Fantasmas
Rosa 13
Z.U.L.E.M.A.
Títeres
Honoria
Cuentos Cortos
Historias Cruzadas

viernes, 2 de septiembre de 2016

Conversar y convencer (4 de 6)

Para ir a la parte 3, pica aquí

Para ir a la parte 5, pica aquí

10 ESCUCHAD... SINCERAMENTE

“(...) Es mucho más difícil escuchar como se debe, que hablar”

“No hay conversación que pueda ser sostenida donde no se ha establecido contacto mental”

“Hay gente que fracasa en su papel de oyente debido a su cobardía mental. Tienen miedo de oír nuevas opiniones”

“(...) No hay conversación que pueda sobrevivir por mucho tiempo sin entusiasmo, pero una dosis excesiva puede estropear el aroma. (…) os sentís tan enamorados de vuestras ideas que no tenéis tiempo de escuchar las de los demás”

Hay momentos en los que el silencio es aceptable. “(...) Es necesario dar tiempo a la respiración mental”, sobre todo durante una conversación profunda

Hay dos tipos de silencios negativos. El de aquel que no habla porque está aburrido o en desacuerdo y no pueden rebatir; el otro es el de aquellos que no hablan porque tienen el cerebro vacío

“(...) Que vuestro rostro, vuestros ojos y todo vuestro cuerpo den pruebas de atención”

“Escuchar es una de las maneras de aprender”

El silencio del oyente le permite meditar, captar información, y pensar bien sus palabras antes de hablar

“(...) La persona que practica el control de su palabra posee una cualidad que causa impresión. Todo el mundo quiere hablar y mucha gente habla demasiado”


11 ¡QUISIERA NO HABER DICHO ESTO!


“(...) Una vez dichas,” (las palabras de las que nos arrepentimos) “no pueden ser ya borradas. Las excusas y el perdón pueden suavizarlas, pero no anular las palabras pronunciadas”

“(...) cualquier tema puede, en determinadas circunstancias, convertirse en embarazoso. Pensad siempre, pues, en el peligro que corréis con vuestras observaciones personales. (…) El momento del tacto empieza antes de hablar, no después”

“(...) No hay necesidad de ser rudo para ser franco, como no hay necesidad de mentir para tener tacto”, (el tacto es) “más una cuestión de corazón que de cerebro”

“Las personas de limitados intereses, y cuyo conocimiento de la gente es superficial, generalmente carece de sensibilidad”

Muchos se enorgullecen de ser distraídos, algunos quieren hacerse los graciosos y acaban cayendo mal; pero hay otros que dicen tener una mente saturada. “(...) una mente tan ocupada que no tiene espacio para las ideas o intereses de los demás debe ser parcialmente vaciada, antes de llevarla a la compañía de otras mentes”

“La verdadera base de la distracción es la falta de orden mental”

“(...) Para ser una persona completa es necesario tener pleno dominio de nuestra mente”

“En la conversación, el distraído es verdaderamente desastroso. Es responsable de interrupciones, respuestas inadecuadas, abruptos cambios de tema y preguntas indiscretas”

El traductor de esta edición, Manuel Bosch Barret, hizo esta nota al pie: “El traductor, que adolece de este defecto de olvidar los nombres, suele preguntar: “Perdone, ahora no recuerdo su nombre...”, y cuando el otro dice: “Pérez”, exclama: “No, Pérez ya lo sabía, su nombre de pila...” Y cuando dice: “José” exclama: “¡Ah, sí, perdone!” Inútil decir que si el otro dice primero “José”, lo que no se recordaba era Pérez””

“(...) un fanático no pertenece nunca a un círculo donde se practique la conversación”

Ante la falta de tacto o las preguntas incómodas, tomar todo con humor. Es la mejor arma para evadir estos problemas. Si no funciona, retirarse inmediatamente y con cortesía de la plática

La autora cita a Voltaire “<<Desapruebo lo que decís, pero defenderé hasta la muerte vuestro derecho a decirlo>>”, y lo usa para decir que esto no aplicará nunca para los chismes



12 CONVERSACIÓN LIGERA


Se refiere a las charlas que no tocan temas serios. Mucha gente rehuye de ellos porque los considera frívolos o indignos; peo son totalmente válidos, y a veces hasta divertidos

“No hay que confundir la charla con la mezquindad, como la chismografía de vecindario, temas personales y necias trivialidades”

“(...) ¡No tratéis de causar impresión con vuestra charla! No creáis que tenéis que mostraros erudito, serio o intelectual, cada vez que abrís la boca. Mostraos natural, tened gracia y seréis divertido; y todo el mundo pasará un buen rato”

“Al referir un cuento cercioraros bien de que no empezáis una historia que no podréis terminar”

“No es indispensable dar todos los detalles con tal de que recordéis el tema general de la historia”

“Una buena historia no debe alargarse demasiado. Debe estar despojada de detalles secundarios y enojosos apartes. Las mejores historias son las más breves”

“(...) El éxito de una historia larga depende de la manera de contarla”

No hay comentarios:

Publicar un comentario