Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 7 de agosto de 2015

Justine. Marqués de Sade (2 de 7)

Para ir a la parte 1, picar aquí
Para ir a la parte 3, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí
Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

"(...) Una delicadeza impropia te ha llevado a los pies del cadalso, un crimen espantoso te salva de él: mira  de qué sirven las buenas acciones en el mundo, ¡y si vale la pena inmolarse por ellas!" (Otra frase que busca reforzar el poder del mal sobre el bien)

"(...) Si la Providencia me hace penosa la carrera de la vida, es para compensarme de ello en un mundo mejor.  Esta esperanza me consuela, endulza mis penas, apacigua mis quejas, me refuerza en la adversidad, y me lleva a  desafiar todos los males que Dios quiera enviarme. Esta alegría se apagaría inmediatamente en mi alma si yo  acabara por mancillarla con crímenes" (Nadie dice que cometas crímenes, sólo que no seas pendeja; pero te das el lujo de serlo porque la religión te obliga)

"(...) la dureza de los ricos legitima el mal comportamiento de los pobres (...) La naturaleza nos ha hecho  nacer a todos iguales" (Esto último no es cierto, somos la misma especie pero cada uno es diferente. Por eso el  siguiente silogismo es erróneo desde su fundamento) "si la suerte se complace en estorbar este primer plan de  las leyes generales, a nosotros nos corresponde corregir sus caprichos y reparar, mediante nuestra habilidad,  las usurpaciones del más fuerte (...) Es muy difícil asegurarse contra el robo cuando se tiene tres veces más de lo que hace falta para vivir; muy incómodo no concebir jamás el asesinato, cuando se está rodeado de  aduladores o de esclavos para quienes nuestras voluntades son leyes; muy penoso, a decir verdad, ser moderado y  sobrio, cuando a cada hora se está rodeado de los manjares más suculentos; les cuesta mucho ser sinceros,  ¡cuando no tienen ningún interés en mentir!... (...) ¡quieres que nos privemos del crimen cuando sólo su mano nos abre la puerta de la vida, nos mantiene en ella, nos conserva en ella, y nos impide perderla! ¡Quieres que  perpetuamente sometidos y degradados, mientras la clase que nos domina tiene para sí todos los favores de la  Fortuna, nos reservemos sólo la pena, el abatimiento y el dolor, la necesidad y las lágrimas, la deshonra y el  cadalso!" (Todo este largo párrafo en defensa del crimen, no tiene sentido porque no somos iguales. Todos somos diferentes. El creer que todos somos iguales hace que se pierda la individualidad. Y si no hay individuo, no debo preocuparme por él, pues hay otro igual, yo, que lo substituye)

"(...) ¿Qué puede importar a los hombres o a Dios que esta parte esté intacta o ajada?" (Un criminal trata de convencer a Justine de hacerla su amante, esa parte se refiere a su himen) "Y te digo más: si la intención de la naturaleza es que cada individuo cumpla aquí abajo las funciones para las que ha sido formado,  y la única razón de existir de las mujeres es servir de goce a los hombres, resistir de ese modo a la función  que te ha encomendado es insultarla abiertamente. Es querer ser una criatura inútil para el mundo y, por  consiguiente, despreciable" (La razón de la mujer no es dar placer al hombre, así como el hombre no tiene razón de ser, tampoco la mujer. Es en nuestra complementariedad que nos damos un sentido mutuamente. Destruir la imagen de la mujer aniquila por lo tanto a la del varón)

"(...) Pero si queda demostrado que al colocar esta semilla en nuestros riñones" (¿Dónde he oído eso antes, de que el esperma viene de los riñones?  ¡Ah, sí, en el corán! ¡Vaya si pasó tiempo antes de descubrir la verdad!)

Como la Justine es bien apretada y no cede, el criminal le propone que tengan sexo anal:
"(...) En principio, la posibilidad de hacerlas es una primera prueba de que no la ofenden en absoluto. Estaría  en contra de todas las leyes de la equidad y de la profunda sabiduría, que le reconocemos en todo, que  permitiera lo que la ofende" (En base a eso, como la naturaleza permite la contaminación, está bien  contaminar... ¿Verdad que no? Todo es posible; pero sólo es válido o ético proseguir con aquellas cosas que van a favor del ser. Algo que va en contra de una naturaleza, genera un daño en el ser, tal es el caso de la radioactividad, que podamos usarla no significa que esté bien, pues daña a muchos seres) "En segundo lugar, estas pérdidas son ejecutadas cien y hasta cien millones de veces todos los días por ella misma. Las poluciones nocturnas, la inutilidad de la semilla en la época de los embarazos de la mujer, ¿no son pérdidas autorizadas por sus leyes?" (También la naturaleza permite la extinción  de especies; pero es ella quien puso las reglas y la única autorizada para manipularlas y romperlas. Y sí, me  atacarán por mi favoritismo a la eugenesia; pero eso lo defenderé en mis obras, no aquí)

"Al día siguiente nos encontrábamos a resguardo en el bosque de Chantilly" (Suena delicioso)

"(...) Son las leyes las culpables de estos crímenes, no nosotros: mientras ajusticien tanto a los ladrones  como a los asesinos, jamás se cometerán robos sin asesinatos. Como los dos delitos se castigan en igual medida, ¿por qué negarse al segundo si puede encubrir el primero?" (Pues sí, ahí no puedo decir nada al respecto) "¿De dónde sacáis además  --prosiguió esta horrible criatura-- que doscientos luises no valgan tres asesinatos?" (En la clase de historia de la preparatoria nos daban un punto por cada noticia que diéramos. Yo le dije a la maestra de un muerto por atropellamiento que presencié el día anterior y me dio el punto. Si la vida humana vale un punto en la clase de historia de la prepa, que valga doscientos luises se me hace mucho) "Siempre hay que calcular las cosas por la relación que guardan con nuestros intereses" (El problema es que sólo ven el beneficio inmediato y por eso no pueden calcular bien)

"(...) ¿Cómo queréis que no perezca aquel que, por un ciego egoísmo, pretende luchar a solas contra los  intereses de los demás? ¿Acaso la sociedad no está autorizada a no soportar jamás en su seno al que se  manifiesta en contra de ella? Y el individuo que se aísla, ¿puede luchar contra todos?, ¿puede vanagloriarse de  vivir feliz y tranquilo si, por no aceptar el pacto social, no consiente en ceder una pequeña --parte de su  felicidad para garantizar la restante? La sociedad sólo se sostiene mediante intercambios perpetuos de favores, que son los vínculos que la cimientan; aquel que, en lugar de esos favores, sólo ofrezca crímenes, deberá ser temido a partir de entonces, y será necesariamente atacado, si es el más fuerte, y sacrificado por el primero al que ofenda, si es el más débil; pero destruido en cualquier caso por la poderosa razón que obliga  al hombre a asegurar su reposo y a dañar a los que quieren turbarlo" (Aquí trata de hacer que Justine ceda al bien común, que es ser la puta de todos los criminales; pero también defiende su vida criminal dando una especie de apología como la que di respecto a que debe legalizarse el homicidio)

"(...) No es en absoluto la virtud lo que sostiene nuestras asociaciones criminales: es el interés, el egoísmo" (De acuerdo, y por ese mismo egoísmo interesado, se acabaría la criminalidad, porque cualquier podría matar en represalia)

"(...) Lo que llamamos interés de la sociedad no es otra cosa que la suma de los intereses particulares  reunidos, pero sólo cediendo este interés particular se puede coincidir y colaborar con los intereses  generales. Ahora bien, ¿qué quieres que ceda el que no tiene nada? (...) ¿no es alejarse de esta sociedad  injusta para conceder los derechos a una sociedad diferente que, situada en la misma posición que él, tenga  interés en combatir, con la reunión de sus pequeños poderes, el poder más amplio que quería obligar al  desdichado a ceder lo poco que tenía para no recibir nada de los demás? Pero de ahí nacerá, me dirás, un estado  de guerra perpetuo. ¡De acuerdo! ¿Acaso no es el de la naturaleza? ¿El único que nos conviene realmente? Todos  los hombres nacieron aislados, envidiosos, crueles y déspotas, deseosos de tenerlo todo y no ceder nada, y  luchando incesantemente por mantener tanto su ambición como sus derechos" (Por lo que veo, para Sade, todos los hombres nacen iguales, es decir, malos)

Para ir a la parte 1, picar aquí
Para ir a la parte 3, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí

Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario