1+0=0; pero si hay una sinergia, esa meta en común puede ser tan fuerte que logra manifestarse en un nuevo ser: 1+1=3 (ser padres), el cual también es válido si ponemos 2 = 3 = 1, donde 2 es la coexistencia de fuerzas, 3 es el traer un nuevo ser, y 1 es la unidad de la familia

De donde se saca que todos los números son en realidad el 1 junto a todos los demás 1; pero cada quien con un propósito diferente

En un conjunto {-ꝏ, ... -3, -2, -1, 0, 1, 2, 3, ..., ꝏ}, donde cualquiera de sus elementos no jale parejo con el grupo, el valor de todo se vuelve un 0 = 0, porque no funcionan las cosas; pero si todos jalan parejos y hacen que todo funcione, entonces 0 (que es la suma de todos los elementos) = 1

De igual manera, el 1 es omnipresente en todos lados:
(X)(1)=X, por lo que 5 = 5x1 (no se ve pero ahí está)
De igual forma para las potencias y divisiones, lo que nos demuestra que hay planos más allá aunque no los veamos o sintamos

Es por eso que llamo a esto teología de los números, porque mediante números nos damos cuenta de que hay un ser supremo, el ser (1) y con esto se llega a la misma conclusión a la que llegó Pitágoras hace tiempo: todo se reduce a un número
Share:

Verdades incómodas sobre los lectores

Esto posiblemente duela a muchos; pero es lo que he visto

La verdad es que los lectores no leen porque sean más inteligentes. Se creen más inteligentes. Los lectores no leen porque quieran disfrutar otros mundos, vivir aventuras o gozar con la belleza literaria. Quieren escapar de su realidad

Los lectores voraces no son tan diferentes de los adictos, o de los que se la pasan en el celular todo el tiempo, o viendo televisión durante horas. Son la misma gata sólo que revolcada de manera diferente

La gran mayoría son personas que no encajan en grupos y deciden aislarse negando su realidad con los primeros mundos o primeras aventuras que encuentran. Muestra de ello es simple, leen lo que los demás leen. Compran el libro que las librerías les dicen que deben comprar. Tienen que tener toda la colección del mismo autor aunque no todas sus obras les gusten. Tienen que leer y van a leer lo que el mercado les dicte. En ese sentido, no son diferentes a nadie, ni mucho menos de aquellos que se acaban la cajetilla y abren otra, o de aquellos que se acaban una temporada y siguen con otra

Cierto, es impresionante la cantidad de libros que leen en países de primer mundo... igual su taza de suicidios

Cierto, se oye bien decir que leíste decenas de libros en un año o a que en tu corta edad ya llevas "x" cantidad de libros leídos... cantidad no significa, entiéndanlo, calidad

Además, muchos lectores se van por la fácil, libros que repiten una y otra vez la misma fórmula sencilla. ¿Por qué no aceptan retos? ¿Es que acaso son mentiras lo que se dice de que leer fortalece la mente? Pues no, no es mentira; pero también atrofia si no sales de tu zona cómoda
Share:

Leer: tiempo contra interés

Invité a una crítica de arte, al ver que también reseñaba libros, a que me diera una crítica de mis libros, su respuesta fue, y cito directamente del correo que me envió:
"leer no es un asunto de "interés" es de tiempo, no puedo dar un dictamen o crítica, no tengo el tiempo suficiente para eso"

Si no tiene tiempo para hacer lo que se dedica, que es hacer críticas de arte, ¿para qué tendrá tiempo? Bueno, eso no me incumbe; pero sí me puso a pensar en algo muy importante. ¿Realmente leer es cuestión de tiempo y no de interés? (Nótese que son mutuamente excluyentes)

Creo que es más que obvio que quien tiene interés, se busca un tiempo; pero bien es cierto que si no tienes ni los medios para hacerte de ese tiempo, difícil será lograr la meta de leer, así que sí, son mutuamente excluyentes. Quien tiene tiempo, puede no tener interés de leer, o sí tenerlo. Quien tiene interés de leer, puede o no tener tiempo para hacerlo. Así que pasemos al siguiente nivel, ¿tenemos tiempo para leer?

La respuesta la encontraremos agarrando una calculadora y un cronómetro, ¿para qué? Para contar todo el tiempo que pasamos en las redes sociales. Para contar todo el tiempo que pasamos jugando (en la computadora, en el celular; pero jugando). Para contar todo el tiempo que invertimos en ver series y películas. Para contar el tiempo que invertimos en hacernos tarugos, ya sea solos o acompañados

Entonces nos daremos cuenta de que no es que haga falta tiempo, es que además, falta interés. Mejor admitan que no quieren leer y se acabó
Share:

Sshh... se leen... ¿palomitas? Bajo la misma estrella

De esos momentos en los que me quedé con ganas de leer algo no profundo y que me sirviera para distraerme y desentumir la mente, gracias a mi esposa leí el libro de John Green

Honestamente no está mal, se nota que le puso mucho cariño y esfuerzo en el proceso de desarrollar la idea y la trama. Tiene detalles chuscos y es de lectura fácil, por lo que me queda claro el por qué ganó la simpatía de los lectores y, sin duda, fue un éxito de ventas

Creo que el único punto negativo sería que está inmerso en el empuje que hubo respecto al cáncer, que se aprovecharon muchos mercadólogos para vender el concepto del enfermo terminal que vive una aventura maravillosa. Quizá si le hubiera puesto, no sé, SIDA, lepra, ébola, hubiera estado perfecto... pero bueno, creo que también gran parte de que la gente encontrara el libro es que estaba dentro de la onda de choque que esa enfermedad causó a la moda

Respecto al libro, lo que puedo decir es que ni lo intentaron. La adaptación quedó muy por debajo de las expectativas no sólo básicas de llevar un libro a la pantalla, sino de hacer que la película, por sí sola, tuviera la solidez necesaria para amarrar al público y lograr una conexión con sus personajes o la historia

Quedó mucho al aire debido a la necesidad de no salir del tiempo que la media comercial de una película dominguera exige. No es necesario leer el libro para darte cuenta de que la película carece de algo, no está bien cocinada, no está firme, está a medio cuajar

Por esto, y de manera contundente, el libro se lleva la victoria de calle, y la película... ojalá la vuelvan a hacer porque esta les quedó cruda
Share:

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Aquí puedes comprar mis libros

Archivo del blog

Mis locuras a tu correo

Seguidores