Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 28 de agosto de 2015

Justine. Marqués de Sade (5 de 7)

Para ir a la parte 4, picar aquí
Para ir a la parte 6, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí


Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

"(...) Las mujeres siempre preocupadas de sus derechos, las mujeres, a las que su debilidad y su escaso valor obligan a no perder nada, se estremecen a cada instante de que se les quite algo" (Diría algo en contra de esto; pero si una mujer no se siente valiosa por sí misma y digna de merecer respeto, entonces tiene razón)

"(...) Pretender castigar a un hombre semejante es la más estúpida y la más bárbara de las intolerancias; no es  mas culpable hacia la sociedad, sean cuales fueren sus extravíos, de lo que lo es, como acabo de decir, aquel  que llegó al mundo tuerto o tullido" (Ambos merecen morir o simplemente no nacer) "(...) El hombre dotado de gustos singulares es un enfermo; es, si lo prefieres, una mujer con humores histéricos. ¿Se te ha ocurrido jamás la idea de castigar o contrariar a ninguno de los dos?" (Quitando el machismo, este tema fue tratado en mi libro Z.U.L.E.M.A., en el cual, Araceli se hace la misma pregunta, de si un ser enfermo tiene la culpa de lo que origina su enfermedad. Lean el libro para saber la respuesta)

(Para Sade, el placer es personal, por lo tanto, no debe compartirse, debe ser egoísta)
"(...) ¿no es un sofisma insostenible atreverse a afirmar que es necesario para mejorarla que sea compartida  por la mujer? ¿Acaso no es evidente que la mujer no puede compartir nada con nosotros sin arrebatárnoslo, y que  todo lo que ella roba debe ser necesariamente a nuestras expensas?"

"(...) Amar es una cosa muy diferente a disfrutar; la prueba está en que se ama todos los días sin disfrutar, y  con mayor frecuencia aún se disfruta sin amar"

Para Sade, la mujer, por lo tanto, está para dar goce al hombre, y si ésta goza:
"(...) su goce sólo es intelectual, o sea quimérico y muy inferior al de los sentidos" (Con respecto a eso,  evidentemente es al revés, puesto que existe el llanto. La capacidad de llorar nos da la muestra física de que las emociones son tan grandes en ambos géneros que es imposible decir que es inferior a los sentidos)

"(...) Si el egoísmo es la primera ley de la naturaleza, es muy probablemente en los placeres de la lubricidad  más que en cualquier otro lugar que esta celeste madre desea que sea nuestro único móvil" (Pues te equivocas, ya que en el gen egoísta vemos que la naturaleza está dispuesta a autocensurarse o a ceder con tal de tener un beneficio mayor a largo plazo)

"(...) no hay ningún tipo de sensación más viva que la del dolor" (No lo niego)

"(...) ¡somos los dueños de nuestros gustos! ¿No debemos ceder al dominio de los que hemos recibido de la  naturaleza de igual manera que la orgullosa cabeza del roble se dobla bajo la tempestad que la azota?"  (Entonces eres esclavo de tus gustos, pues no los dominas) "Si la naturaleza se sintiera ofendida por esos  gustos, no nos los inspiraría; es imposible que podamos recibir de ella un sentimiento hecho para ultrajarla" (Las cosas no son para ultrajarlas, sino para que con su disfrute ambos evolucionemos)

"(...) Nos repugnan los medicamentos, aunque, sin embargo, nos resulten saludables. Acostumbrémonos también al  mal, y no tardaremos en encontrarle sólo encantos"

"(...) En eso es como aquellos escritores perversos cuya corrupción es tan peligrosa, tan activa, que sólo  tienen por objetivo, al imprimir sus espantosos sistemas, extender más allá de su vida la suma de sus crímenes.  Ya no pueden cometer más, pero sus malditos escritos harán cometerlos, y esta dulce idea que se llevan a la  tumba les consuela de la obligación en que les pone la muerte de renunciar al mal" (¿Te confesaste aquí, Sade?)

"(...) El imperio de la belleza obliga al respeto; a pesar de su corazón, el malvado más corrompido le rinde  una especie de culto que jamás infringe sin remordimientos" (La belleza física es demostración de belleza genética, por lo que en un mundo de gente bella, sólo las virtudes serán diferenciadoras para elegir pareja)

"(...) ¿Debo temer perder a tres o cuatro hombres a cambio de salvar a millones de individuos que su política o su ferocidad sacrifica?" (Hay que preguntarle a Maquiavelo; pero para mi punto de vista, 3 ó 4 hombres son sacrificables... el problema es que no se sacrifican a los correctos)

Para ir a la parte 4, picar aquí
Para ir a la parte 6, picar aquí
Para ir a Eugenia, picar aquí



Para ir a mi ensayo sobre la filosofía de Sade, picar aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario