Literatura y filosofía

Especial: Aleister Crowley (Parte 1 de 2)

Para ir a la parte 2 pica aquí

En esta ocasión manejaré esta serie de entradas como un especial, ya que no hablaré de un libro en sí, sino de dos libros, además de la investigación ya acostumbrada de la vida y contexto histórico de este personaje. Antes de empezar, quiero comentar que Aleister viajó por todo el mundo, así que tuve la necesidad de investigar la historia de todo el mundo, literalmente. Afortunadamente la wikipedia en alemán maneja la historia mundial y no sólo sucesos importantes para el país o datos inútiles para la historia del mundo, como la fundación de equipos deportivos. Aún así, quise llegar hasta 1938, que fue la fecha de la publicación del último libro de Aleister ("Pequeños ensayos hacia la verdad") pero como se cruzó la primera guerra mundial, tenía una abominable cantidad de información para leer. Así que me rendí y llegué hasta 1930, aún así, considero que se puede reflejar perfectamente el contexto histórico mundial. Sin más preámbulos, empecemos.


MARCO HISTÓRICO

Es 1875. La religión está teniendo problemas ante el revuelo causado por el comunismo, el imperio otomano tiene problemas económicos que lo llevarán a declararse en bancarrota y su posterior fragmentación. El Comité Internacional del Rescate al Herido cambia de nombre a la Cruz Roja. Proclamación del Reglamento de la Ley de Pesas y Medidas. En Japón se decreta que todos deben tener nombre... sin comentarios. Los gringos siguen exterminando nativos en una guerra que llevó casi 30 años años (También los chilenos buscarán acabar con sus nativos, y aunque los argentinos no los exterminan, sí los persiguen peor que a animales exhibiendo sus penes y orejas cortadas, aunque estos sucesos serán más adelante). La reina Victoria de Inglaterra es coronada Emperatriz de India. En este año tan productivo nació Aleister Crowley y de aquí partiremos.


En todo el mundo, sin excepción, empezaron a haber levantamientos sociales para pedir una mejora en la calidad de vida. Como algunos éxitos civiles, tenemos que las mujeres ganaron derechos (en Inglaterra ya pueden comprar, poseer y vender bienes, y hasta tener ganancias por ello, a pesar de que la constitución inglesa no las considera individuos), los trabajadores ganaron mejoras en la calidad laboral, los niños ganaron al no ser explotados en los trabajos, muy lentamente países lograban su autonomía y todavía más lentamente se abolía la esclativud. Tecnológicamente también hubo mucho avance, en gran parte al ego de Thomas Alva Edison, a la genialidad de Nikola Tesla, a quien se le atribuye haber inventado el siglo XX; pero después de ver cómo fue el siglo XX, lo considero un insulto para Nikola.


En contraste, los imperios crecían y creían, y el racismo estaba a flor de piel. Estados Unidos debería leer la historia para darse cuenta de por qué es tan odiado. Sus crímenes racistas contra los negros, asiáticos y su prepotencia sobre los latinos, (y después de la segunda guerra, contra los rusos y musulmanes) van a dejar la huella que aún siente el mundo entero contra ellos. Pero no sólo los gringos hicieron cosas como separar a los alumnos por razas, impedir que inmigrantes de otras razas entraran o incluso crear al Ku Klux Klan, también por todo el mundo había matanzas de nativos (Como en Argentina, Chile y México) y de países anexionados a la fuerza (El Imperio Otomano haciendo masacres como un último medio para no desmoronarse).


Aún así, el mundo no era tan abierto como se creía. Nada más pensar que las cremaciones fueron ilegales por mucho tiempo, y que las represiones gubernamentales a los pacíficos manifestantes, fueron exageradamente violentas en todos los casos, y la ambición de terrenos de los imperios (Y países nuevos) o de poder (Al derrocar al General Don Porfirio Díaz, México perdió casi medio siglo en matarse por la silla presidencial. Lo mismo en China, al caer el imperio por parte de los comunistas, también hubo muertes y traiciones por el poder, en Rusia, ni se diga) fueron lo que poco a poco gestaron lo que sería el siglo más violento de todos.


El oriente quería absorber la cultura de occidente, tan es así que en Japón desaparecieron los samurái en un lucha violenta. El imperio chino cayó bajo el poder de los comunistas. En la misma China se puede ver la contradicción de puntos de vista ante el mismo hecho, pues en la revolución de los bóxers que se manifestaron contra la occidentalización de su país, en China ven a estas personas como héroes y patriotas, occidente los recuerda como rebeldes y anarquistas... hablando de anarquistas, hubo muchos atentados contra todos los gobiernos, y en una de esas, falleció Sissi a manos de un italiano. Sissi, la emperatriz de Austria Hungría, ella es el mejor resumen de lo que es la realeza. Ella acostumbrada a la vida, a disfrutar, a ser feliz, acabó casándose ilusionada, como casi todas las mujeres, con un príncipe. Fatal. Una vida de prohibiciones, vacía, hueca de sentido, llena de reglas estúpidas, no poder educar a sus propios hijos (porque la etiqueta así lo dicta). La amargura acabó con la pobre creatura inocente que era Sissi (a uno de sus caballo lo llamó nihilista, para que vean cómo se sentía). ¿Cómo es posible que imperios tan obsoletos puedan entender el cambio tan rápido que las mentes brillantes vislumbraban? Simplemente no podían y su reacción era obvia: Violencia.


A pesar de la violencia como respuesta del gobierno, Gandhi demostró que se podía hacer todo sin sangre. La gente había despertado con los grandes filósofos, con los grandes políticos, a la razón, a la dignidad, y ante la necesidad de un mundo que les respondía registrando marcas históricas en terremotos, huracanes, maremotos (cuando no sequías) y erupciones volcánicas (mi favorita: Krakatoa).


A China le ayudó que el comunismo ganó y no se dejó seducir por el occidentalismo; pero Japón sí.


Aunque no todo en occidente era malo. Ernest Renan expresa durante su discurso en la Soborna la idea de una comunidad europea... demasiado adelantado a su tiempo o los europeos son muy lentos. Surgen los primeros juegos olímpicos. Surge el esperanto; pero también hay personas retrógradas y nefastas para el desarrollo, como el papa Pio XI. Y si ahora los líderes de la religión católica alegan que los crímenes sexuales de sus sacerdotes es cuestión de unos añitos para acá, en Argentina hay un caso, el 5 de junio de 1888, en Olavarría (provincia de Buenos Aires), el primer párroco de la aldea, Pedro N. Castro Rodríguez, viola a una mujer y a su hija (que habían acudido a él para pasar la noche). Para acallarlas las asesina a martillazos... en fin, no sólo los sacerdotes se hicieron famosos por eso, también Inglaterra tenía a Jack El Destripador.


Mundo loco y de contrastes muy marcados, así como se inaugura la Torre Eiffel, se inaugura el cabaret Molino Rojo. Mientras los gringos prohiben a las tribus nativas practicar su religión, Nueva Zelanda es el primer país en dar el derecho del voto a las mujeres.


Y los judíos hacían de las suyas. El congreso sionista planea tener territorios palestinos para uso de judíos, porque nadie los quiere, por todo el mundo hay asesinatos de judíos. En Hungría absuelven a unas personas que durante rituales asesinaron judíos, en Rusia se les prohibe el libre tránsito. Por favor, no crean que Adolf Hitler odiaba a los judíos nada más porque sí, el mundo entero los odia y por algo es.


Inglaterra también en sí misma es un país de contrastes. Mientras que Australia nace como la unión de varios territorios de dominio inglés y felizmente deciden seguir siendo protectorado, es porque la corona los mima. En cambio, a los zulus en Sudáfrica los tratan peor que animales y sistemáticamente son eliminados.


Todo esto iba a tener repercusiones ideológicas, y para 1902 en Francia inicia la crisis modernista con la obra  L'évangile et l'Eglise, de Alfred Loisy.


Las cosas en el mundo están muy tensas y sucedió lo que tenía que suceder, las primera y segunda guerras mundiales, mismas que cambiaron totalmente la geografía política del mundo. Dos años después de que se declarara el término de la segunda guerra, muere en 1947 Aleister Crowley y con esto llegamos al fin de este viaje por el tiempo.


BIOGRAFÍA


Nació el 12 de octubre de 1875 en Leamington Spa, Warckwickshire, Inglaterra bajo el nombre de Edward Alexander Crowley, falleció el 1 de diciembre de 1947.

Su infancia se desenvuelve en un ambiente opresivo y puritano, ya que sus padres pertenecen a la secta más intransigente y rigurosa de la época, los «Hermanos de Plymouth». Para ellos todo es pecado o debilidad inaceptable. Por eso, Emilie, su madre, nunca le abraza, ni le besa, ni le cuenta cuentos, ni le deja leer ningún libro, excepto la Biblia.

Aleister, a pesar de la rigidez familiar, hace travesuras que Emilie castiga llamándole «la Bestia del Apocalipsis», el sumum de la maldad para los «Hermanos de Plymouth». Él se defiende asumiendo el nombre de «La Bestia» y rebelándose contra todo aquello que representa su familia. Si en nombre del «bien» le torturaban y le hacían desgraciado, él adoraría al «mal». Se convertirá así en un mago luciferino, que no diabólico, adorador sistemático del mal.

Considerado como el mago más importante de nuestro siglo, del que surgió buena parte del ocultismo moderno. Sus contemporáneos le calificaron como «la bestia humana» o «el hombre más perverso del mundo». Sin embargo, esa leyenda negra estaba sostenida por el interés del propio Aleister en escandalizar a la pacata sociedad victoriana que le rodeaba

A los ocho años Aleister cogió un gato, le administró arsénico y, para que no opusiera resistencia, le suministró cloroformo. Así pudo gasearle en el horno, después quemarle y, tras otras torturas, le despellejó vivo.

Su madre le había dicho que los gatos tenían nueve vidas y decidió comprobarlo constatando, una vez más, que sus enseñanzas eran falsas. El torturador del gato no era un sádico desalmado, sino un crío inquisitivo.

Su madre le llamaba «La Bestia» y «666» porque su hijo le recordaba las dos bestias del Apocalipsis, cuyo texto dice: «Vi como salía del mar una bestia, que tenía diez cuernos y siete cabezas... Abrió su boca en blasfemias contra Dios... Fuele otorgado hacer la guerra a los santos y vencerlos... El que tenga inteligencia calcule el número de la bestia porque es número de hombre. Su número es seiscientos sesenta y seis».

El niño no se amilanaba ante la comparación y la llamaba «estúpida santurrona». Cuando su madre murió, ya adulto, dijo «¡que el diablo tenga su alma!». Aleister no sentía más simpatía por su padre, llegando a sustituir su nombre, Edward Alexander, por el de Aleister.

Su padre, el hombre cuya boca nunca había blasfemado o dicho una injuria, que había abandonado su imperio económico para dedicarse a la religión, muere de cáncer de lengua, cuando Aleister tenía entre 11 y 12 años (No hay concordancia en este dato en las biografías). Su tío materno se encargará de que su educación sea aún más rígida a partir de entonces.

A los 14 años, Aleister era un escolar rebelde, pues con una inteligencia superior a la normal y en un ambiente represivo, se salta continuamente las reglas. Desde leer a escondidas, hasta perder la virginidad con una criada.

A los diecisiete años, su madre y su tío deciden dejarle por imposible e ingresa en el Trinity College de Cambridge sintiéndose, por primera vez en su vida, libre. Sorprendentemente, no le escatiman los medios económicos, y él los aprovecha para divertirse, salir, beber o tener relaciones. Pero Aleister también estudia y mucho, aunque se niega a examinarse. Sin embargo, su erudición y seriedad en el trabajo es tal que el Profesor Hastings cuenta con él como colaborador en la «Enciclopedia de la Historia de las Religiones y de la Ética».

En esta época, se rebela contra la hipocresía social, haciéndose pasar por Conde Ruso y publicando una obra erótica: White Stains (Manchas Blancas) que se la dedica a su «pío» tío materno.

El escándalo es tal que prepara una conferencia: «La miseria sexual en Gran Bretaña, por el Doctor Aleister Crowley, escapado de la Universidad de Cambridge
». Preside la sala un tapiz indio con un enorme falo, y Aleister se dirige a los asistentes: «¡Las manchas blancas no están sólo en las sábanas sino en las gafas de los que "ven" febrilmente la perversión!».

Se hace amigo de intelectuales y artistas con continuas estancias en Londres y en París, donde conoce al escultor Rodin, al novelista Somerset Maughan, a la bailarina Isadora Duncan, a Rilke, el poeta, etc... Descubre el alpinismo, que ejerce con entusiasmo, participando en importantes expediciones a los Alpes, el Himalaya y México, generalmente acompañado del científico Óscar Eckenstein.

A los veintitrés años ingresa en la Golden Dawn, la más importante sociedad iniciática del mundo moderno, con conexiones en toda Europa y gran influencia en su historia reciente. Su jefe es Mathers y Aleister recibe el nombre de Perdurabo, montando un templo de magia blanca y otro de negra.

Otro país clave en la vida de Aleister es la India. Allí se inicia en el tantrismo, la erótica sagrada, el sexo sagrado como vía de acceso al conocimiento iniciático, que practicaría asiduamente con hombres y mujeres, y en China descubre el I Ching.

En 1901 la muerte de la reina Victoria le pilla en México, preparando una de sus escaladas. Cuando el alcalde de Amecameca le da la noticia, Aleister se pone a lanzar gritos de júbilo y a bailar una frenética danza de los pieles rojas, explicando al alcalde que la muerte de la reina era el fin del peor símbolo humano de intolerancia social y religiosa. (Quizá no conoció bien a Pio XI).


México se convierte en un país clave en su vida al entrar en contacto con Don Jesús Medina, que le introduce en la masonería y en los secretos de mayas y aztecas. Es aquí donde Aleister asegura haber verificado su método para lograr la invisibilidad y haber descubierto la llave secreta de la Gran Obra.

A los 30 años, con su esposa, Rose Kelly, llega a Egipto, haciéndose pasar por un príncipe persa. Según Aleister, por insipiración de Horus escribe "El libro de la ley": El ocaso de los dioses ha llegado y una nueva época ha comenzado. El nuevo «eon» liberará al hombre a través del conocimiento de su libro, la esencia de la ley será: «Haz lo que quieras». Según este principio no hay ley por encima de la voluntad individual.

En 1920, Aleister vive de acuerdo con el Libro de la Ley en el pueblo siciliano de Cefalú donde funda la Abadía de Thelema con sus dos amantes y sus hijos.

A Cefalú llega un joven especialmente dotado, Raoul Loveday, en el que Aleister cree ver su heredero. Pero éste muere y el escándalo hace que Mussolini ordene la expulsión de toda la comuna.

Se enfrenta entonces a una de las épocas más amargas de su vida, de la que le salvará la O.T.O. (Orden de los Templarios de Oriente) llevándoselo a Alemania. Durante el resto de su vida continuaron acosándole y acusándole, suspendiendo la publicación de sus obras y cancelando sus intervenciones públicas.

El 1 de diciembre de 1947, a los 72 años de edad, Aleister moría de una crisis cardíaca. Una edad sorprendente para un drogadicto del que se decía que tomaba once gramos diarios de heroína.

No hubo persona a la que no destrozara, juramento que no incumpliera, vicio que no probara. Su primera mujer era hermana de uno de sus amigos, una joven viuda harta del acoso de sus pretendientes, a la que Aleister ofreció «matrimonio sin consumación» para que se librase de ellos. Se casaron y, a las pocas horas, Aleister incumplía su compromiso. Ella se hizo alcohólica y murió en uno de sus delirium tremens. Antes de divorciarse, Aleister casi mata a su suegra al tirarla por la escalera cuando la echaba a patadas de su casa.

Su segunda esposa también acabó alcoholizada. Él mismo era un drogadicto que consumía heroína, cocaína, opio, hachís, marihuana, peyote y mezcal, entre otras drogas.

Era bisexual y le gustaba colgar a sus amantes boca abajo en el guardarropa y marcarles con sus dos caninos que, según dicen, se afiló con este propósito. Algunos de sus discípulos sufrieron alteraciones nerviosas, como Lord Tankerville o Victor Neuburg al que Aleister maldijo. Victor decía que esa era la razón de sus múltiples enfermedades.

Otros tuvieron menos suerte y perdieron la vida como Raoul Loveday, de quien se dijo que había sido envenenado por «La Bestia». También murió Alexis Pache, un alpinista suizo, cuando se encontraba a solas con Aleister en una escalada. Otro, Norman Mudd, se suicidó. Pero no sólo sus discípulos; también uno de sus maestros, Liddell MacGregor Mathers, murió convencido de que le aniquilaban las poderosas emanaciones mágicas procedentes de Aleister.

Los periódicos de la época le llamaron, entre otras linduras: «el hombre más perverso del mundo», «el rey de la depravación», «el hombre al que nos gustaría ahorcar», «el caníbal», «la bestia humana», y el peor insulto para un inglés de su época, «germanófilo». (Nótese cómo era catalogada Alemania antes de Adolf Hitler, como un insulto y un adjetivo peyorativo, y cómo es ahora catalogada Alemania, como el motor de Europa y un modelo a seguir en eficiencia y calidad).

Aleister, después de una vida aventurera y activa, acabó muriendo en una casa de huéspedes de Hastings, aquejado de degeneración del miocardio y bronquitis aguda. Fue incinerado en una ceremonia a la que acudieron algunos de sus discípulos y amigos en la que leyeron parte de los Textos Sagrados de Thelema, entre ellos, pasajes del Liber Legis, y también de su Himno a Pan.

Existen distintas versiones sobre las últimas palabras de Aleister en su lecho de muerte. Según el relato de John Symonds, la enfermera le había contado que Aleister le había sujetado la mano con fuerza y, con lágrimas en los ojos, le había dicho: "Estoy perplejo". Sin embargo, según un tal Sr. Rowe, que estaba presente en la habitación, Aleister dijo "A veces me odio a mí mismo". Según otra de las versiones, recogida por Gerald Suster en su biografía de Aleister, un empleado de la casa oyó un fuerte ruido en el piso superior mientras limpiaba los muebles, subió y vio a Aleister muerto en el suelo de su habitación. Finalmente, según Patricia MacAlpine, madre del único hijo de Aleister, murió pacíficamente en su lecho mientras soplaba el viento y sonaban truenos en el exterior. En palabras de MacAlpine, "eran los dioses, que lo saludaban".

Ni siquiera con su muerte cesaron los ataques furibundos, incluso del máximo representante de la justicia británica, el Ministro de Su Graciosa Majestad (Y si no creen que la realeza es graciosa, esperen a que haga mi entrada sobre el libro "Historia de la estupidez humana" y verán que sí es Graciosa Majestad), quien declaró: «Aleister Crowley es el personaje más inmundo y más perverso del Reino Unido».

Aleister goza de un profundo saber religioso por su colaboración en la Enciclopedia del Profesor Hastings. Tiene conocimientos científicos, es un excelente ajedrecista, sabe astrología y su carta astral indica que es un semidios. Además, apuntan sus seguidores, ha nacido con las señales búdicas: la lengua pegada que requirió cirugía a los dos días de su nacimiento, la fimosis de la que le operaron a los quince años y los cuatro pelos en forma de esvástica al lado del corazón que indica encarnaciones sobrenaturales.

Aleister no era sólo un iniciado en temas esotéricos, también era novelista, poeta y ensayista, y tiene más de ochenta libros escritos, la mayoría referentes a la magia, cábala, esoterismo, yoga y, en concreto, gran parte de ellos sobre su sistema MagicK, con K final, y a la filosofía o "religión" que el fundó (Thelema) gracias a las revelaciones del Libro de la Ley.

Semejante cantidad de títulos sólo es posible porque empezó a publicar con 23 años y no dejó de escribir hasta prácticamente el día de su muerte, a los 72 años de edad. (Su último libro salió en 1938, es decir, cuando tenía 63 años).

También fue traductor de obras clásicas y contemporáneas escritas en francés, de magia, poesía y esoterismo.

La contracultura thelémica fue un adelanto increíble para el tiempo de Aleister. Fue algo similar a lo que más tarde sería el movimiento hippie, con su mezcla de libertad sexual, experimentación con todo tipo de drogas, meditación, mezcla de cultos orientales y occidentales, etc. Algunas de las razones por las que se lo consideraba a Aleister un hombre perverso eran su bisexualidad y la experimentación con drogas. Tengamos en cuenta que el principio del movimiento (muy minoritario) se produjo en Gran Bretaña durante la época de la reina Victoria. Y yo añado que además, fue considerado perverso porque en sus obras da herramientas a la humanidad para valerse por sí mismo y no depender de nadie. Es decir, enseña autonomía y autocontrol, cosa que los gobiernos nunca querrán de su población.

Esta es la leyenda que le acompañó toda su vida, azuzada por la prensa durante más de treinta años. No hay perversidad, ni crimen, ni acción maligna de la que no fuese acusado.

Sin embargo hay un hecho a favor de Aleister: nunca pudieron probar nada contra él aunque lo intentaron. Basta recordar que la sociedad victoriana en la que vivió, envió a Óscar Wilde a la cárcel durante dos años por homosexual y le desterró hasta su muerte. Nada les hubiera gustado más que hacer lo mismo con Aleister. ¿Acaso fue más hábil o simplemente inocente?.

El blog encuentroconlasletras.blogspot.com recomienda la siguiente bibliografía por ser la más neutral>>
Martin Booth.
Su satánica majestad, Aleister Crowley.
Traducción de Julieta Lionetti.
Melusina. Barcelona, 2008.


Para ir a la parte 2 pica aquí


FUENTES


http://es.wikipedia.org/wiki/Aleister_Crowley
http://www.controverscial.com/Aleister%20Crowley.htm
http://www.mundoparanormal.com/docs/parapsicologia/aleister_crowley.html
http://hermetic.com/crowley/
http://encuentrosconlasletras.blogspot.com/2009/01/su-satnica-majestad-aleister-crowley.html

http://es.wikipedia.org/wiki/1875 a http://es.wikipedia.org/wiki/1930
http://de.wikipedia.org/wiki/1875 a http://de.wikipedia.org/wiki/1930
http://en.wikipedia.org/wiki/1875 a http://en.wikipedia.org/wiki/1930
Share:

2 comentarios:

  1. Vaya cantidad de información, aun estoy con la boca abierta por esa vida tan repleta de acontecimientos y sucesos. ¿alguna razón en especial por la que se haya escogido este personaje?

    DRUUNA.

    ResponderEliminar
  2. No amiga, ninguna razón especial para elegirlo. Si vieras la lista de personajes que tengo por trabajar en mi blog, se te disloca la mandíbula. Son fácilmente 200 personas a las que voy a investigar (Y cuando hice audición eran más de 500). Aunque eso sí, principalmente busco autores que hayan revolucionado con su pensamiento, hecho una propuesta, marcada época. Esos son los requisitos para estar incluido en mi velatorio. Espero tu visita la siguiente semana en donde veremos un poco de la obra de Aleister

    ResponderEliminar

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Aquí puedes comprar mis libros

Archivo del blog

Mis locuras a tu correo

Seguidores