Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 30 de marzo de 2018

Sshh... se lee a Yo, Díaz, por Pedro J. Fernández

La obra se centra en la vida del presidente de México Don Porfirio Díaz, quien gobernó al país entre 1876 y 1911, periodo que se nombró "Porfiriato"

Es una novela histórica, deliciosamente narrada, con muy buen uso de figuras literarias y una narración fluida y amena. A pesar de ser un libro grueso, las palabras y los hechos fluyen naturalmente, sin esfuerzo, posibilitando una lectura veloz y agradable

El trabajo de investigación que realizó Pedro fue muy bueno, tiene mucha bibliografía bien documentada, convirtiendo el libro en una forma de aprender historia, ya que muy pocas cosas van al campo de la fantasía, puesto que, obviamente, es imposible conocer los pensamientos y los diálogos que en vida se realizaron. Esto no va en detrimento de la calidad, ni tampoco es un elemento intruso, ya que permite adentrarse más en un ser humano, con sus defectos y cualidades, éxitos y errores, tal y como realmente fue, aunque debemos entender que la verdad nunca será comprendida al 100%

Este libro permite acercarnos más a la historia revisada y neutral, ya que en México, como seguro pasa en todo el mundo, la historia se enseña según las necesidades del gobierno en turno, y a Don Porfirio le ha ido mal con este gobierno

Sin duda alguna es un libro altamente recomendable para adolescentes de secundaria (12-13 años en adelante), ¿por qué de esa edad? Tiene escenas con elementos eróticos que no serían fácil de entender para un niño. No porque fuera algo malo o pornográfico, simplemente los tropos literarios usados no están a su nivel todavía, y esos mismos tropos hacen que esas escenas sean hermosas en lugar de vulgares

Es una excelente forma de enseñar historia, ya que actualmente se enseñan nombres, lugares, fechas y nada tiene sentido, no hay continuidad ni coherencia. En cambio, la obra de Pedro nos presenta una consecución lógica y fácil de asimilar, lo que permite el estudio de la historia dando datos reales, para que el interesado pueda investigar por su cuenta en base a ellos

No hay que dejar de lado las pedradas que avienta a los gobernantes y al pueblo mexicano actual; pero el problema es que viendo no ven, y oyendo no oyen o se hacen que no ven ni oyen, o peor aún, quien tenga entendimiento que entienda; pero México no entiende porque no tiene entendimiento. Las pedradas fueron bien lanzadas, el problema es el objetivo que no tiene capacidad de reacción. Un maestro de la universidad dijo alguna vez que si Brasil es el gigante dormido, México es el gigante en estado de coma. Yo a México le daría en lugar de coma, punto final; pero ya me estoy desviando demasiado

Si me preguntan, el libro como tal, fruto de Pedro, es un éxito para la literatura y para la historia. Tristemente su editorial quedó por debajo del nivel requerido, cometiendo errores de revisión de estilo y gramática imperdonables que no deben adjudicarse a Pedro, al fin y al cabo, se supone que ese es trabajo de la editorial

Si desean, pueden seguir la cuenta de Don Porfirio Díaz en twitter y divertirse con esa cuenta parodia

También, si les interesa, pueden seguir otras cuentas parodia, tales como la de Sor Juana Inés de la Cruz, el Emperador Maximiliano I de México (Maximiliano de Habsburgo), a su esposa Carlota, a la prima del Emperador Maximiliano, Elizabeth "Sissi", al Emperador Agustín de Iturbide, y el general Santa Ana, siguiéndolos a ellos, Twitter les sugerirá cuentas similares que puedan ser de su interés

No hay comentarios:

Publicar un comentario