Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 13 de enero de 2017

Prólogo de Viaje al oeste (Parte 1 de 12)

Para ir a la parte 2, pica aquí

Este libro es una obra maestra de la literatura mundial y uno de los principales pilares de la literatura china. Su volumen y extensión son colosales, por lo que poner todas mis anotaciones en una sola serie de entradas sería, literalmente, dejar de poner otra cosa por lo menos en un año. Debido a esto, lo liberaré por partes, y en esta serie de entradas, lo primero que usaré serán los apuntes del prólogo

VIAJE AL OESTE / LAS AVENTURAS DEL REY MONO

Una verdadera obra de arte, magistral creación de la literatura universal. Un primer acercamiento a las corrientes de pensamiento oriental y a unas aventuras tan vastas como maravillosas. Me hubiera gustado mucho tener una edición más explicada, porque realmente siento que quedaron muchos huecos sin disfrutar al máximo

Mis notas retoman partes que me llamaron la atención, principalmente de comentarios que no me quedaron claros, o que me parecieron interesantes, respecto a la filosofía oriental que se maneja en la obra 

El libro es uno de los más grandes tesoros de la humanidad, es una obra monumental por su alto contenido intelectual, así como por la saturada cantidad de aventuras, y por su extensión de más de 1300 páginas tamaño carta (Mis notas abarcan 42 páginas tamaño carta)

Actualmente es uno de los libros principales de oriente desde que fue escrito en el siglo XVI. Desafortunadamente no se sabe nada del autor; pero parece ser que sí hubo un monje que se aventuró a India y de ahí surgió la idea. Éste libro es el que marca un hito en los combates de artes marciales, el vuelo, manejo de poderes. Especialmente es ancestro directo de Dragon Ball, ya que Akira Toriyama se basó en este libro para hacer su caricatura

En resumen, este libro trata de las aventuras que sufre un monje budista para ir a India (occidente de China, por eso es viaje al oeste), para conseguir las escrituras de buda y así llevar la iluminación a su pueblo. En su viaje estará apoyado de distintos personajes

1>> Sun Wu-Kung ("Mozo que está despierto a la nada"). Conocido como El peregrino. Es un mono vestido con una piel de tigre. Representa a la mente y al metal. Su arma es una barra de hierro con puntas de oro. También se le nombra Gran Sabio, Sosia del Cielo o El Hermoso Rey de los Monos

2>> Chu Wu-Neng («el cerdo que abre los ojos al poder»). Conocido como Chu Ba Chie. Es un cerdo. Representa a la madera. Su arma es un rastrillo/tridente de 9 puntas. Se le nombra también Mariscal de los juncales celestes. En la obra lo describen de esta manera: "Poseía unos labios carnosos y tan retorcidos como hojas secas de loto, unas orejas tan grandes como abanicos de junco, unos ojos brillantes de torva y cruel mirada, unos dientes llamativamente separados y tan afilados como limas de acero puro, y una boca tan larga y ancha como una olla. En la cabeza llevaba un morrión de oro sujeto a la barbilla con tiras de cuero, que, como las que le ajustaban al cuerpo la armadura, parecían estar hechas con piel de serpiente. En la mano sostenía un tridente, que recordaba a una zarpa abierta de dragón. De su cintura colgaba un arco con la forma de una media luna, que le otorgaba un aire a la vez orgulloso y terrible. Su apariencia era la de un luchador tan despiadado y cruel que hasta los mismos dioses se hubieran sentido intimidados al verle"


3>> Sha Wu-Ching («la arena que abre los ojos a la pureza»). Conocido como El bonzo Sha. Es un ser necroso. Representa a la tierra. Su arma es un garrote. Se le nombra también Mariscal-que-levanta-la-cortina. En la obra lo describen de esta manera: "Tenía un rostro entre negro y verdoso, de aspecto fiero, y un cuerpo, ni demasiado corto ni demasiado largo, de constitución a la vez vigorosa y nervuda. Sus ojos brillaban como las ascuas de un brasero; su boca, irregular y amenazante, recordaba a la jofaina llena de sangre de un carnicero; sus lentes, salientes como un cabo que se adentra en el mar, parecían cuchillos afilados; su pelo, desmelenado totalmente, poseía una escalofriante coloración rojiza; y sus pies, descalzos, traían a la memoria la frialdad de los muertos. Rugió una sola vez y su bramido sonó tan amenazante como el fragor del trueno, mientras movía las patas con tal rapidez que parecían un remolino de viento"
 

4>> Caballo/Dragón (Un dragón que se convirtió en caballo). Representa la voluntad y al agua. Es un hijo del dragón Ao-Jun, señor del oceáno occidental

El monje Tripitaka es el protagonista, y representa al espíritu y al aire. Logra su cometido después de una aventuras internimables, y todos son elevados al panteón búdico

La magnitud de esta obra me sobrepasa, debo admitir, ya que maneja tantos elementos orientales que me es imposible disfrutarla en la misma plenitud que un oriental. Mis notas los acompañarán a lo largo de mis divagaciones en las más de 1300 páginas; pero debo admitir que los estudios preliminares de la obra, son dignos de replicarse, ya que Jesús Ferrero, Enrique P. Gatón e Imelda Huang hicieron un trabajo maravilloso para acercarnos un poco a la riqueza cultural que encierra este libro. Con permiso de ellos, replicaré sus trabajos aquí para después seguir con mis notas

No hay comentarios:

Publicar un comentario