Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 29 de julio de 2016

Sshh... se leen... ¿palomitas? Hellraiser

Pongan los granos mientras les cuento de la película y el libro de hoy: Hellraiser. Un clásico de la literatura de terror moderno, y una película de culto que se ha convertido en una franquicia muy redituable.

El libro se llama The Hellbound Heart, y que yo tenga entendido, aunque no investigué mucho al respecto, no tiene traducción al español porque como primero se conoció la película, era mucho más impresionante llamar al libro como la película que traducir el título original del libro. 
Hellraiser es la película basada en el libro y se atrevieron a traducirla como "Puerta al infierno". Al menos no la destruyeron como en otras traducciones.

El libro maneja temas muy interesantes. Me refiero a entidades espirituales que capturan almas para construir nuevos seres sadomasoquistas (los cenobitas) que trabajan para una entidad espiritual que interpreta el dolor como placer. Ellos sólo pueden atravesar este mundo si logran descifrar un rompecabezas tridimensional llamado "La caja de Lemarchand" (se pronuncia en francés Lé-marchán, con r gutural), o también llamada "La configuración del dolor", por si no pueden pronunciarlo correctamente.

La película es muy fiel al libro, siendo, a mi muy humilde punto de vista, a la par de buena que el libro. Evidentemente la concepción mental que tendremos de los cenobitas si leemos el libro será muy distinta de la interpretación que se hizo en la película; pero si no tienen ni idea de cómo puede ser la estética sadomasoquista, la película da una buena orientación.

Independientemente de la estética gótica-sadomasoquista, la filosofía espiritual que se maneja es bastante interesante, con personajes muy definidos en sus manías, fantasías y deseos, así como también un manejo descriptivo muy explícito; pero lo suficientemente libre como para dejar que cada quien construya sus escenarios y personajes. No es un libro para quienes dicen que "es que leer libros en donde tengo que usar la imaginación no me gusta, me cansa y no les entiendo". Y sí hay libros para esas personas; pero ellos no saben que se llaman revistas de chismes.

La película tiene una saga, de la cual sólo recomiendo llegar hasta la segunda película, porque hasta allí se respeta en su plenitud lo escrito por Clive Barker. El resto de las películas no tienen ninguna relación con el libro, y sólo utilizan la mitología de Barker para interpretar historias alternas con sus cenobitas.

¿A quién le puede gustar este tipo de libro? A quienes les gusta Sade, Lovecraft y Mary Shelley. La saga de películas, fuera de que se convirtieron en algo comercial y prostituyeron la idea (cosa que quizá a los cenobitas hubiera excitado), pueden ser interesantes; pero viéndolas desde una perspectiva muy lejana al libro, aunque teniéndolo como referente mitológico.

En fin, lean el libro con un rico chocolate, o un café, y luego devoren las palomitas mientras ven la película, porque es altamente recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario